¿Por qué los perros comen hierba y la vomitan?
Perro comiendo hierba
Perro comiendo césped. Foto: Shutterstock

¿Por qué los perros comen hierba y la vomitan?

Los perros comen hierba porque esto les ayuda a vomitar y así purgar el estómago. Así que si descubres a tu perro comiendo hierba no te asustes. Tampoco es motivo de alarma ver que vomita después de hacerlo.

Según un estudio de la revista de salud WebMD, el 80% de los perros come hierba, si tienen acceso a ella, y la mayoría de los veterinarios consideran que es un comportamiento normal del perro.

Pero el hecho de que sea algo habitual e incluso saludable para ellos, no deja fuera de juego posibles peligros que esto puede conllevar. Es más, puede llegar a revelar problemas de conducta del can, ya que según algunos expertos, el hecho de que el perro coma hierba con regularidad es una patología leve que puede ser la consecuencia del aburrimiento del animal, aunque la causa puede ser más seria, un problema que no se ha detectado, como, por ejemplo, que tenga costumbre de comer basura a la que tiene acceso o que juega con elementos que resultan tóxicos o le causan malestar. Por otra parte, comer hierba también puede ser signo de que el perro no tolera algún ingrediente de su comida habitual.

¿Por qué el perro come hierba?

Hay diversas razones que explican los motivos por los que los perros comen hierba. Algunos expertos proponen que los perros podrían recurrir a comer hierba cuando no se sienten bien y necesitan vomitar para sentirse mejor. Otros cuestionan esta idea, sobre la base de que no se ha demostrado que los perros sean lo suficientemente inteligentes como para decidir cómo tratar un dolor de estómago comiendo hierba.

La evidencia sugiere que la mayoría de los perros que se alimentan de hierba no están mal de antemano, o al menos no lo parece. De hecho, menos del 10% de los perros parece estar enfermo antes de comer hierba. Además, el hecho de comer hierba no siempre provoca el vómito.

También se ha sugerido que los perros comen hierba para mejorar la digestión, eliminar lombrices intestinales o satisfacer una necesidad nutricional insatisfecha fruto de una dieta deficitaria (por ejemplo, en fibra).

En realidad, son varias las razones por las que un perro come hierba. En primer lugar, por un dolor de estómago. Pude haber sido provocado porque algo que ha comido y no le ha sentado bien. Al tragar el césped, este provocará un aumento de la secreción de líquidos y el vómito.

En segundo lugar, al comer hierba, esta aporta al perro fibra que le ayuda a digerir. Es algo natural para ellos, ya que se trata de un hábito procedente de sus ancestros los lobos.

Peligros de comer hierba para los perros

Dicho lo anterior, podemos decir que, en principio, comer hierba no supone un problema grave para el perro. De hecho, hay quien prepara batidos vegetales para sus mascotas (los famosos batidos verdes, pero adaptados a perros). Al parecer, la mayoría los toma con mucho gusto y mejora su salud y su aspecto.

Sin embargo, el hecho de comer hierba no está exento de riegos. Por ejemplo, si un perro come hierba para vomitar porque ha ingerido un cuerpo extraño puede dar lugar a problemas aún mayores, y puede llegar a sufrir gastritis. Y si el problema que lleva a un perro a comer hierba es un dolor de estómago, el vómito puede agravar igualmente el problema.

En cualquier caso, todos los perros pueden sufrir problemas al comer hierba derivados de la presencia de fertilizantes, insecticidas y químicos en el césped. De hecho, puede llegar a intoxicarse e incluso a sufrir un envenenamiento grave. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado con el tipo de productos que usas en tu jardín y vigilar al perro cuando estés paseando en el parque o en el jardín de otras personas, especialmente si has observado la conducta en anteriores ocasiones.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

Añadir comentario