Aspectos básicos en la limpieza y el aseo del perro
Cortando los pelos de las orejas de un perro

Aspectos básicos en la limpieza y el aseo del perro

Mantener a tu perro limpio y bien cuidado implica mucho más que tenerlo libre de suciedad y oliendo bien. El aseo del perro es una cuestión de salud. Hay muchas cosas del aseo del perro que no son visibles ni evidentes pero que influyen en la salud del animal, como son la limpieza de los oídos, de los dientes o el recortado de las uñas.

Pero, mientras que cepillar o bañar al perro es una cuestión que podemos considerar de primera necesidad cuando el perro está en casa (a nadie le gusta tener compañeros sucios y malolientes) las otras cuestiones a veces pueden dejarse un poco de lado, y son igualmente importantes.

La importancia del cuidado de tu perro

Preparando el baño a un perro

Mantener bien aseada y cuidada a tu mascota es esencial por muchas razones. Lo más obvio es que una buena higiene influye en su salud, pero hay otros muchos motivos y razones que justifican la importancia de los cuidados para perros para mantener su aspecto.

Mantener bien aseada y cuidada a tu mascota es esencial por muchas razones. Lo más obvio es que una buena higiene influye en su salud, pero hay otros muchos motivos y razones que justifican la importancia de los cuidados para perros para mantener su aspecto.

Socialización

Cuando se trata de perros, y también de gatos, así como de cualquier otra mascota, realizar algunos rituales de aseo diario ayuda a que el animal se acostumbre a ser tocado.

Cepillar el pelo de tu perro todas las noches puede ayudar a que dueño y mascota compartan un momento de relajación.

Los perros son animales que, convertidos en mascotas, solicitan atención. Esa esta atención la que conseguirá que se acostumbre a acostarse con calma, desenredas su pelaje, le cortas las uñas o le bañas.

Como ves, los cuidados para perros no se reducen únicamente a bañar o cepillar, sino también en prestarles atención para fortalecer rutinas.

Control de pérdida de pelo

La pérdida de pelo de los perros es un problema importante que puede remediarse con un buen mantenimiento. Aunque no se puede evitar por completo la caída, el cepillado diario y los baños regulares con un champú acondicionador ayudarán a reducir la necesidad de sacar el aspirador para limpiar la alfombra.

A veces es más fácil y mejor dejar a tu mascota en las manos de un profesional. Un peluquero canino bien formado conocerá la manera adecuada de cuidarla, ya que tienen conocimientos específicos sobre cada raza, como por ejemplo el mejor tipo de corte de pelo.

Evitar problemas médicos

Algunas acciones como revisar los ojos, los dientes y los oídos del animal con regularidad, pueden ayudar a evitar problemas médicos importantes.

Algunas razas de perros y gatos son susceptibles a enfermedades que pueden detectarse temprano simplemente prestándo atención y controlando minuciosamente todo el cuerpo del animal durante el aseo diario.

Salud dental

Cepillar los dientes de una mascota es otro ritual que debería realizarse regularmente. La salud dental de una mascota puede tener efectos muy positivos en su bienestar físico general.

Al mantener los dientes de tu perro limpios también ayudas a mantener al animal libre de infecciones, lo que podrás comprobar en los primeros controles veterinarios tras comenzar a cuidar su salud dental.

Buena apariencia

Los animales se sienten mejor cuando están arreglados y también tienden a verse mejor. También son mejor aceptados y, por lo tanto, reciben más atenciones y cariños.

Esa es otra razón de peso para mantener a tu mascota en las mejores condiciones atendiendo sus necesidades con regularidad. Si no dispones de tiempo para ofrecer estos cuidados para perros, no hay mejor opción que acudir con regularidad a la peluquería canina para que se ocupen de hacerle sentir bien.

Básicos del aseo del perro

Pasando el cepillo a un perro

El baño del perro

Los perros necesitan el baño regularmente, al igual que las personas. La diferencia es que los perros no necesitan baños frecuentes. Hablando de mascotas que viven en ciudades y duermen en casa, podríamos decir que un baño al mes es una frecuencia adecuada, aunque la raza del perro y el ambiente en el que vive y juega determinará en gran medida la frecuencia óptima de baño, por lo que no se debe tomar esto al pie de la letra.

En cualquier caso, se recomienda que no se bañe al perro más de una vez a la semana. Además, es importante tener en cuenta que no se puede utilizar el jabón de baño ni el champú de los humanos, sino que es necesario usar productos formulados específicamente para los perros.

Cepillado para el aseo del perro

El cepillado sirve para eliminar suciedad acumulada y a prevenir la irritación de la piel mediante la eliminación de pelo muerto del pelaje del perro. Además, el cepillado permite controlar dónde van a para esos pelos muertos, lo que ahorra tiempo en limpieza del hogar.

En cuanto a la frecuencia, los perros pueden ser cepillados cuanto se necesite, teniendo en cuenta que, cuanto más largo tienen el pelo más frecuencia de cepillado necesitarán.

Recorte de uñas

A menos que se trate de una mascota muy activa al aire libre, la mayoría necesitará un recortado regular de sus uñas, normalmente entre una vez a la semana y una vez al mes, con cortauñas especiales (nunca con herramientas que no sean específicas para este fin).

El problema es que muchas personas ven esta tarea con miedo y temor. En estos casos, y siempre que exista dificultad, es bueno consultar con el veterinario o incluso llevar al perro a la peluquería canina. En este caso, el peluquero canino puede realizar de manera profesional todas las tareas de aseo del perro necesarias.

Limpieza de oídos y orejas

Es muy importante que el perro tenga los oídos y las orejas bien limpias para que puedan cumplir con sus funciones para la escucha y el equilibrio. Mantener las orejas limpias es fundamental para que pueda entrar aire para facilitar la limpieza del oído de forma natural.

La frecuencia de limpieza dependerá del tamaño de las orejas del perro, siendo recomendable una limpieza semanal para los perros de orejas grandes.

Limpieza de oídos y orejas para el aseo del perro

Limpieza dental y bucal

Para una buena salud bucodental del perro es importante tomar medidas. Existen elementos que facilitan la limpieza bucodental, como juguetes o ciertos alimentos. También existen cremas dentales y cepillos especiales para una limpieza más profunda, aunque esta tarea no siempre es fácil.

En cualquier caso, cuando se observan problemas bucodentales, incluido mal aliento, es necesario acudir al veterinario.

Corte de pelo

Muchas razas necesitan que se les corte el pelo. Dejando aparte cuestiones estéticas, la mayoría de los propietarios suelen dejar esta labor en manos del peluquero canino, puesto que la cuestión no es tan simple como pasar una maquinilla o coger una tijera.

Glándulas anales

Los sacos o glándulas anales se localizan debajo de la cola a ambos lados del recto. Contienen una sustancia de desagradable olor que se desaloja de las mismas con cada deposición del can. Pueden ser vaciadas también manualmente por el veterinario o el peluquero canino, pero, de cualquier modo deben ser revisadas por si aparecen signos de que algo no está funcionando correctamente.

Errores a evitar

El pelaje, las orejas y las uñas de tu mascota cuentan una historia sobre su bienestar mayor de lo que te imaginas. La preparación y el aseo es más que algo superficial, sino que ayuda también a mantener a tu mascota cómoda y con buena salud. Por ello hay que evitar ciertos errores en el aseo del perro y del gato.

Cepillar al perro o gato puede parecer una tarea sencilla, pero no hacerlo bien puede ocasionar problemas mayores. En algunas razas de perro, como los que tienen doble manto grueso, puede cepillarse la superficie, pero si no se llega a la piel, se pueden formar tirones y nudos, que pueden llegar a tensarse. Esto es un círculo vicioso: los enredos se forman porque no se cepilla profundamente y, como esto no se hace, los enredos pasan desapercibidos.

Para ayudar a evitar los problemas derivados de un mal cepillado es importante comprometerse con una rutina de cepillado o acudir a un peluquero canino profesional.

Uno de los errores en el aseo del perro o del gato también es pensar que todo termina con el pelaje de tu mascota. Sus orejas y uñas también deben ser atendidas apropiadamente.

Las orejas son especialmente importantes, y no solo por fuera. Debes prestar mucha atención al interior de las orejas de tu mascota. Es contraproducente limpiar las orejas con demasiada frecuencia, porque puede afectar al sistema de limpieza interno de la oreja.

Las uñas también son importantes. Las uñas de un perro deben mantenerse cortas y parejas. Si puedes escuchar las uñas de tu perro haciendo clic en el suelo es que están demasiado largas. Con frecuencia, las uñas son demasiado largas porque las personas tienen miedo de recortarlas.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario