Enfermedad por arañazo de gato: qué es y cómo prevenir su contagio
enfermedad-aranazo-gato

Enfermedad por arañazo de gato: qué es y cómo prevenir su contagio

La enfermedad por arañazo de gato es una infección bacteriana transmitida por los gatos. La enfermedad se propaga cuando un felino infectado lame la herida abierta de una persona, o muerde o araña a una persona lo suficientemente fuerte como para romper la superficie de la piel.

La enfermedad por arañazo de gato es causada por una bacteria llamada Bartonella Henselae. Alrededor del 40% de los gatos portan la B. Henselae en algún momento de sus vidas, aunque la mayoría de los gatos con esta infección no muestran signos de enfermedad.

Enfermedad por arañazo de gato

Los gatitos menores de un año son más propensos a tener esta infección y propagar el germen a las personas. Los gatitos también tienen más probabilidades de arañar y morder mientras juegan y aprenden a atacar a su presa.

Cómo se infectan los gatos y las personas

Los gatos pueden infectarse con B. Henselae debido a las picaduras de pulgas y a los excrementos de pulgas que les llegan a las heridas. Al rascar y morder a las pulgas, los gatos recogen la suciedad de las que están infectadas debajo de las uñas y entre los dientes. Los gatos también pueden infectarse al pelear con otros gatos que están infectados.

El germen se propaga a las personas cuando los gatos infectados muerden o raspan a una persona lo suficientemente fuerte como para romper su piel. También se puede propagar cuando los gatos infectados se lamen las heridas o costras que puedan tener.

Cabe destacar que el denominador común es la pulga. Sin pulgas, no hay contaminación de ninguna herida con suciedad de pulgas y sin infección. De ahí que la prevención pase, precisamente, por evitar que los gatos tengan pulgas.

Síntomas en humanos

Aproximadamente, de tres a catorce días después de que se rompe la piel, puede producirse una infección leve en el lugar donde se produjo el arañazo o la mordedura o se lamió la herida abierta. El área infectada puede aparecer hinchada y roja con lesiones redondas y elevadas, y puede tener pus.

Una persona con enfermedad por arañazo de gato también puede tener fiebre, dolor de cabeza, falta de apetito y agotamiento. Más tarde, los ganglios linfáticos de la persona más cercanos al rasguño o mordida original pueden hincharse o doler.

Pero esto no es todo. Las personas inmunodeprimidas, con el sistema inmunitario debilitado, como enfermos de cáncer, diabetes,  SIDA o portadores del VIH o que tengan órganos trasplantados, pueden sufrir efectos mucho más graves por la enfermedad del arañazo de gato. En estas personas, la infección puede invadir el cuerpo y producir una serie de síndromes potenciales, que incluyen encefalitis, infección de las válvulas cardíacas y otras afecciones.

Enfermedad asintomática en gatos

La gran mayoría de los gatos infectados con B. Henselae permanecen asintomáticos. Quizás nunca sepas que tu gato se ha infectado. Se ha establecido un vínculo entre una afección de la boca conocida como estomatitis e infección por Bartonella Henselae.

Sin embargo, se desconoce el significado de este enlace y puede no ser significativo. La infección también puede desarrollarse en el sistema urinario u ojos. En raras ocasiones esta enfermedad puede causar en los gatos inflamación del corazón, haciendo que tengan dificultad para respirar.

Sin embargo, la mayoría de los gatos infectados nunca requieren ningún tratamiento para la enfermedad. En cualquier caso, el tratamiento de gatos infectados no reduce el potencial de propagación de la enfermedad a las personas.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos