La importancia de la anamnesis en la rehabilitación de fauna salvaje

La anamnesis es un factor de mucha importancia dentro del proceso de rehabilitación de fauna salvaje. La recogida de datos referentes a la localización del animal en el momento del hallazgo, de las características del entorno inmediato, del tiempo transcurrido desde el hallazgo hasta la recepción, el comportamiento del animal en el momento de la captura y un largo etc., son informaciones preferentes para organizar correctamente todo el proceso posterior.

Anamnesis: información clave

Al margen de aspectos puramente clínicos, una correcta anamnesis puede darnos datos de mucho interés para la gestión faunística. En casos de colisión con líneas eléctricas, atropellos, etc., la información recibida puede ser utilizada para localizar puntos negros y elaborar informes que contribuyan a rectificar los posibles impactos.

rehabilitacion-fauna-salvaje-7-CIM-Formacion

Por otro lado, la recepción en sí misma, es una aspecto a tratar con cuidado. Del trato recibido por el donante, y de la capacidad de transmitir tranquillidad y seguridad a la persona o entidad que realiza la donación, depende buena parte del futuro del centro.

No existe nada más negativo para un centro, que transmitir inseguridad a la persona que hace la donación, y que el encargado de recibir el paciente, por ejemplo, no pueda identificar correctamente la especie o que no sea capaz de transmitir seguridad a la valoración previa de la lesión.

Otros aspectos indirectos

Son también de vital importancia: el orden de la sala de recepción, el aspecto de higiene y la corrección y organización de la toma de datos. Todos estos factores, sin duda, serán la imagen que el centro ofrezca al exterior, y motivarán que el donante no tenga dudas si vuelve a encontrarse otro animal carente de asistencia.

Dentro de los datos que el receptor tiene que tomar en el momento del ingreso, podemos destacar:

  • Especie, sexo, edad y fecha
  • Localización en el momento del hallazgo
  • Circunstancias del hallazgo
  • Quién ha comunicado el hallazgo
  • Características del entorno
  • Tiempo transcurrido desde el hallazgo
  • Comportamiento del animal en el momento de ser capturado
  • El transporte utilizado por su traslado al centro
  • La duración de este transporte
  • Cómo se ha transportado el ejemplar
  • ¿Ha comido o bebido?
  • ¿Ha estado en contacto con otros animales antes de la entrega al centro?
  • ¿Se le ha administrado algún tratamiento antes del ingreso al centro?

La importancia de la información

Existen determinadas patologías de difícil detección inicial, los síntomas de las cuales podemos no relacionar a nivel causal de manera inmediata. Por estos casos, la información facilitada por el donante o por la persona que ha localizado el ejemplar, puede ayudarnos eficazmente a establecer un diagnóstico inicial o, cuando menos, establecer una línea de hipótesis diagnóstica.

Con esta fase del proceso, podemos observar claramente una de las diferencias básicas entre el centro o clínica veterinaria de animales domésticos y un centro de recuperación de fauna salvaje. Normalmente los animales domésticos que son llevados a una clínica veterinaria, cuentan con un historial clínico previo, o sus propietarios pueden darnos mucha información para la historia concreta de la patología, que, sin duda, aporta gran valor al global del tratamiento.

Los animales salvajes no tienen propietario, y el rehabilitador, en el momento del ingreso, tiene que intentar reconstruir “el historial clínico” del ejemplar para poder elaborar un plan eficaz.

Otra diferencia importante es la finalidad de todo el proceso. Un perro o un gato, dependiendo de la gravedad de su caso, puede tener una resolución fisiológicamente deficitaria; es decir, podría, por ejemplo, quedar cojo. El propietario se lo lleva y vivirá, probablemente, muchos años con calidad. Un animal salvaje difícilmente puede tener esta resolución.

El objetivo del centro de recuperación de fauna salvaje es restituir la capacidad funcional del animal hasta el punto que este pueda reingresar en el sistema. Tiene que ser capaz de sobrevivir por sí mismo y cubrir sus requerimientos biológicos sin ningún tipo de ayuda suplementaria. Si el resultado no es este, hemos fracasado.

rehabilitacion-fauna-salvaje-1-CIM-Formacion

Todos estos factores hacen que la información con la que contamos justo en el momento del ingreso, tenga una especial importancia. Lo mismo podríamos decir de los conocimientos para los requerimientos biológicos de las diferentes especies, puesto que estos serán los que diseñarán el proceso de adiestramiento previo a la liberación.

El técnico de rehabilitación ha de tener los suficientes conocimientos veterinarios como para poder realizar correctamente un ingreso, los primeros auxilios y la estabilización del ejemplar a la espera de la instauración de la terapia definitiva, pero también tiene que conocer la biología y los mecanismos conductuales de las diferentes especies. Estos son aspectos de suma importancia durante el ingreso y el proceso de rehabilitación una vez conseguida el alta veterinaria que aprenderás en el curso de Cuidados de Animales salvajes, de zoológicos y acuarios.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…