Las claves del éxito de una clínica veterinaria
exito-clinica-veterinaria

Las claves del éxito de una clínica veterinaria

Las clínicas veterinarias realizan una de las labores más importantes en la sociedad de hoy en día. Cuidar de la salud de los animales, de su bienestar y su calidad de vida. Al igual que las personas, las mascotas también se enferman, se resienten con el paso del tiempo.

Por eso, la gente considera un centro veterinario de calidad, donde empaticen con el cliente y su principal objetivo sea el de velar por la salud de los animales, además de ofrecer calidad y buenos precios.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el tipo de negocio. En este caso, dirigido a salvar vidas y cuidar de animales enfermos. Por tanto, debes considerar la empatía hacia el cliente como algo fundamental.

Qué necesita la clínica para tener éxito

Uno de los puntos fuertes para que tu clínica veterinaria funcione es el personal. Es importante contar con personal cualificado, formado en atención al cliente pero también en otras disciplinas. Gente agradable, que arranque el día con una sonrisa. De hecho, es imprescindible para hacer la visita al veterinario algo mucho más amena y cercana, lo que al final provoca, por su propio peso, el éxito de una clínica.

También, hay veces en las que hay que tomar decisiones muy duras y difíciles, por lo que los momentos de bromas hay que dejarlos aparcados a un lado. En este caso, el respeto y la empatía es cuando entran en juego.

Por otro lado, también se debe tener en cuenta la imagen de la clínica. Debe estar ubicada en una zona de paso, accesible desde varios puntos de la ciudad y con zonas de aparcamiento. En cuanto al establecimiento, una imagen de limpieza y amor por los animales será suficiente para que los clientes se decidan por los servicios de tu clínica en concreto. Además de un buen servicio, hay que vestir el negocio de sinceridad, sensibilidad y amor por los animales.

Sobre el tema de los precios, deben estar adaptados a la calidad de los servicios que vas a ofrecer. Estos tienen que ser atractivos y bien pensados, que el cliente se quede satisfecho una vez que haya pagado. Si los precios son excesivos en comparación con el servicio, es casi imposible fidelizar clientes, porque de esta manera no se conseguirán clientes satisfechos.

Fidelizar clientes

Podéis ser los mejores veterinarios y auxiliares veterinarios del mundo y estar respaldados por los mejores medios y equipos técnicos, pero se necesitan clientes. En un mundo muy competitivo, trazar una estrategia de captación resulta fundamental.

Una buena manera de realizar una primera toma de contacto con clientes potenciales puede ser a través de una consulta gratuita. Anunciadlo a bombo y platillo. Utilizad todos los métodos online y offline: carteles, flyers, redes sociales, blog, anuncios en Google…

Es relevante estar presente en las redes y en Internet. Sobre todo, para que tus clientes puedan opinar por los servicios que han tenido y la impresión que se han llevado de su experiencia. Recuerda que las recomendaciones son otra buena manera de fidelizar clientes.

Al tener presencia en Internet, se puede alcanzar un público objetivo mucho más amplio. Eso sí, tienes que estar activo día a día, ofreciendo consejos, ofertas o deseando un buen día a todos los seguidores de la clínica, porque solo así se consigue el boca a boca y el éxito de una clínica. De este modo, aparecerás en la mente de todos los clientes cuando aparezca, por lo menos una vez, el nombre del centro veterinario en cuestión.

Además de todos estos puntos, es importante que muestres interés y realices un seguimiento del estado de las mascotas, una vez que se hayan sometido a una operación o a cualquier tratamiento especial.

Este punto es importante, más que para los animales, para sus dueños, ya que se sienten acompañados emocionalmente y saben que la clínica se preocupa por el estado de salud de ellos. Por ejemplo, considera llamar por teléfono tras cualquier cita veterinaria; es importante para el dueño. Siempre hay que tratar de manera agradable a los clientes, informarles de cada paso y notificarles el estado de su mascota en todo momento.

El marketing online

Vivimos en la era de la digitalización. No se puede permanecer fuera de Internet y los medios sociales. Prácticamente, todos los clientes actuales y los potenciales usan y tienen presencia online. A través del mundo digital, estaréis más cerca de ellos.

Página web

El negocio debe tener su página web. En ella, se tendrá que detallar todos los servicios que ofrecéis en la clínica veterinaria. Desde los servicios más habituales, hasta las visitas a domicilio o el servicio de urgencias 24 horas, pasando por  los servicios de peluquería y estética canina y felina, si los ofrecéis.

Al usuario debe quedarle claro que posee canales y alternativas para acceder a vuestros servicios y funciones.

Blog

Generad contenido de calidad, que sea relevante para los clientes y público objetivo. Actualizadlo periódicamente. Ofreced un lead magnet atractivo para tus usuarios: un eBook sobre las enfermedades más comunes de las mascotas que son atendidas de manera más habitual, una guía sobre cosas que no puede comer un perro, una infografía sobre tipos de rascadores para gatos…

Si los visitantes desean descargarse este material, primero deberán rellenar un formulario con sus datos personales, incluyendo teléfono y mail. Ya se puede comenzar a formar tu base de datos y a realizar acciones personalizadas para mantenerte en contacto con clientes potenciales y reales.

No desperdiciéis esta oportunidad. Contar con una buena base de datos permitirá saber quiénes son las personas a las que interesan vuestros servicios. Además habrán dado información valiosa para poder personalizar emails para cada uno de ellos. Este trabajo se puede automatizar a través de un CRM o programa para la Gestión de las Relaciones con los Clientes.

Redes Sociales

La clínica veterinaria debe tener un perfil atractivo en las principales redes sociales, ya sean Facebook, Twitter o LinkedIn (para temas más profesionales).

Mención aparte se merecen dos RR.SS. muy específicas: Instagram y Youtube. Ambas resultan muy visuales y ya sabes el éxito que tienen las fotos y vídeos de gatitos y animalitos varios. Muestra también tu trabajo a través de ellas.

Newsletter

Otra forma de mantenerte en contacto con tus clientes. Podrás mandarles información de su interés. Puedes aprovechar para colocar una CTA (del inglés, llamada a la acción), con alguna oferta y promoción. Suele tener un alto índice de conversión.

Clientes satisfechos

Como ya hemos comentado, la satisfacción del cliente es fundamental para lograr fidelizarlo, porque así conseguirán encontrar un buen servicio donde se sientan a gusto y puedan confiar en sus profesionales.

Satisfacer a un cliente parece fácil, pero no debes descuidar ningún aspecto para que la relación no se enfríe ni se deteriore. Además, es importante dejarse notar y que el cliente vea que la clínica se renueva cada año, ya sea con novedades en el local, con promociones nuevas, algunas técnicas innovadoras o material veterinario adaptado a las necesidades de los animales.

Porque lo importante en este tipo de negocio son las mascotas, hay que saber dirigirse a ellas, y convencer a los clientes de que sus animales van a estar en buenas manos. Ponerse en su lugar es lo mejor que puede hacer un auxiliar de veterinaria, así que hay que primar estos valores como los más preciados para cualquier centro veterinario.

Tipos de servicios

Es vital hacer un análisis sobre qué tipos de mascotas se mueven por la zona. Este estudio ayudará a saber qué tipos de segmentos se deben priorizar. De este modo encontraréis vuestro propio nicho de mercado, lo que no quiere decir que no aceptéis cualquier otro tipo de mascota que se acerque a vuestra clínica veterinaria.

Ofrecer servicio de urgencias 24 horas da mucha confianza al cliente. Sabe que puede contar contigo en cualquier momento, fuera del horario comercial. Estaréis ahí para cualquier incidente o accidente que suceda y eso le tranquiliza. Aunque es un servicio caro es un buen elemento para fidelizar clientes.

El servicio a domicilio es otra opción extra que se puede ofrecer a través de la clínica. Estaríais acercándoos a un segmento de clientes específico. Serán aquellas personas a quienes les resulta difícil o imposible llegar a una clínica veterinaria.

Entre los casos que se pueden dar, se debe incluir personas mayores que no pueden moverse con facilidad, clientes con horarios de trabajo incompatibles con el horario de la clínica, mascotas difíciles de trasladar…

Debe pensarse bien. En general, todas estas recomendaciones no precisan mucha inversión y sin embargo pueden aportar mucho valor añadido a la clínica veterinaria.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario