Pasos para fauna: una gran solución al número de atropellos de animales

En nuestras carreteras mueren atropellados un gran número de animales al día. Los registros de mortalidad por atropello afectan a todos los grupos de animales. Los mamíferos lideran la lista (zorros, jabalíes, corzos o incluso lobos), sin embargo las aves (como el gallipato, mirlo o ánade) y los anfibios y reptiles, no se quedan atrás.

paso para animales salvajes

Zonas de distribución

Los mamíferos poseen territorios de ocupación, que muchas veces son atravesados por carreteras. Los animales deben cruzarlas para alimentarse, para marcarlos y protegerlos o para escapar y esto les supone un riesgo diario.

Las aves, en cambio, usan zonas de distribución menos claras, pero en pleno vuelo pueden ser alcanzadas por un automóvil en movimiento. Además, una carretera cercana a zonas acuáticas puede ser mortal para un anfibio que quiere poner sus huevos en el otro lado o para un pato que debe movilizar a sus crías a otra zona de agua.

Así, las carreteras actúan como un agente de fragmentación del hábitat: a los animales no les queda más remedio que arriesgar su vida atravesando una carretera para continuar con su vida cotidiana o utilizar un territorio más pequeño, pese a que la cantidad y calidad de alimento será menor. Pese a que una vía puede estar correctamente cercada, los animales buscarán el mínimo deterioro de la valla para cruzar al otro lado.

La seguridad

No sólo los animales peligran al entrar en una carretera, sino también la seguridad de las personas que viajan en los vehículos. Evitar atropellar un animal puede suponer un cambio en la dirección del vehículo tan brusco que ocasione la pérdida de control, y el atropello de un ungulado (caballo, ciervo, vaca…) puede significar grandes daños para el vehículo y sus ocupantes.

Una fácil medida que se pueden tomar para reducir estos casos es la instalación de pasos de fauna, elevados o subterráneos, que son lugares habilitados para que cualquier animal atraviese la zona sin necesidad de saltar a la carretera. Pueden añadirse además ciertos atrayentes como abrevaderos, para que los animales las busquen y atraviesen utilizando estos pasos.

El problema radica en que este tipo de medidas supone una inversión que no es obligatoria, con lo cual, la economía queda antepuesta a la seguridad, y los animales siguen muriendo en nuestras carreteras dado que los vallados no son suficientes.

Estos pasos de fauna contribuyen además a mantener la diversidad genética, dado que permite el flujo de individuos entre dos poblaciones que podrían quedar divididas por una carretera.

Autor: CIM Formación

Compartir

Un comentario en “Pasos para fauna: una gran solución al número de atropellos de animales

  1. El problema que genera un número absurdo de animales muertos en las carreteras españolas NO e por la falta de pasos para fauna.
    La explicación unica para tanta muerte e que LOS ESPAÑOLES NO SABEN CONDUCIR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…