Masajes: clasificación y tipología en función de sus objetivos

El masaje es una técnica manual que utiliza el ser humano desde hace miles de años para calmar el dolor y mejorar la calidad de vida. Gracias a que tiene pocas contraindicaciones y efectos secundarios, y a que es fácil de aplicar, el masaje se considera una técnica universal. No obstante, en la actualidad se requiere que los especialistas en masajes estén bien cualificados para que su actuación sea efectiva.

En la actualidad, existen muchas formas de clasificar los masajes. Los masajes pueden ser manuales y no manuales. Esta es la clasificación que vamos a desarrollar. Pero también podemos clasificarlos en función de su origen (occidentales y orientales) o en función de sus objetivos.

Clasificación y tipología de masajes

Masajes manuales

Los masajes manuales engloban al conjunto de acciones mecánicas (de mayor o menor intensidad), rítmicas y profundas que se aplican con las manos para influir sobre el organismo con el fin de lograr un equilibrio físico y mental.

Entre los masajes manuales destacan: el masaje sueco, el quiromasaje, el drenaje linfático manual, el shiatsu, los masajes reflejos y el masaje deportivo.

Masaje sueco

El masaje sueco es un tipo de masaje vigoroso y muy técnico que abarca grandes zonas. El masaje sueco actúa especialmente a nivel muscular, aunque indirectamente también afecta a otras estructuras (piel, tejido adiposo, articulaciones, sistema nervioso, psique).

Los efectos principales del masaje sueco son los siguientes:

  • Limpia la piel y elimina células descamativas.
  • Vacía los conductos secretores, que quedan liberados de cualquier obstrucción.
  • Provoca vasodilatación capilar.
  • Destruye la células adiposas y ayuda a disolver los acúmulos de grasa.
  • Se produce un aumenta circulatorio y metabólico.
  • Se aceleran las reacciones químicas.
  • Aumenta la tonicidad y contractibilidad de los músculos.
  • Mejora el retorno venoso.
  • Aumenta la oxigenación.
  • Ayuda a eliminar las sustancias tóxicas mediante la potenciación del sistema linfático.

Quiromasaje

Además del objetivo que persigue el masaje sueco, es capaz de llegar a las estructuras más profundas para estimular los receptores cutáneos de la presión y los huesos neuromusculares sin dolor.

Drenaje Linfático Manual (DLM)

El drenaje Linfático Manual está destinado a mejorar las funciones del sistema circulatorio linfático.

Entre los efectos beneficiosos del quiromasaje destacan los siguientes:

  • Tiene efecto antiedemizante.
  • Tiene efecto sedante sobre el sistema nervioso.
  • Tiene efectos relajante sobre las fibras musculares.
  • Favorece la respuesta inmunitaria

Shiatsu

El shiatsu es una terapia de origen japonés que comparte la filosofía de la medicina tradicional china. Su objetivo es corregir irregularidades, equilibrar la energía, mantener y mejorar la salud, aliviar diversos transtornos.

Masajes reflejos

Los masajes reflejos se aplican un estímulo sobre determinadas áreas alejadas de los órganos y realizan una acción a distancia por vía nerviosa. La reflexología podal es uno de estos tipos de masaje.

Masaje deportivo

Los masajes deportivos se aplican a la práctica deportiva en todas las etapas del entrenamiento y en el abordaje de ciertas patologías o alteraciones musculares.

Este tipo de masaje es muy importante en todas las etapas del entrenamiento, especialmente antes de las competiciones, porque ayuda a preparar los músculos para prevenir posibles lesiones.

Masajes no manuales

La otra clasificación de masajes es la de los no manuales se basan en la utilización de equipos técnicos para realizar masajes que ayuden o que incluso sustituyan las manos del profesional.

Entre los no manuales mas destacados son: la hidroterapia, la crioterapia y termoterapia, la electroterapia y la geoterapia.

Hidroterapia

La hidroterapia utiliza el agua para provocar un masaje mecánico sobre el cuerpo de distintas formas, trabajando con diferente presión e intensidad.

Algunos de los equipos técnicas que se usan en hidroterapia están las bañeras, las duchas, los chorros y los baños especialmente preparadas para este fin.

Electroterapia

La electroterapia se basa en la utilización de la electricidad para producir una serie de efectos. La electroterapia usa técnicas como la mecanoterapia y las corrientes variables.

Crioterapia y termoterapia

Estas técnicas consisten en la aplicación de frío y calor como complemento del masaje.

Geoterapia

La geoterapia utiliza compresas, cataplasmas, emplastos y baños de barro para tratar diferentes síndromes o afecciones.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…