Cursos de Quiromasaje / Masaje

El quiromasaje es una disciplina que ayuda a relajar el organismo, disminuye el estrés y calma el dolor. Existen muchas variantes y complementos que pueden utilizarse con el masaje. Sin embargo, debemos establecer una distinción entre el masaje estético y el quiromasaje.

El masaje se emplea, generalmente, para mejorar la circulación sanguínea y linfática, lo que genera relajación y otros muchos beneficios asociados. Esto hace que se asocie el masaje a un tipo de profesión dedicada a ofrecer a los usuarios una sensación de bienestar.

Por su parte, el quiromasaje consta de diversas manipulaciones y maniobras específicas sobre puntos o zonas de la anatomía corporal cuyo fin es terapéutico. Se utiliza como ayuda para aliviar molestias musculares, ya sea por lesiones deportivas o fatiga diaria.

Toda la industria relacionada con la salud y el bienestar está viviendo un crecimiento continuo, relacionado con una mejora en los hábitos alimenticios de las personas. La gente se cuida más y, por tanto, consume más productos y servicios dirigidos a mejorar la salud. 

Formación de quiromasaje

En CIM ofrecemos cursos de quiromasaje profesional de iniciación y de especialización. No es necesario contar con conocimientos previos para su realización, ya que todo el contenido se imparte en las clases. Contamos con profesores titulados, fisioterapeutas y médicos, con muchos años de experiencia y actualmente en activo.

Ente los cursos de especialización, contamos con del vendajes neuromusculares, masaje reductor y masaje específico para la tercera edad. 

Durante los cursos de masaje, te enseñaremos a utilizar tus manos para emplear las maniobras de la técnica del quiromasaje. Aprenderás anatomía y biomecánica. Finalizada tu formación, serás capaz de identificar cuándo se puede utilizar el quiromasaje y cómo hacerlo con responsabilidad.

Preguntas frecuentes

La diferencia entre ambos profesionales es muy sencilla. El fisioterapeuta realiza un diagnóstico y un tratamiento sobre una lesión, que puede incluir ejercicios manuales, uso de maquinaria y aparatología específica. Pertenece a la rama sanitaria y para poder ejercer es necesario un título universitario.

Por su parte, el quiromasajista no puede realizar tratamientos. Aunque tenga conocimientos, si reconoce una lesión, debe derivar a su cliente a un fisioterapeuta u osteópata, en función del caso. El masajista utiliza técnicas de masaje con la finalidad de aportar bienestar, recuperar la musculatura, mejorar la circulación o eliminar toxinas.

En CIM siempre recomendamos que nuestros alumnos sigan formándose una vez terminado el curso de quiromasaje. Esto depende de los planes personales de cada uno, ya que algunos alumnos no hacen el curso para dedicarse a ello profesionalmente, sino por afición o por gusto.

En caso de que tus planes pasen por dedicarte profesionalmente al quiromasaje, la mejor decisión que puedes tomar es no parar. Debes mostrar tu actitud más positiva y abrir los brazos ante cualquier posibilidad de mejora, ya sean prácticas, voluntariados o más formación. Evidentemente, más conocimientos significa más posibilidades y más contactos.

En cuanto a las opciones laborales, España es un país con gran demanda de terapeutas manuales, debido a su perfil turístico. Por otra parte, también puedes elegir emprender por tu cuenta y abrir tu propio negocio. Aún así, sigue aprendiendo.

1 comentarios

5/5

Excelente

Luis
Excelente el curso y los profes