Trabajar como cuidador de animales salvajes en zoológicos y acuarios
cuidador-de-animales-salvajes|cuidador-de-animales

Trabajar como cuidador de animales salvajes en zoológicos y acuarios

Las personas que trabajan en zoológicos, acuarios u otros centros que albergan animales salvajes tienen una serie de responsabilidades que resultan vitales para la supervivencia y bienestar de dichos animales. Pero, además del cuidado de los animales, estos cuidadores tienen otra serie de obligaciones que resultan fundamentales para la seguridad de todos, animales y personas.

La importancia del trabajo que realizan estos cuidadores de animales salvajes es tal que esta profesión como tal ha sido incluida en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales y se ha creado el certificado de profesionalidad correspondiente de Cuidados de Animales Salvajes, de Zoológicos y Acuarios (AGAN0312).

cuidador de animales salvajes

Funciones y competencias del cuidador de animales salvajes

La función básica de un cuidador de animales salvajes consiste en controlar las instalaciones y recintos donde viven estos animales, ya sea un zoológico o un acuario, o cualquier otro lugar similar, como una reserva, un centro de recuperación de especies, etc.

Su trabajo incluye todo lo relacionado con la limpieza y desinfección de los recintos y la aplicación de las medidas de seguridad necesarias para la realización de sus tareas, para mantener a los animales a salvo y para evitar accidentes con otros animales o con personas.

Los especialistas en cuidados de animales salvajes deben conocer bien el protocolo para prevenir riesgos de todo tipo a la hora de realizar todas su tareas, que incluyen también la alimentación de los animales y la asistencia al responsable facultativo en el ejercicio clínico en la exploración, cuidados y alimentación de los animales, su vacunación y desparasitación, primeros auxilios, etc.

También deben conocer la forma de inmovilizar y manejar a estos animales por medios físicos, siguiendo criterios de bienestar animal. Además, deben conocer la forma de llevar a cabo el entrenamiento y enriquecimiento ambiental de los lugares que los alberguen.

Enriquecimiento ambiental en animales salvajes

El enriquecimiento ambiental es fundamental para los animales salvajes que viven en cautividad. El enriquecimiento puede apoyar este bienestar mental positivo y alienta comportamientos naturales en animales cautivos. El enriquecimiento ambiental proporciona desafíos, oportunidades y estímulos apropiados para las especies. Los animales que tienen buena salud mental se involucran más con su entorno son menos agresivos, menos temerosos y  más pacíficos, exploratorios y eestán más cómodos con su entorno.

El enriquecimiento ambiental incluye la provisión regular de entornos dinámicos, desafíos cognitivos y oportunidades sociales. Un entorno enriquecido debe promover una gama de comportamientos normales que los animales encuentren gratificantes, además de permitir que los animales respondan positivamente a posibles factores estresantes.

Qué es el enriquecimiento ambiental

El enriquecimiento ambiental es un procedimiento que consiste en introducir cambios en el ambiente y circunstancias en que viven los animales salvajes en cautividad y tiene por objetivo mejorar su bienestar fisiológico y psicológico.

De hecho, el enriquecimiento ambiental supone:

  • una mejora en la calidad del cuidado de los animales basada en proporcionarles los estímulos ambientales necesarios para favorecer el aumento del número de conductas especies‐específicas.
  • el aumento de la utilización positiva del entorno en cautividad.
  • la prevención o reducción de la frecuencia de  comportamientos anormales.
  • la mejora de la capacidad del individuo para hacer frente a los desafíos de la vida en cautividad.

En principio, el enriquecimiento puede ser beneficioso para cualquier animal, especialmente en mamíferos y aves.

Estímulos de enriquecimiento ambiental

Un estímulo de enriquecimiento ambiental se refiere a cualquier estímulo novedoso que evoca el interés de un animal, que puede ser considerado enriquecedor ya que promueve una mayor gama de conductas y oportunidades a los animales.

Para ello se usan objetos naturales (plantas y otro elementos de la vegetación en general) y artificiales (pelotas, comederos complejos, perchas, etc.), aromas, alimentos nuevos y diferentes métodos de presentación de los alimentos.

Se ha establecido una clasificación de tipos de enriquecimiento ambiental en cinco grupos no excluyentes, que son los siguientes:

  • Nutricional o relacionado con la comida: el enriquecimiento ambiental nutricional consiste en la diversidad de la dieta y de la forma de presentación, estimulando a los animales a “trabajar” por su comida como lo harían en la naturaleza. En realidad se suele intervenir en la conducta de búsqueda del alimento y en la de procesado o manipulación del mismo por el animal. Otro aspecto muy importante es que el alimento se reparta de forma que no sea previsible para los sujetos.
  • Físico: en enriquecimiento físico es un tipo de enriquecimiento que permite al cuidador mejorar el hábitat de los animales en cautividad, con oportunidades que cambian o añaden complejidad al medio ambiente. Además comprende un conjunto de técnicas ocupacionales, es decir, ofrecer al animal diferentes elementos para manipular, con la finalidad de promover la investigación y el juego exploratorio. Estos “juguetes” pueden ser “manipulados” de alguna manera con las manos, pies, cola, cuernos, cabeza, boca, etc.
  • Sensorial: el enriquecimiento sensorial consiste en la estimulación de los sentidos de los animales: visuales, auditivos, olfativos, táctiles y el gusto.
  • Social: el enriquecimiento social se relaciona con las oportunidades de interactuar con otros animales de la misma o de otra especie, siempre vigilando que las interacciones sociales sean positivas y que no resulten en conflictos sostenidos que afecten el bienestar de los animales. En el caso de que se mezclen especies, estas deben ser afines.
  • Cognitivo: el enriquecimiento cognitivo es un tipo de enriquecimiento ambiental que se ha reconocido más recientemente y que se consiste en estimular las habilidades cognitivas en los animales como el aprendizaje y la memoria. La técnica más empleada es el entrenamiento con refuerzo positivo.

Estudios oficiales para ser cuidador de animales salvajes

Una de las vías para conseguir la competencia profesional en cuidados de animales salvajes pasa por hacer un curso oficial y obtener el Certificado de Profesionalidad oficial AGAN0312 establecido en el RD983/2013 y publicado en el BOE 3 de febrero de 2014, que regula esta competencia profesional, como es la formación de cuidados de animales salvajes, de zoológicos y acuarios impartido por CIM Formación, el primer centro de formación en impartir este curso oficial en toda España.

Además de obtener las competencias citadas anteriormente, con este curso aprenderás a localizar los peligros existentes en diferentes ecosistemas o cómo hacer una rehabilitación de animales heridos y su posterior inserción. También aprenderás a elaborar programas de cría en cautividad de especies de interés y a desarrollar programas de educación ambiental y divulgación, entre otras cosas. Además, este curso incluye un módulo en empresas de prácticas profesionales no laborales de cuidados de animales salvajes de zoológicos y acuarios de 80 horas de duración.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario
  • Tener cuidados con los animales salvajes no es una tarea fácil pero nada es imposible
    Alguien que tiene un gran amor por estos animales sabrá como cuidarlos y como tratar con ellos. El trabajo para cuidar de estos animales es lo más hermoso que puede existir. Tener un contacto con estas especies es de lo más lindo del mundo y sobre todo protegerlos