¿Por qué un arnés para perros y no un collar?

Cada vez son más los profesionales que recomiendan el uso de arnés para perros, y no de collar. Esto es debido, sobre todo, a la presión que el collar ejerce sobre la tráquea. No obstante, muchos defienden que para algunos tipos de perros el collar puede seguir siendo la mejor opción.

Uso de collar

Los collares son la solución habitual para pasear con el perro. Vienen en una amplia variedad de estilos y permiten llevar la identificación del animal visible. Algunos están intencionalmente diseñados para restringir o causar malestar cuando un perro tira, como un medio de entrenamiento. Sin embargo, dado que, como vemos en nuestros cursos de educación y adiestramiento canino, hay otras opciones de entrenamiento que usan refuerzo positivo en su lugar, cada vez menos profesionales lo recomiendan y mucho menos lo emplean.

Un collar puede ser una opción aceptable para perros que no tienen problemas respiratorios y no son propensos a tirar de correas. También pueden ser más cómodos para algunos perros, especialmente si van a usarse durante largos periodos de tiempo, ya que un arnés no es, por lo general, tan cómodo para usarlo todo el día.

Por otra parte, si el perro tiene el pelo largo puede que le convenga más el collar, ya que en el arnés podría quedarle atrapado el pelo y causarle molestias. Sin embargo, para los perros que tiran fuerte durante las caminatas, un collar puede aumentar el riesgo de lesión en el cuello, debido a que la presión prolongada en el cuello puede provocar lesiones.

Además, si el perro lleva puesto un collar y de repente corre tras algo, cuando llegue al final de la correa, se verá empujado hacia atrás y recibirá toda esa presión en el cuello. Un arnés puede ser la mejor opción en esos casos.

collar o arnés para perros

Uso de arnés para perros

Los arneses son cada vez más populares. Son excelentes herramientas de entrenamiento para los cachorros y  permiten tener un poco más de control. Los arneses no ayudan a tirar y permiten evitar que el perro intente saltar sobre extraños o salir corriendo sin preocuparse por ahogarse. Los perros en arneses también son menos propensos a enredarse en la correa accidentalmente.

Otra ventaja del uso de arnés para perros en lugar de los collares es que reducen el riesgo de lesiones en el cuello. También causan menos restricciones para las razas que son propensas a padecer problemas respiratorios o colapso traqueal. Los collares también pueden hacer que los globos oculares de ciertas razas sobresalgan de sus órbitas si se aplica demasiada presión sobre el cuello.

Los arneses pueden ser de fijación frontal o de fijación trasera. Los arneses de fijación frontal son efectivos para perros más grandes, ya que van desde el frente, mientras que un arnés de sujeción trasera no permite tener tanto control y puede llevar a un peor comportamiento de tracción, ya que el perro no siente la orientación necesaria para entrenamiento. Los arneses de sujeción hacia atrás se recomiendan para razas pequeñas, ya que son más sensibles a la presión y un arnés de sujeción frontal puede ser doloroso para ellos.

Autor: Eva R.

Compartir

2 comentarios en “¿Por qué un arnés para perros y no un collar?

  1. No estoy de acuerdo con los todos los comentarios de Eva María.
    El arnés es un instrumento que hace que el perro se encuentre cómodo tirando y si el perro tira y el dueño tira ¿quien gana?… el perro.
    Existen los arneses que a la vez giran la cabeza o comprimen las patas delanteras evitando que tiren. Eso vale para las personas que son incapaces de sujetar al perro por condicionantes físicos, pero no para enseñar.
    El perro con arnés no aprende ó en el mejor de los casos le cuesta muchísimo aprender.
    Si el perro lleva collar no debe tirar puesto que se produce el mismo efecto de antes el perro tira … el dueño tira… ¿quien gana?… nadie, por que entonces el perro puede verse dañado en la tráquea ó el cuello (ahí si que tiene razón Eva María).
    Mi opinión es la de usar collar para adiestrar al perro pero su uso siempre dependerá del perro, de su raza y su carácter y sabiendo hacerlo, para lo cual lo mejor es consultar a un adiestrador, él te dirá cómo y cuando hacerlo.

    1. Hola Jose. En primer lugar agradecerte tu comentario y tu argumentación ya que si bien es cierto que cada tándem guía-perro es un caso, también es correcto afirmar que el arnés previene problemas laríngeos y traqueales. El hecho no es tanto qué es mejor, que lo será en función de cada caso, sino en cómo se aplica la técnica correcta para enseñar al perro a no tirar. Y cuando tenemos perros que tiran, los arneses son más seguros para evitar problemas de salud.
      Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…