¿Qué es el RICE y para qué sirve?
RICE-reposo-hielo-compresion-elevacion-1-CIM-Formacion|RICE-reposo-hielo-compresion-elevacion-2-CIM-Formacion|RICE-reposo-hielo-compresion-elevacion-3-CIM-Formacion|RICE-reposo-hielo-compresion-elevacion-4-CIM-Formacion|RICE-reposo-hielo-compresion-elevacion-5-CIM-Formacion

¿Qué es el RICE y para qué sirve?

RICE es un acrónimo para designar cuatro elementos de tratamiento para lesiones de tejidos blandos. Las lesiones de tejidos blandos incluyen esguinces, distensiones y contusiones. El término fue introducido por Gabe Mirkin en el libro Sportsmedicine Book, en el año 1978.

Tras las siglas RICE. se encuentran las iniciales de las palabras:

  • Rest (reposo): evitar el uso del área lesionada
  • Ice (hielo): aplicar bolsas de hielo o bolsas de verduras congeladas en el área afectada, sin que éstas toquen la piel directamente
  • Compression (compresión): envolver el área lesionada con una venda elástica para brindar apoyo, reducir el flujo sanguíneo y limitar la hinchazón.
  • Elevation (elevación): mantener el área elevada por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón.

El método RICE es una técnica simple de autocuidado y de primeros auxilios que ayuda a reducir la hinchazón, aliviar el dolor y acelerar la curación. Debe ser aplicado cuanto antes en caso de lesiones que afecten a tejidos blandos, como esguinces.

Funcionamiento del método RICE

El objetivo principal de RICE es controlar el dolor y la hinchazón lo más rápido posible. Se debe iniciar tan pronto como el dolor y la hinchazón ocurran y se usen hasta que haya cicatrización de lesiones menores o hasta que se inicie otro tratamiento para problemas más complejos.

Con el método RICE se pueden tratar lesiones en tobillos, muñecas y rodillas, así como contusiones (moretones) y distensiones, así como otras lesiones de los tejidos blandos. Este método es más útil para lesiones leves a moderadas. Los médicos suelen recomendar el método RICE para:

Sin embargo, el método no se recomienda para tratar huesos rotos o lesiones más graves en los tejidos blandos. Estos pueden requerir medicación, cirugía o terapia física extensa.

Reposo

El descanso es necesario para la curación del tejido lesionado. Sin descanso, el movimiento y la carga de peso pueden seguir agravando una lesión y aumentar la inflamación y la hinchazón. Inicialmente, se debe reducir el uso o dejar de usar el área lesionada durante 48 horas.

Si se tiene una lesión en la pierna, es posible que haya que hacer reposo completo y no soportar ningún peso sobre ella. Es posible que haya que usar dispositivos de asistencia o dispositivos de movilidad para mantenerse inmovilizada la articulación o extremidad lesionada.

Hielo

La utilización terapéutica del frío (crioterapia), está especialmente indicada (acompañada del reposo, la compresión y la elevación) en la fase aguda de esguinces, distensiones contusiones y lesiones inflamatorias como la tendinitis para disminuir el dolor, el espasmo muscular y la inflamación, como consecuencia de sus importantes efectos fisiológicos de disminución de la temperatura y del flujo sanguíneo por vasoconstricción inicial de las arteriolas y capilares que, posteriormente ocasiona una vasodilatación como reacción imprescindible para conseguir los efectos terapéuticos de:

  • Disminución del metabolismo.
  • Disminución de la velocidad de conducción nerviosa.
  • Disminución de la excitabilidad muscular.
  • Disminución de la liberación de leucocitos y fagocitos.
  • Disminución de la despolarización de los husos musculares.
  • Disminución de la formación y acúmulo de edema.
  • Efecto anestésico.

Compresión

La compresión de una lesión o dolor en el tobillo, la rodilla o la muñeca ayuda a reducir la hinchazón. Los vendajes elásticos son los más utilizados. También hay una amplia variedad de soluciones ortopédicas que pueden cumplir un doble propósito de compresión y soporte.

El profesional será quien determine qué tipo de elemento compresivo usar. En cualquier caso, es fundamental  no aplicar una compresión excesiva que actuaría como un torniquete e interferiría con su circulación sanguínea. Si se sienten palpitaciones, es probable que el vendaje o el aparato esté demasiado ajustado, por lo que hay que soltarlo y volver  a colocarlo un poco más suelto.

Elevación

Consiste en elevar la parte lesionada del cuerpo por encima del nivel del corazón. Esto proporciona un camino descendente para drenar el líquido de regreso al corazón, lo que puede reducir la hinchazón y el dolor. En el caso de las extremidades inferiores, hay que tratar de elevar toda la extremidad entre 15 y 25 centímetros por encima del corazón para que haya  un descenso completo.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario