Cómo examinar los dientes y encías del gato
examinar los dientes y encías del gato|examinar los dientes y encías del gato|examinar los dientes y encías del gato|limpiar los dientes de mi gato|examinar los dientes y encías del gato

Cómo examinar los dientes y encías del gato

La salud dental es muy importante para la salud general del gato. Por eso es fundamental comprobar el estado de los dientes y encías del gato de forma rutinaria en busca de signos de enfermedad o problemas.

Cualquier cambio inusual observado en la boca del gato es motivo suficiente para acudir al veterinario lo antes posible.

La mayoría de los gatos tendrá algún tipo de enfermedad dental en algún momento, pero si se detecta a tiempo se puede empezar un tratamiento simple y eficaz y evitar riesgos innecesarios.

Para prevenirlas lo mejor es cuidar su alimentación y llevarlo al centro veterinario, donde el veterinario y su equipo de auxiliares veterinarios realizará una completa higiene bucodental del gato.

Consejos para examinar los dientes y encías del gato

examinar los dientes y encías del gato1. Debes de examinar la boca de tu gato cuando esté en calma y tranquilo para evitar asustarlo y molestarlo. Para ello obsérvalo y acaríciale primero para que se relaje y se sienta cómodo.

Lo primero que debes hacer es observar su cara. La cara hinchada por debajo de los ojos puede ser signo de absceso dental. Las fracturas en los dientes caninos pueden causar inflamación de la nariz. Además, si notas que le duele el cuello justo por encima es probable que también se deba a problemas dentales.

2. Como parte de este examen rutinario de la salud dental del gato deberías olerle el aliento. Para ello, tira hacia atrás de sus labios levemente. Basta con que te acerques un poco (evita pegar la cara al gato y meter un dedo en la boca para abrirla). Si notas un olor fétido podría deberse a una infección.

3. Después de comprobar el aliento del gato hay que abrir con cuidado la boca. Hay que hacerlo con delicadeza y con cariño, porque los gatos suelen resistirse. Una vez abierta la boca es necesario comprobar si hay fracturas o grietas en los dientes y placa (piezas dentales amarillentas), así como el color de las encías. También es conveniente comprobar si alguna pieza dental se mueve.

4. Además, si el gato muestra un comportamiento inusual y se siente inquieto, si se resiste más de lo habitual a un examen o limpieza dental de rutina, muestra problemas para comer o saliva en exceso habría que sospechar un posible problema de salud y acudir de inmediato al veterinario.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos