Cursos de Reflexología

La técnica de la reflexología tiene miles de años. Tanto entonces como ahora, consiste en estimular las áreas reflejas de los pies o de las manos que está directamente relacionados con ciertos órganos, mediante un suave masaje.

Según diversos estudios, la reflexología tiene efectos analgésicos y relajantes. Puede ser utilizada para aliviar dolores gástricos, de espalda, menstruales y estreñimiento.

Las zonas reflejas

Junto con otras terapias, la reflexología plantea una concepción holística del organismo, en el que todo está relacionado, de forma que cualquier desequilibrio puede afectar a nuestro estado mental y físico.

Las profesionales de la reflexología utilizan mapas que incluyen los puntos reflejo que tenemos en el cuerpo y que corresponden con diferentes órganos y sistemas. Al estimular ciertas zonas, consiguen liberar la congestión o el estrés en el sistema nervioso.

Nuestros cursos de reflexología

Hemos reunido una serie de cursos sobre reflexología en los que aprender las habilidades manuales básicas y comprender cómo se trabaja con esta técnica en todo el cuerpo. Nuestra intención ha sido concentrar todos los estudios relacionados con la reflexología, comenzando por la de los pies, las manos, la reflexología thai, la holística y la terapia Su Jok.

En estos cursos aprenderás a utilizar la reflexología para aliviar el dolor, mediante el conocimiento de las áreas reflejas en la mano y en los pies. Por otro lado, con la reflexología thai, se trabaja sobre las líneas Sen, canales de energía que tenemos en los pies y en las piernas. Y con la reflexología holística, es necesario ampliar el horizonte y comprender que los estados emocional, físico y espiritual se ven afectados por igual.

Por último, la terapia Su Jok es una variante de la acupuntura, que combina partes de la reflexología, lo moxibustión y la acupresión. Habitualmente se utiliza un puntero para estimular las áreas deseadas. 

Preguntas frecuentes

La reflexología consiste en aplicar presión, en los pies o en las manos, para estimular el sistema nervioso central. Dependiendo de la zona donde se realiza la presión, el terapeuta debe conocer los puntos correctos y las diferentes técnicas que se utilizan.