Habilidades necesarias para ser peluquero canino
Cómo ser peluquero canino|Cómo ser peluquero canino|Cómo ser peluquero canino

Habilidades necesarias para ser peluquero canino

La peluquería canina es una profesión en expansión cada vez más demandada. Pero, para ser peluquero canino y dedicarse de manera profesional a ello, a día de hoy, son necesarias algunas capacidades y habilidades más allá del gusto por trabajar con perros.

Cómo ser peluquero canino

Un buen peluquero debe tener

Habilidades de atención al cliente

Aunque la mayor parte del tiempo se trabaja con un perro, antes de tratar con él hay que tratar con su dueño. Esto, que parece una obviedad, es fundamental. De hecho, por mucho que te gusten los perros y por muy bueno que seas en tu trabajo, si no eres capaz de conectar con los propietarios de los perros va a ser muy difícil que desarrolles tu carrera como peluquero canino profesional. Por eso, ser peluquero canino requiere que seas capaz de comunicarte de forma eficaz con las personas y que conozcas a tu clientela.

Coordinación óculo-manual

Además de conocer los estilos y tendencias y ser capaz de recomendar la mejor opción, un buen peluquero canino tiene que tener una coordinación óculo-manual excelente y ser capaz de controlar sus movimientos y mantener el pulso. Esto es más delicado de lo que parece a simple vista.

Paciencia: clave para ser peluquero canino

La paciencia es una de las habilidades más necesarias en cualquier profesión, especialmente si se trabaja de cara al público. En la peluquería canina no es menos. De hecho, ser paciente es fundamental para ser peluquero canino, tanto en lo que se refiere en el trato con los perros como en el trato con sus dueños.

Dominio de perros temperamentales

Un buen peluquero canino debe tener un buen conocimiento del comportamiento de los perros y sobre cómo manejar a aquellos que muestren distintos problemas de comportamiento. Además, deben saber actuar de forma segura y saber adaptarse a las diferentes circunstancias que se pueden presentar.

Conocimientos básicos de salud y anatomía canina

Como parte de su trabajo, los peluqueros caninos deben ser capaces de detectar signos de problemas de salud, como parásitos, irritaciones en la piel, infección, heridas, etc. Un conocimiento general de los problemas comunes de salud es esencial para hacer este trabajo correctamente.

El peluquero canino debe informar al propietario si se descubre cualquier problema que deba ser atendido por un veterinario. Además, un buen conocimiento de la anatomía canina es también interesante para ejecutar bien las técnicas de corte o como base para un buen estilismo canino.

Consejos para ser buen peluquero

Características que definen a un buen peluquero canino

La preparación del perro es una profesión que está creciendo rápidamente tanto en popularidad como en demanda. Pero un buen peluquero canino no es solo el que hace un gran corte de pelo, hay otras características tan importantes (o incluso más) que le definen.

Lo primero es la salud y la seguridad

Un buen profesional de la peluquería canina pone en primer lugar la salud y la seguridad de su mascota. Los accidentes ocurren, lo importante no es solo es qué medidas se ponen en marcha para prevenirlos, sino cómo se gestionan y la honestidad a la hora de informar sobre el problema.

Una cuestión importante que hay que valorar en el peluquero canino es que se interese por las vacunas y la salud del perro, y exija que los animales estén perfectamente sanos y vacunados. Es una manera de proteger al resto de clientes caninos y una forma de asegurarse de que se toman medidas para evitar contagios.

El perro termina tranquilo tras la cita

Ir al peluquero canino puede ser estresante para los animales. Pero eso no significa que tenga que ser algo traumático. Que el animal salga relativamente tranquilo de su cita es una buena señal.  Un buen peluquero entiende cómo trabajar incluso con las mascotas más reticentes y desafiantes.

El peluquero y el centro rebosan profesionalidad

Las primeras impresiones son importantes. Tanto el peluquero como el centro deben dar una buena primera impresión. Limpieza, orden, buen ambiente y buen trato son cuestiones importantes, que irradian tranquilidad y profesionalidad.

Profesional certificado y con buena formación

La industria de la peluquería canina no está regulada, lo que significa que cualquiera puede abrir un centro de este tipo. Entonces, ¿cómo saber si un peluquero está cualificado para atender a nuestro perro?

Es fundamental asegurarse de que el peluquero canino ha recibido capacitación profesional en una escuela acreditada y de prestigio. Muchos profesionales exponen sus titulaciones y la acreditación de sus formación, igual que hacen otros mucho profesionales, tanto de ramas reguladas como no reguladas. Si no ves estas acreditaciones, no dudes en preguntar.

Amplia experiencia práctica

La educación y las certificaciones son excelentes, pero más importante aún es tener una amplia experiencia en el trabajo con animales. Hay algunas cosas que no se pueden aprender de  seminarios y cursos, y que solo enseña la experiencia.

Todos estos aspectos son fundamentales en el curso de Peluquería y Estética Canina, donde aprenderás a desarrollar una profesión cada día más demandada.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos