Cómo evaluar el índice de condición corporal en perros y gatos
Perro subido en la báscula

Cómo evaluar el índice de condición corporal en perros y gatos

¿Tu perro o gato tiene sobrepeso? No siempre es fácil saberlo a simple vista. Lo primero que debe establecer es cómo identificar correctamente la condición corporal de tu mascota, ya que esto puede determinar si necesita aumentar de peso, perder peso o mantener su peso.

Aproximadamente algo más del 50% de perros y gatos sufren de sobrepeso u obesidad, que suponen la antesala a muchos problemas de salud. En este aspecto es mejor prevenir que curar, por lo que es importante verificar regularmente el peso y la condición corporal (ICC) de los animales de compañía, ya que forma parte importante de cualquier programa de bienestar animal.

Este artículo puede ayudarte a explicar a los clientes cómo identificar posibles problemas de peso a tiempo y ayudar al equipo veterinario a conseguir buenos resultados con el tratamiento más adecuado.

Exceso de grasa corporal en perros

La herramienta más habitual que existen en veterinaria para evaluar el sobrepeso de perros y gatos es el índice de condición corporal (ICC). Esta escala se basa, por una parte, en la observación de la morfología corporal y, por otra, en la palpación de prominencias óseas y depósitos grasos del paciente. Se trata de un método que, además de rápido, es barato, ya que se puede realizar de manera cotidiana.

Cabe destacar que el ICC es un método subjetivo, pero, a pesar de ello, ha sido validada frente a una medida objetiva de grasa corporal como una herramienta práctica y eficaz de evaluación del depósito graso en perros.

Es interesante saber que la World Small Animal Veterinary Association (WSAVA) ha establecido la evaluación nutricional como quinto signo vital en la exploración de perros y gatos, lo cual ha favorecido el desarrollo de materiales para facilitar el uso de herramientas de evaluación nutricional como el ICC.

En este sentido, la página web de la WSAVA  pone a disposición de los usuarios la escala de ICC y documentos para familiarizar al clínico con su uso de forma gratuita.

Pesar al animal

Hay que pesar regularmente a la mascota para monitorear las tendencias, tales como aumento de peso lento o pérdidas de peso progresivas que de otro modo serían difíciles de detectar.

  • Pesar gatos y perros pequeños y medianos en la báscula de baño usando uno de los siguientes métodos:
    Entrenar al animal a sentarse en la báscula utilizando golosinas bajas en calorías como recompensa.
  • Mantener al animal en brazos y subirnos a la báscula para conseguir un peso combinado. Luego, solo hay que restar nuestro peso para obtener el peso de la mascota.
  • Entrenar al animal a sentarse en su canastilla o a meterse en el transportín y los subimos a la báscula. Asegúrate de restar el peso de la cesta, y recompensar con una golosina baja en calorías.

Si el perro es demasiado grande para pesarlo en casa, hay que invitar a los propietarios a utilizar la báscula de nuestro centro veterinario. Consúltalo con el veterinario, pero es una opción que permite acercar al equipo propietario-mascota con el equipo veterinario y ayuda además a la fidelización del cliente.

Tabla de condición corporal (ICC)

El Índice de la Condición Corporal evalúa la grasa corporal. Se utilizan dos escalas para medir tanto a perros como a gatos: la escala de 5 puntos y la de 9 puntos.

El objetivo es tener un animal en 2’5-3 en la escala de 5 puntos (4-5 en la de 9 puntos). Muchos propietarios consideran que con este puntaje los animales están demasiado delgados, de ahí la importancia de concienciarlos y educarlos en nutrición y ejercicio.

Estas valoraciones sobre el ICC ideales se basan en varios estudios en perros y gatos, así como en estudios de otras especies. Las asociaciones con riesgo de enfermedades y el ICC en animales adultos aumentan por encima de 3’5 en la escala de 5 puntos (6 en la de 9).

Solo se tarda un minuto para evaluar a la mascota sobre su condición corporal  y si se lo explicas bien al propietario, lo podrá realizar en casa. Se combinan dos aspectos para la evaluación, la visión y el tacto:

Usa la vista

  • De pie o sentado al mismo nivel del animal y mirándolo de costado: debe tener un aspecto recogido hasta la cintura en lugar de un vientre abombado y fláccido.
  • Observando desde arriba: debes ser capaz de ver una cintura definida, como un reloj de arena.

Utiliza tus manos

  • Palpa a lo largo de los lados del cuerpo del animal: Ejerciendo una ligera presión con los dedos, debes notar las costillas debajo de la capa de grasa y ser capaz de apreciar un estrechamiento gradual del cuerpo a nivel de la cintura.
  • Palpa la parte superior del cuerpo de la mascota: Debes ser capaz de notar, bajo la capa de tejido graso, las vértebras lumbares, huesos de la cadera y la escápula.

No lo dejes pasar. Si sospechas que tu mascota tiene sobrepeso consúltalo con tu veterinario y toma medidas. Igual que nos pasa a las personas, el sobrepeso tampoco es bueno para la salud de tu perro o tu gato.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario