Cómo aliviar la tortícolis con remedios caseros
torticolis en el cuello||masaje torticolis|torticolis al levantarse

Cómo aliviar la tortícolis con remedios caseros

La tortícolis es una lesión muscular de la zona cervical provocada por malas posturas o un movimiento brusco. De ahí que suceda la mayoría de las veces al dormir. Estamos seguros que todos en nuestra vida hemos pasado por una dolencia de tortícolis. Más acusada recién levantados de la cama.

No debes preocuparte, aunque se sientas un dolor severo que nos imposibilite mover o girar bien el cuello, ya que a las pocas horas o días este dolor irá desapareciendo poco a poco.

Cómo aliviar la tortícolis

dolor de cuelloEn la gran mayoría de los casos, una rigidez en el cuello es causada por una pequeña distensión muscular o un esguince sencillo y puede ser tratada en pocos días.

Como regla general, es aconsejable buscar atención médica si los síntomas de rigidez en el cuello no desaparecen después de una semana o si los síntomas en el cuello van acompañadas de otros síntomas problemáticos, ya que puede haber un problema médico subyacente que realmente necesite tratamiento.

Ante un problema de cuello rígido por un exceso físico, una mala postura, estrés o leve lesión deportiva que cause distensión muscular o lesión en los tejidos blandos lo primero que hay que hacer es reposo para aliviar el espasmo muscular. Los músculos han reaccionado para proteger los músculos cervicales por lo que, cuanto más se intente forzar el movimiento, más se van a contraer.

Poco a poco se puede empezar a hacer ejercicios de estiramiento suave hasta donde tolere la musculatura afectada, sin forzar. Además, se puede aplicar calor. La aplicación de calor en el cuello puede estimular el flujo sanguíneo, lo que mejora y facilita el movimiento.

También podemos apoyar el alivio en algunos remedios caseros que llevan utilizándose décadas.

Remedios caseros para la tortícolis

  • Postura correcta: lo primero de todo es corregir nuestra postura y mantener la columna vertebral recta. Para ello nos sentaremos en una silla firme.
  • Toalla como corrector: tomaremos una toalla y la enrollaremos para conseguir un cojín. La colocaremos en la base de la espalda para ayudarnos a mantener una postura correcta al sentarnos.
  • Frío y Calor: debemos aplicar frío en la zona para reducir la inflamación muscular del cuello. Una vez enfriada la zona, pasaremos a aplicar calor para calmar el dolor. Podemos ayudarnos de duchas frías y calientes o de paños con hielo y paños de agua caliente.
  • Cabeza levantada: al tratarse de una contractura muscular debemos mantener la cabeza alta y evitar bajarla. Así conseguiremos que los músculos del cuello no ejerzan presión.
  • almohada para tortícolisMasaje con aceite de lavanda: utiliza aceite esencial de lavanda para relajar toda la zona muscular. Antes de aplicarlo sobre la piel caliéntalo entre las manos y luego realiza un suave masaje en el cuello.
  • Una correcta almohada: seguro que en más de una ocasión volverás a levantarte con tortícolis debido al uso de una almohada incomoda. Utiliza una almohada especial cervical que ayuda a una mejor postura del cuello al dormir.
  • Colchón firme: al igual que usar una almohada adecuada, también es fundamental utilizar un colchón que nos mantenga la espalda firme y recta para evitar posibles daños cervicales.
  • Evita la humedad: la humedad del ambiente no es aconsejable para los dolores musculares
  • Relajarse: cuando estamos tensos, los músculos se endurecen y agrava el problema. Para evitar la tensión debemos relajarnos.
  • No levantar peso o carga: debemos permanecer rectos y no levantar peso, ya que podemos agravar aún más la tortícolis del cuello.

Si sigues estos remedios caseros para la tortícolis verás cómo en poco tiempo la dolencia y la tensión muscular irá desapareciendo. De todos modos, tanto si el dolor no se pasa como sobre todo si quieres acelerar el proceso de recuperación, acude a un profesional, que sabrá trabajar la zona y relajar la tensión muscular con masajes.

Si el dolor persiste, terapias como las que puede aplicar un quiromasajista o un osteópata son muy interesantes para aliviar la rigidez de cuello. Asegúrate de explicarle bien lo que te ha pasado y de hablarle de todos los síntomas. En este caso, los profesionales determinarán cómo aliviar la rigidez y seguramente seguirán las instrucciones para hacer un masaje en el cuello que en un artículo anterior indicamos.

Si tienes dudas sobre el origen del dolor debes acudir al médico para que descarte causas que no puedan ser atendidas por especialistas en terapias manuales.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario

Añadir comentario
  • Muy útiles los consejos les agradecemos por esta página que es una ayuda importante a muchas personas que desconocemos cuanto dolores nos afectan o que a veces no nos alcanza para tratarnos con fisioterapeutas etc.y mas en estos tiempos tan difíciles que estamos pasando soy argentina y no la estamos pasando bien económicamente. Mil gracias a todo los que realizan estas página .Dios los bendiga.