Por qué los perros se lamen el hocico
Perro se lame el hocico
Perro lamiéndose los labios. Foto: Raspopova Marina en Unsplash

Por qué los perros se lamen el hocico

Para los perros el hecho de lamerse el hocico es una forma de comunicación. Está utilizando el lenguaje corporal para indicar cómo se siente, para enviar un mensaje.

Lamerse el hocico es una de las señales de calma señaladas por la famosa adiestradora de perros noruega Turid Rugaas. Según indica, la acción es llevada a cabo especialmente por perros negros, perros con mucho pelo en la cara y otros cuyas expresiones faciales por alguna razón son mas difíciles de apreciar (bulldogs) que los perros con colores claros, ojos visibles y largos hocicos. Pero cualquiera puede usar esta señal, y todos los perros lo entienden.

Se trata de un rápido y pequeño lamido en el hocico que es más fácil de apreciar si observas a tu perro de frente, aunque una vez que hayas aprendido a identificar el lamido podrás verlo incluso mientras caminan en el paseo.

A veces este gesto no dura más que un breve instante, en el que la punta de su lengua asoma por fuera de su boca. Pero todos los perros siempre lo ven, lo entienden y responden a ello.

Si te interesa conocer más sobre este aspecto sobre el comportamiento y la educación canina, puedes consultar el libro publicado por esta autora: Calming Signals – The Art of Survival (Señales de Calma – El arte de la supervivencia)

Lamerse el hocico implica calma

Lamerse el hocico suele ser un gesto de apaciguamiento. Así, este gesto lo realizan cuando se sienten estresados y/o incómodos por algo que sucede a su alrededor, que perciben como una amenaza.

Un ejemplo de esto puede verse en los perros que son regañados cuando sus dueños vuelven a casa después de haber pasado todo el día solos y se encuentran con que el perro ha hecho alguna travesura o ha tenido percance.

Ante los gritos y la actitud negativa de su dueño el perro ofrece un gesto de apaciguamiento lamiéndose los labios y evitando su mirada. Esta es la manera que tiene el perro de decir que no es una amenaza para la persona o animal que se comporta de una manera agresiva.

Pero aunque el gesto de lamerse los labios se considera generalmente como un gesto de sumisión destinado a evitar la agresión, también puede ser de que un perro está estresado e incómodo con la situación.

Este gesto de apaciguamiento puede ser el primer intento de un perro para detener el comportamiento agresivo, pero esto no significa que el perro no vaya a ponerse a la defensiva si el comportamiento agresivo continúa.

En cualquier caso, si lamerse los labios se torna un hábito compulsivo, podríamos estar ante un problema de ansiedad o estrés. De ocurrir, sería bueno consultar con expertos en comportamiento canino.

El momento previo a comer

Otras ocasiones en las que los perros se lamen los labios es justo antes de comer. Cuando saben que se acerca el momento, sus sistema digestivo empieza a segregar mayor saliva.

Se lamen como acto reflejo para quitar ese exceso de saliva.

El movimiento de la cola

Cuando los perros mueven la cola, también lo hacen como forma de comunicación. Se puede saber mucho sobre cómo se siente un perro observando el movimiento de su cola.

De hecho, cuando un perro mueve la cola está diciendo mucho más de lo que puede pensarse, ya que este gesto no es simplemente una manera de expresar lo alegre que esté de ver a alguien. En este sentido, hay que observar varios aspectos, algunos bastante sutiles, para poder identificar el mensaje que está lanzando el perro.

En primer lugar, la posición en la que un perro tiene su cola dice mucho. Si la cola se mantiene alta y tensa es una señal de que el perro está excitado, pero si está baja y entre sus piernas el animal esta asustado. Esto es bastante obvio para la mayoría de la gente. Interpretar el mensaje es un poco más complicado, ya que en algunos perros, debido a las características de su raza, se pueden malinterpretar la señales.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

35 comentarios
  • Buenos días,
    Les escribo porque hace tres días adoptamos un gatito de un mes y medio. Tenemos dos perros. Lo que nos preocupa es la Podenca, que tiembla mucho al verla a través del cristal de la puerta y se lame de vez en cuando y de forma rápida el hocico. ¿Eso es que está salivando y se la quiere comer o es que intenta calmarse?

    Muchas gracias por su ayuda

    • Hola Lara. Esos lamidos compulsivos de labios y hocico indican estrés, no que quiera comerse al gatito. Lo que deberíais hacer es juntarlos poco a poco para que se vayan conociendo y evitar la ansiedad de la podenca. Por ejemplo con un transportín, donde el gatito estará a resguardo y se podrán olisquear y reforzando (con caricias, palabras o golosinas) a la perra cuando esté tranquila y no se lama el hocico.

  • Hola mi perro se lame repetidamente el hocico. No sé a qué se deba. Lo hace siempre y le miro el hocico y no le veo nada raro. Lo hace en momentos diferentes del día pero casi que a diario. Gracias

    • Hola Carolina. Si crees que tu perro se lame los labios y la trufa y no lo identificas con una señal de calma (tal y como explica el artículo) es posible que o bien te pida comida o bien que tenga algún problema. La salivación excesiva y continuos lametones pueden indicar algún problema en la cavidad oral (sarro, cuerpo extraño clavado…) o incluso sensación de picazón por alguna alergia. Si no ves que lo haga con mucha obsesión no te preocupes, pero si continúa y se hace alguna herdia deberás llevarlo al veterinario.

    • Hola Alicia. Casi seguro que esta conducta de lamerse los labios en el caso de tu perrito no tiene nada qué ver con el tema del artículo. Posiblemente sea algún efecto secundario de la medicación que toma, por lo que te aconsejamos que pregutes al veterinario que lo lleva.

  • Mi perro se lame mucho por las noches es como si estuviera chupando algo constantemente. Le llamo la atención y para pero al rato vuelve a hacerlo y así repetidamente toda la noche. ¿Qué puede ser ese comportamiento?

    • Normalmente las conductas de lamidos persistentes pueden tener dos orígenes. El primero que hay que descartar es el médico y en consecuencia saber qué zona se chupa para descartar algún tipo de picazón o prurito que a veces dan algunas infecciones cutáneas coomo las piodermas o incluso dolor en alguna articulación. Una vez descartado el problema médico podemos pensar que se trate de un problema de comportamiento y ahí es posible que lo haga para llamar tu atención. Nuestro consejo es que en primer lugar descartes cualquier problema médico y en caso que no lo sea, empezar a pensar en qué hacer incorrectamente para que cada noche te despierte para que lo «riñas». ¡Suerte!

  • Mi perro olfateo un juguete con los collares de mi perrito que murio hace un año y era su compañero. Luego de olfatear los objetos se lamio el hocico. Quisiera entender de que se trata esto. Sera estress por que no sabe donde esta mi otro perrito? O se estara tratando de calmar.

    • A nivel general, el hecho de lamerse los labios es conocido como una de las señales de calma de los perros y su objetivo persigue calmar a alguien a quien el perro percibe como una amenaza y le provoca estrés. Podría ser muy bien lo que dices, es decir que hay cierta confusión ya que recuerda el olor pero ese olor no está presente, no se materializa y ese hecho le estresa. Pero también podría tratarse de una conducta que realizan a menudo los perros cuando quieren percibir bien un olor, como por ejemplo feromonas, se lamen a fin de disolver las moléculas en su saliva para percibir mejor. Sea como sea no te preocupes, ya que si tu otro perro murió hace un año él ni lo recuerda, aunque pueda crearle «confusión» su olor.