Las percusiones o palmadas en el masaje

Las percusiones o, también llamadas palmadas, es una técnica aplicada en el quiromasaje en la que el masajista da pequeños golpes suaves para generar vibraciones y ondas. Estas vibraciones dan lugar a una respuesta vascular y muscular tónica.

Para realizar las percusiones correctamente es muy importante tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Realizar el movimiento con las muñecas.
  • Percutir de manera alterna.
  • Hacer un contacto muy breve con la piel.
  • Dar ritmo y velocidad

Con en otras técnica del masaje, en las percusiones se pueden emplear diferentes tipos de toques.

Las percusiones o palmadas en el masaje 1

Tipo de percusiones en el masaje

Percusión digital

La percusión digital se realiza con las manos y los dedos juntos. Para que el pulgar pueda percutir como los demás se coloca la mano en forma de ángulo cóncavo. En los tratamientos faciales se usa en la cara contactando solo con los dedos.

La percusión digital consigue el aumento de la circulación local y tiene un efecto estimulante sobre los músculos atrofiados.

La dirección de aplicación es indiferente, pero no debe realizarse durante más de 10 minutos. Además, es importante que la intensidad sea de superficial a media, aunque esto depende de la consistencia de los tejidos tratados y del problema que se esté trabajando.

En cuanto a la frecuencia, las percusiones digitales se aplican a ritmo lento o medio. A ritmo lento, resultan estimulantes para conseguir reacciones locales. A ritmo medio producen vasodilatación y un efecto estimulante sobre los músculos atrofiados.

Percusión digital con fricción

La percusión digital con fricción se realiza igual que la anterior, seguida de una fricción que arrastra la hiperemia. Su objetivo es la remoción de sustancias al intersticio, que es el espacio que limita la dermis del músculo esquelético.

Esta percusión se usa en el tratamiento de miembros inferiores a nivel de la pantorrilla (como, por ejemplo, el tríceps sural).

La dirección de aplicación y la frecuencia depende de la zona y la patología. Se realizan durante un tiempo breve a una intensidad superficial y media.

Percusión plana o percusión palmar

Se percute con toda la palma de la mano en forma plana y rebotando con elasticidad, para no producir dolor. Se realiza en zonas amplias del cuerpo para producir hiperemia y estimulación.

La dirección de aplicación es indiferente, aunque la frecuencia depende de la zona tratada y de la patología. En cualquier caso, se aplican durante un tiempo breve a intensidad superficial y media.

Percusión cóncava

La percusión cóncava se realiza con la mano en forma cóncava y el pulgar cerrando la concavidad. Los dedos se colocan totalmente unidos y el pulgar adherido a la pared lateral del índice. Hay que tener en cuenta que, al percutir la zona corporal, toda la zona corporal impacta a la vez.

Se palmea oprimiendo el aire sobre la piel de la zona que tratamos en forma de ventosa.  Se puede aplicar con ambas manos alternativamente o con una sola
mano.

El efecto que se consigue es que se forma una gran circulación sanguínea a nivel interior de unos centímetros, haciendo que la sangre fluya hacia la superficie.

La compresión del aire que queda bajo la palma genera un impacto en capas más profundas dela dermis. Esto genera una circulación a nivel más profundo debido a ese efecto de presión negativa y positiva. Este efecto es de gran utilidad en el drenaje torácico.

La dirección depende de la zona que se esté tratando y del objetivo del masaje. Lo mismo ocurre con la frecuencia. En cualquier caso, se aplica a una intensidad media y profunda durante un tiempo breve.

En el curso de quiromasaje de CIM Formación aprenderás de forma práctica todas las maniobras del quiromasaje y cómo aplicarlas para aplicar diferentes tratamientos.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…