¿Qué ocurre cuando mi perro se hace mayor?
Perro mayor
Perro mayor. Foto: Derek Sears en Unsplash

¿Qué ocurre cuando mi perro se hace mayor?

Los cuidados básicos de los perros deben realizarse en todas las etapas de la vida del perro, pero sobre todo cuando son cachorros y ancianos. Aunque muchos no le prestan la debida atención a su mascota, es durante la vejez cuando los perros necesitan una atención más específica y un cuidado especial.

Lo normal es que los perros vivan entre 12 y 16 años. Pero los perros más pequeños suelen vivir más que los grandes. Un mastín de 80 kilos tiene una esperanza de vida de ocho a diez años, mientras que un perro de raza pequeña puede vivir hasta 16 años o incluso más.

Al envejecer, el perro entra en una nueva rutina y experimenta cambios en su grado de energía, su estado físico y sus funciones fisiológicas.

Cómo se calcula la edad del perro

El clásico cálculo de «un año de una persona equivale a 7 años del perro” es una manera fácil de calcular la edad de un perro. Puede servir como referencia, aunque no es la forma más rigurosa de estimar la edad de los perros.

Para hacer la equivalencia entre la edad canina y la humana, es más exacto multiplicar por 6 en el caso de razas más grandes, que tienen una esperanza de vida menor, y por 9 en el caso de perros más pequeños, que son más longevos.

Un yorkshire de 14 años puede considerarse que tiene una edad aproximada de 84 años en un humano, mientras que un perro de raza gigante con tan solo 10 años serían unos 90 años humanos.

Existen otros condicionantes en este cálculo, como pueden ser:

  • Los perros braquicéfalos, como el bulldog o el bóxer, tienen más problemas respiratorios que afectan al corazón y tienen impacto negativo en los años de vida.
  • Un perro bien cuidado tiene mayor calidad de vida y será más longevo (vacunas, cuidados, revisiones por el veterinario, una buena alimentación, ejercicio, tener el cariño de la familia…).

Podemos considerar que un perro de raza grande comienza a ser mayor a partir de los 6 o 7 años de edad. Mientras que en el caso de las razas pequeñas se consideraría a partir de los 10 años.

Es a partir de estas edades cuando los veterinarios suelen realizar alguna revisión en busca de signos de vejez.

Los signos de envejecimiento en los perros

Perro envejecido
Foto: Robin Jonathan Deutsch en Unsplash

En la actualidad los perros tienen una esperanza de vida mayor y además alcanzan la vejez en óptimas condiciones sanitarias debido a la mejora constante de la profesión veterinaria. Cada perro, al igual que cada ser humano, es diferente. Pero estos son algunos de los signos habituales que observamos con un perro envejece:

Se vuelve más lento

El punto álgido de energía de un perro se produce cuando es cachorro y está en esa fase de descubrir el mundo. Por otro lado, la serenidad y la calma de un perro llegan en su vejez. Es común en esta etapa que los perros sean más lentos y estén menos dispuestos a dar largos paseos y a jugar.

Podrás notar que el perro va un poco más lento a medida que envejece. Esto no siempre es así, pero observa pequeños cambios en la forma en que se levanta, se yergue, sube o baja escaleras… ¿Tiene alguna duda o rigidez? ¿Cuándo el tiempo cambia (lluvia, frío…) lo hace peor?

La artritis es común en los perros a medida que envejecen, especialmente en las razas grandes. La artritis puede aparecer en cualquier articulación, más comúnmente las patas, cuello y lomo (columna). Hay medicamentos que ayudan a aliviar el malestar de la artritis, aunque también se puede optar por la fisioterapia para animales.

Otra posible causa es el hipotiroidismo, un trastorno endocrino común en los perros. Este síndrome se diagnostica fácilmente y se trata con los adecuados cuidados veterinarios. Consulta al veterinario si observas estos síntomas.

Coloración gris alrededor de la cara o el hocico

No es matemático, pero a muchos perros les salen algunas canas en esta zona a los 5-6 años de edad.

Pérdida de audición y visión

¿A tu perro le cuesta despertarse o se sobresalta fácilmente si te acercas por detrás? La pérdida de audición o sordera puede ser una razón para ello. No hay mucho que se pueda hacer ante la pérdida de audición relacionada con la edad, pero se debe hacer un examen veterinario para descartar otros problemas médicos, como una infección, un tumor o simplemente un cuerpo extraño metido en el oído.

Si tu perro sufre pérdida de audición, estate atento para protegerle de ciertos peligros, como coches que no puede oír (o ver). Los perros aprenden y se entienden bien señales con la mano con instrucciones, como acercarse, quedarse quieto, sentarse… Puede ser una buena idea entrenar a tu perro desde joven a entender estas señales básicas, que después utilizarías llegada esta situación.

Ojos grisosos o azulados

A medida que envejecen, los ojos de perros a menudo muestran una especie de capa o neblina azulada y transparente en la pupila. Este es un efecto normal del envejecimiento, y el término médico para esto es la esclerosis lenticular. La visión no parece verse afectada. No es lo mismo que las cataratas. Las cataratas son de color blanco y opaco, y la vista puede verse afectada por las cataratas.

Atrofia muscular

La pérdida leve de masa muscular, especialmente en las patas traseras, puede relacionarse con la vejez. Algún tipo de atrofia muscular, especialmente en la cabeza y los músculos del vientre, pueden significar enfermedades como miositis masticatoria o la enfermedad de Cushing. Consulta al veterinario si observas pérdida de músculo en el perro.

Si el cuerpo del perro está más rígido por la mañana o se queda bloqueado durante alguna actividad física, podría ser un signo de artritis o de algún proceso inflamatorio.

Estas características están presentes comúnmente en el perro durante la vejez, haciendo de este período que sea necesario acudir más a menudos al veterinario para evaluar sus condiciones vitales y realizar los cuidados pertinentes.

Disminución del apetito

La rigidez en el cuerpo que mencionamos antes, puede hacer que el perro se sienta incómodo al arquear el lomo, o incluso la disfunción de algún órgano o problemas en los dientes pueden producción cambios en el apetito.

Por lo tanto, es recomendable que el propietario siga de cerca este cambio y lo comente en las visitas al veterinario. En algunos casos será necesario el uso de medicamentos, vitaminas o suplementos vitamínicos, o incluso la ayuda del dueño para favorecer que coma.

Aumento de la sed

Los perros mayores suelen tener más sed, ya que existe una mayor pérdida de agua en el cuerpo. Sin embargo, este aumento de la sed también puede ser señal de infecciones del tracto urinario, problemas hormonales o insuficiencia renal o hepática.

Incontinencia urinaria

Dado que hay aumento de la sed y bebe más, el perro tendrá más necesidad de orinar. Además, justamente en la vejez, los perros tienen más dificultad para controlar esa necesidad de orinar, aunque en casos graves la incontinencia urinaria está ligada a un desequilibrio hormonal o fallo de órganos.

Precisamente por sufrir tantos cambios físicos en esta etapa es importante contar con la ayuda de un veterinario que vaya observando estos pasos.

Consejos para prolongar la vida de tu perro

Las dietas para perros mayores, medicamentos específicos para ancianos y sobre todo, nuestro mayor conocimiento y compresión hacen que los perros puedan vivir más años y con más calidad. De todas maneras siempre está bien recordar algunos consejos para que su vejez sea lo más larga y saludable posible.

Dieta específica

Al envejecer un perro también lo hacen sus órganos, haciéndolo más vulnerable a enfermedades y sobre todo a problemas articulares. También empiezan a aparecer los problemas de salud comunes a ciertas razas.

Las antiguas carreras, saltos y sobrecarga de ejercicio pueden conducir a artrosis. Una de las mejores maneras de velar por la salud de un perro anciano es aportarle una dieta especialmente seleccionada para él y su estilo de vida, con proteínas de alta calidad o suplementos beneficiosos como las glucosaminas, excelentes para las articulaciones.

Hay alimentación específica para apoyar a perros con osteoartritis, enfermedad renal, obesidad, deterioro cognitivo, letargia y muchos otros problemas de salud comunes en ancianos.

Examen veterinario

Por regla general, los perros más grandes entran en la vejez antes que las razas más pequeñas, pero el tamaño no lo es todo y cada perro es diferente. El veterinario es el mejor juez para dictaminar cómo envejece un perro en concreto.

Los perros viejos deberían ser examinados dos veces al año a fin de registrar los cambios en su estado de forma y su salud en general. Sin embargo el propietario es el mejor indicador del estado de salud, ya que conoce a su perro más que nadie y puede detectar cualquier cambio, cualquier signo de que su perro está envejeciendo: se cansa, cojea, gana peso, sordea, aparecen opacidades en los ojos…

La comunicación entre el propietario y el veterinario será esencial para detectar precozmente cualquier problema de salud. En los exámenes de perros ancianos se suelen valorar la función hepática, la renal, el páncreas y el estado hormonal.

También son necesarios análisis de sangre para controlar los recuentos de glóbulos blancos y rojos, junto con una radiografía de tórax para asegurar que el corazón tenga su tamaño normal y que los pulmones están libres de masas.

Ejercicio físico

El ejercicio es fundamental en cualquier etapa de la vida: ¡incluso en la vejez! Ahora bien, debemos tener presente que un perro anciano no debe estar sometido a un sobrejercicio, caminar y nadar sería lo ideal.

El movimiento suave y continuado reducirá la rigidez articular y el dolor y a su vez ayudará a controlar el peso. Si no se mueve engorda, y si engorda se cansa y no se mueve. Para salir de este bucle lo mejor es iniciar un plan diario de ejercicio moderado y suave, que además de ayudarle a él nos beneficiará a nosotros.

En perros con movilidad limitada puede ser interesante la realización de masajes a fin de activar la circulación sanguínea y de movilizaciones articulares para mejorar la movilidad de las extremidades y prevenir artrosis.

Juegos

Ejercitar de la mente de un perro mayor es tan importante como el ejercicio físico. Los perros ancianos tardan más en aprender una nueva orden o un juego nuevo, pero lo disfrutarán tanto como lo hicieron cuando eran cachorros. Un nuevo juego o truco añadirán emoción a la vida de un perro mayor y mostrará mayor interés por las actividades diarias.

Hay que asegurarse de utilizar un juguete nuevo para el nuevo truco, así añadiremos más diversión al juego.

Higiene

Los cuidados higiénicos no conocen de edades. Los baños deben proseguir incluso en edad avanzada, cuidando que el perro no pase frío durante los mismos. Champús de uso frecuente, queratorreguladores, hipoalergénicos, etc. pueden usarse siempre que aclaremos bien al finalizar el baño.

No debemos olvidarnos de la higiene de la región anogenital, los ojos y las orejas, así como inspeccionar periódicamente las plantas de los pies para asegurarnos que no haya cuerpos extraños incrustados y que podrían provocar dolor, malos apoyos y cojera.

También es importante mantener una correcta higiene bucodental, ya que la gingivitis y la enfermedad periodontal aumentan su presentación a partir de la edad adulta.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

Añadir comentario
  • Mi perro es mezcla, pitbull y bóxer tiene 16 años yel pobre padece de dos quiste inginal entre los testículos y el año un bulto que sangra Mancha en los pulmones sopló en el corazón las patas trasera inchadas y apenas come se tira días sin comer y defeca muy blando mi pregunta es, la eutanasia sería conveniente para que no sufra más el perro o que podría hacer

    • Hola Ana,
      Lamentablemente, nuestros animales de compañía envejecen muy deprisa y esto hace que al no poderles ayudar nos sintamos impotentes y pasemos malos ratos. Nuestra opinión es la de no eutanasiar en ningún caso que sea imprescindible, y según leemos, tu perrito a pesar de los problemas asociados a la vejez, disfruta de una buena calidad de vida. Por lo tanto te desaconsejamos eutanasiarle por este motivo. Intenta disfrutar de él al máximo y darle alimentos de calidad y un poco de ejercicio…¡y muchos mimos!

  • Hola
    Hace 4 años y medio adopte una perrita bulldog, poco después de ese día empecé a tratarla de leishmania ( la protectora nos lo ocultó)
    No sabemos su edad, tenemos como datos que antes de que llegara a nuestro hogar ella ya había parido en diversas ocasiones,
    Vive desquiciada con picores ( ya le damos la medicación que el veterinario nos recetó) pero parece que empieza a perder efecto.
    Se está quedando ciega, no quiere pasear, se esconde en rincones y debajo de las sillas ( antes nunca se metía en esos sitios, parece ser que tiene sueños por los ruidos que hace al dormir, el andar le ha cambiado a parte de más lenta me da la sensación que tiene atrofia en las patitas de atrás, tiene alopecias es partes del cuerpo…( todo esto y alguna cosa más )
    Me descuadra lo de meterse debajo de La sillas y rincones, por que se aparta de nosotros ???
    *El resto de síntomas son tratados por veterinarios.

    • Hola Jose. Por lo que cuentas, es posible que tu perra tenga ya cierta edad y eso sea precisamente la fuente de sus problemas. Teniendo en cuenta que está controlada de la leishmania, todo lo demás es posible que sea debido a su edad y quizá otras condiciones. El que no quiera pasear puede deberse a un exceso de peso, a artritis (o artrosis) o a algún problema de comportamiento debido a una degeneración neurológica. Hay que descartar que no tenga un síndrome de disfunción cognitiva y, mientras tanto, podrías alimentarla con algún pienso específico para gerontes tipo Natura Diet Senior, Royal Canin Ageing o Hill’s b/d Ageing & Alertness.

  • Mi perra es una golden, hace una semana le dio diarrea y vomito una vez, le hicieron examenes (coprologico, sangre y parcial de orina), todos salieron bien, pero desde que tuvo diarrea solo recibe una comida al día. Cumple en Abril 9 años, es normal que deje de comer por la edad. Antes de todo esto era de muy buen apetito, que mas exámenes le debemos hacer?

    • Hola Carolina. No debes preocuparte mucho porqué la hicieron las pruebas que correspondían con la sintomatología que presentaba. Quizá se purgó o se comió algún objeto extraño, además es normal que tras un problema digestivo y hasta que no se encuentre bien del todo sea reacia a comer mucha cantidad. Mientras coma, beba y haga sus deposiciones con cierta regularidad y normales de aspecto, no te preocupes. Dale comida para perros seniors que ya le toca por edad y piensa que con 9 años es una perra madura pero aún le quedan muchos años por delante si recibe buenos cuidados.

  • Hola tengo una perrita chow chow con cocker mediana estatura tiene 16 añitos ya casi perdió vista olfato y audición, tiene momentos de euforia y otros de mucho dormir. El problema es que se sienta para hacer pipi e incluso se echa sobre el pipi . La hemos encontrado comiendo su popo. Qué podemos hacer, toda la casa huele a pipi y es muy molesto. NO la quiero aislar, que me aconsejan?

    • Estimada Vilma, es muy posible que debido a la edad de tu perrita tenga algún tipo de alteración neurológica como por ejemplo el síndrome de disfunción cognitiva (una especie de Alzheimer), aunque normalmente se acompaña de algún otro síntoma como la desorientación o el descanso alterado (duermen de día y están despiertos de noche). Debido a su avanzada edad y al cuadro que presenta deberías llevarla al veterinario para que le haga una visita completa.

  • Hola, mi perro va a hacer 12 años y está físicamente genial. Mi consulta es más de conducta, cuando salimos de paseo hay veces que se obceca en irse para casa y no hay quien lo obligue a ir en otra dirección. Ya se puede quedar sin hacer caca que le da igual, también influye que es muy miedoso.
    Mi pregunta es, puede ser que por los años se haya vuelto más testarudo o es algo puntual? Muchas gracias

    • Hola Natalia, cuando un perro se hace mayor es imprescindible visitar al veterinario con cierta regularidad a fin de descartar posibles enfermedades asociadas a la vejez, aunque aparentemente se encuentren bien. Quizá tu perro se canse por algún problema de corazón o tenga dolor en alguna articulación y por eso rehuya a los largos paseos que se daba cuando era más joven. Antes que pensar en problemas de comportamiento siempre debemos descartar posibles problemas médicos con una buena exploración veterinaria.

  • Tengo a mi perra con 16 años, tiene un bulto grande y otros en las mamas, tiene taquicardia, yno la,pueden examinar de lo nerviosa que se pone, tose mucho la veo fatal, me da pena que sufra, va a peor qye debo hacer

    • Hola Rosario. Debido a la compeljidad del estado de salud de tu perra y de su avanzada edad te aconsejamos que visites a tu veterinario de confianza ya que, aunque se ponga nerviosa en consulta, hay que llegar a un diagnóstico para poder conocer qué le ocurre y cómo puede ser tratada.

  • Hola. Hace un mes mi Yorkshire de 15 sos, dejo de andar con las patitas de atrás….tenía la enfermedad de cushin, lo lleve al veterinario y me aconsejó la eutanasia, dijo que no volvería andar y que a partir de ahora y debido a su edad iría a peor……yo di mi consentimiento pero ahora la sensación de culpa es superior a mi……que puedo hacer?

    • Estimada Rosario, debes comprender que dar el consentimiento de eutanasia en una situación así y según consejo del veterinario es un acto humanitario muy importante. Alargar el sufrimiento de tu Yorkshire con esta enfermedad y estado general en el que se encuentra sí sería un acto de distanasia, es decir, de obstinación en prolongar la vida y retrasar la muerte en un acto de egoismo por tu parte. Coméntalo con tu veterinario antes de tomar cualquier decisión.

  • Hola, buenas! Nuestro perro mezcla de mastín y pastor alemán tiene 8 años y desde hace unos meses ladra dentro de casa cuando no lo hacía nunca y sin sentido al aire, a las ventanas, tb lo hace durmiendo por la noche y nos despierta con sustos terribles. A veces lo acompaña de gruñidos graves que antes sólo hacia en caso de que se acercara un desconocido al jardin. La mayoria de las veces, le hablamos y normalmente se calla. Puede ser demencia senil?

    • Hola Rakel. Es imprescindible que lleves a tu perro al veterinario ya que podría sufrir alguna enfermedad orgánica, algún tipo de dolor o incluso un síndrome de disfunción cognitiva, una especie de demencia senil relativamente frecuente en perros. Sin una buena exploración y si hace falta pruebas complementarias es difícil dar con el diagnóstico adecuado.