Cinco razones para estudiar adiestramiento y educación canina
curso-educador-canino-cim-min|curso-educador-canino-cim

Cinco razones para estudiar adiestramiento y educación canina

Si te gustan los perros y se te dan bien, tal vez te hayas planteado alguna vez estudiar adiestramiento y educación canina. La formación como educador y adiestrador canino te abre las puertas para trabajar en un sector laboral cada vez más demandado, en el que podrás desarrollarte profesionalmente como trabajador por cuenta propia o como trabajador por cuenta ajena.

En este artículo te vamos a contar algunas de las razones más interesantes que pueden motivarte a estudiar adiestramiento y educación canina y a convertirte en un profesional del ramo. Además, te contaremos también cuáles son las ventajas de estudiar adiestramiento y educación canina en CIM Formación y todas las opciones disponibles.

Por qué estudiar adiestramiento y educación canina

Cinco razones para estudiar adiestramiento y educación canina 1

El mercado laboral está cambiando en España. Eso no es ninguna novedad. Los cambios suelen tener repercusiones negativas en muchos aspectos, pero también traen de la mano nuevas oportunidades. Algunas de ellas se encuentran en el campo de los animales de compañía. Y es aquí donde los educadores caninos tienen la ocasión de entrar en el mercado laboral, realizando una función cada vez más demandada y valorada.

Trabaja en un sector de rápido crecimiento

Como educador canino podrás hacerte un hueco en un sector de rápido crecimiento, el de los animales de compañía. Cada vez hay más personas que tienen perro y les gusta tenerlo bien cuidado y también bien educado. Pero la mayoría de la gente no tiene tiempo y/o no sabe qué hacer para conseguir que su perro sea obediente y esté bien socializado. Por eso el papel del educador canino tiene cada vez más relevancia.

Horarios flexibles

La profesión de educador de perros permite trabajar con horarios flexibles, ya que es importante poder acomodarse a los horarios de los clientes. Esto significa que, al desarrollar esta profesión, te será sencillo acomodar tu vida personal (familia, estudios) e incluso tener otra ocupación complementaria.

Oportunidades y salidas laborales

Como educador canino puedes ofrecer tus servicios para trabajar en empresas especializadas en educación canina o a otras empresas del sector de los animales de compañía (clínicas veterinarias o peluquerías caninas, por ejemplo) para que incluyan este servicio en su oferta. Puedes trabajar como empleado para estas empresas, pero también como autónomo. Esta opción te permite compatibilizar el trabajo para varias empresas.

Además, como autónomo puedes poner tu propia empresa de educación canina y compatibilizarla con otros servicios (por ejemplo, un servicio de paseador de perros o de peluquería canina).

Con la formación en adiestramiento y educación canina podrás trabajar como auxiliar de centros de adopción de perros, auxiliar de perreras y refugios caninos, auxiliar de tiendas de venta de perros y auxiliar de residencias caninas, entre otros.

Accesible para todos

Estudiar adiestramiento y educación canina está al alcance de todo el mundo. Solo tienen que ser mayor de 16 años (o 18, según el caso) y no es necesario que tengas conocimientos previos de educación canina u otros conocimientos ni formación relacionados con los animales en general.

Titulación reconocida

El Real Decreto  548/2014 reconoce en su catálogo de certificados profesionales el Certificado de Profesionalidad en el ámbito de la educación y el adiestramiento canino. Eso sí, tendrás que hacer un curso adaptado a las exigencias de dicho certificado para poder solicitarlo. En algunas Comunidades Autónomas, como la Generalitat Valenciana, la formación en educación canina se puede homologar, lo cual tiene muchas ventajas ya que puedes inscribirte en el listado de educadores caninos reconocidos por la Conselleria.

¿Cómo es el trabajo del educador canino?

Alumna del curso de educador canino de CIM

Los entrenadores de perros pueden hacer lo siguiente:

  • Trabajar para solucionar los problemas de comportamiento de los perros.
  • Impartir clases para personas y sus perros, incluidas clases de obediencia canina.
  • Dirigir una guardería para perros.
  • Dar charlas en diferentes medios y entornos sobre el entrenamiento del perro.
  • Trabajar con diferentes entidades, como las organizaciones de protección animal.
  • Entrenar perros para fines específicos (policía, rescate, etc.).

