Algunas medidas de seguridad para proteger a tu gato en casa

Existen muchas formas de hacer de tu casa un hogar confortable también para tu gato. Sin embargo, tu casa también puede estar llena de trampas peligrosas, incluso mortales, para tu mascota felina. Algunas medidas de seguridad para proteger a tu gato en casa pueden parecer obvias, pero otras no lo son tanto.

gato sobre ordenador

Consejos de seguridad para gatos

Toma nota.

  • Mantén fuera del alcance de tu gato cualquier cosa que no dejarías al alcance de un niño: objetos pequeños que se pueda tragar, objetos punzantes y cortantes, etc. Ten en cuenta que los gatos se pueden subir a lugares altos, así que aplica todo esto.
  • Especial atención merecen los productos químicos, como los productos de limpieza, los insecticidas, los ambientadores, etc.
  • Todo el material de costura, especialmente los ovillos de lana y carretes de hilo, deben estar fuera de la vista de tu gato.
  • No dejes a la vista los cables para que tu gato no juegue con ellos, especialmente los que están conectados.
  • Mantén siempre las puertas de los electrodomésticos cerradas. Si tu gato puede abrir la puerta o se la encuentra abierta de par en par no dudará en mira qué hay dentro.
  • Mejor estores que cortinas, para que a tu gato no le sea tan sencillo escalar. Ten en cuenta que difícilmente aguantarán su peso y pueden venirse abajo.
  • Las puertas y las ventanas siempre cerradas. Si tienes que ventilar, cierra la puerta y, si tienes que abrir la puerta de la calle, deja a tu gato a buen recaudo. Si abres las ventanas a menudo, coloca mallas anti-mosquitos que actuarán también como barrera de seguridad para que tu gato no se escape.
  • Mantener siempre cerrada la tapa del inodoro, para que el gato no se caiga dentro.
  • Revisa tus plantas. Algunas plantas no son seguras para los gatos, bien porque son tóxicas bien porque pueden hacerse daño con ellas.
  • Dejar la basura siempre guardada a buen recaudo.
  • No dejes las bolsas de plástico al alcance de tu gato. Puede asfixiarse con ellas.

Los gatos son curiosos por naturaleza. “La curiosidad mató al gato” es un refrán popular que te da una idea de lo que le gusta a estos animales meter el hocico en todas partes.

Parte importante de esa seguridad, podemos ofrecerla mediante un buen adiestramiento. Así que si estás interesado en comprender el comportamiento de los gatos y las técnicas para educarlos, te recomendamos nuestro curso de Educador Felino.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…