Deberes y responsabilidades del educador de perros

El trabajo de entrenador canino  requiere poder trabajar con las siguientes técnicas:

  • Condicionamiento operante
  • Refuerzo positivo
  • Entrenamiento con clicker
  • Señales de mano
  • Comandos de voz
  • Sistemas de recompensa

Los entrenadores de perros usan las técnicas anteriores para enseñar un comportamiento nuevo o para mejorar el existente. También examinarán el progreso del perro y aconsejarán a los propietarios sobre la mejor manera de reforzar estos métodos de enseñanza en el hogar.

Los entrenadores caninos también pueden proporcionar al dueño ejercicios adicionales para realizar fuera de las sesiones de entrenamiento del perro. En este sentido, los entrenadores deben ser sensibles a las necesidades del dueño. También deben ser capaces de hacerlos conscientes del importante papel que juegan en el entrenamiento continuo de su perro.

Habilidades, competencias y conocimiento del educador canino

Por mucho a una persona le gusten los perros, no todo el mundo puede dedicarse a entrenarlos. Para desarrollar bien su trabajo y ser eficaz en su desarrollo, el entrenador de perros debe tener unas habilidades y haber desarrollado una serie de competencias, además de tener una serie de conocimientos básicos.

Las habilidades, competencias y conocimientos que debe tener el entrenador canino son las siguientes:

  • Conocimiento de la psicología animal y el comportamiento de los perros.
  • Capacidad de observar, evaluar y tratar los problemas de comportamiento de los perros.
  • Capacidad de entrenar y cuidar perros.
  • Conocimiento de biología animal.
  • Paciencia: los perros tienen una mente propia y vienen con diferentes rasgos de comportamiento, por lo que es importante ser paciente y no sentirse frustrado. Los perros terminan por darse cuenta de la actitud del entrenado, incluso si no es abiertamente visible, y esto puede ser algo positivo, pero también puede volverse en contra si se pierde la paciencia.
  • Confianza: mientras más confianza sienta un entrenador en sí mismo y en su método, más perros le responderán
  • Habilidades de comunicación: si un entrenador no puede comunicarse con los animales y sus dueños no podrá hacer un buen trabajo.
  • Pasión: aunque parezca obvio, es importante tenerlo bien presente. Para hacer un buen trabajo como entrenador canino el profesional debe ser un apasionado de los animales.

Condiciones de trabajo

Una buena parte de los entrenadores canino son autónomos o tienen sus propias empresas. De este modo pueden ofrecer servicios directamente a los dueños de perros o bien trabajar para otras empresas que funcionan de intermediarias, para completar el catálogo de servicios de dichas empresas.

En algunos casos, los educadores de perros también pueden ser contratados por empresas especializadas en educación canina, en empresas que ofrecen diversos tipos de servicios para mascotas, o por entidades que necesitan entrenar a sus perros para labores relacionadas con la seguridad o el rescate, así como para ofrecer servicios a invidentes y sus familias, o para entrenar perros de terapia asistida con animales.

Estudiar para ser adiestrador

CIM Formación ofrece varias opciones para estudiar adiestramiento y educación canina. En Barcelona ofrece el curso de Adiestramiento de Base y Educación Canina, de 380 horas, reconocido y acreditado por la Asociación Nacional de Adiestradores (ANACP), que incluye 100 horas de prácticas en centros especializados. El programa está adaptado al Certificado de Profesionalidad de referencia en el ámbito de la educación y el adiestramiento canino.

En Valencia y Alicante, el curso de Educación y Adiestrador Canino es oficial y está homologado por la Generalitat Valenciana. Es de 150 horas e incluye módulos teóricos y prácticos.

Una vez superada esta formación, los alumnos reciben el diploma acreditativo oficial de Adiestrador y Educador de Perros Potencialmente Peligrosos. Con esta titulación es posible solicitar la inscripción en el Registro oficial de adiestradores caninos capacitados de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario