Cateterización urinaria en animales hospitalizados
cateter-urinario-gato-min

Cateterización urinaria en animales hospitalizados

La cateterización urinaria en animales hospitalizados es una de las labores que recae sobre el auxiliar veterinario en los centros clínicos. A continuación, veremos qué es la cateterización urinaria, para qué sirve y qué métodos de cateterización urinaria existen, entre otros temas.

La cateterización urinaria es un método que permite que la orina drene de la vejiga para su recolección. También se puede utilizar para inyectar líquidos utilizados para el tratamiento o para el diagnóstico de afecciones de la vejiga.

La cateterización urinaria se realiza con un catéter, que es un instrumento tubular, normalmente flexible, que se introduce en el interior de cavidades orgánicas y por el que pasan fluidos.

Cateterización urinaria en animales hospitalizados 1

Para qué sirve la cateterización urinaria

La cateterización urinaria se puede realizar por diversas razones, que son:

  • para obtener una muestra de orina cuando el paciente no es capaz de orinar en el momento en que se necesita la muestra o es necesario que sea una muestra estéril.
  • para vaciar la vejiga antes de una cirugía abdominal o antes de una neumocistografia.
  • para introducir sustancias de contraste para hacer una radiografía.
  • para mantener constante y controlada la eliminación de orina por parte de la vejiga en pacientes con incontinencia, después de una operación de vejiga o para evitar una distensión de la vejiga y para disminuir la tensión en la sutura, entre otros.
  • en una hidropropulsión (que es la introducción de agua a presión para quitar posibles partículas que produzcan una obstrucción).
  • para desobstruir la uretra.
  • para la introducción de fármacos.

Métodos de cateterización urinaria en animales

Para realizar la cateterización urinaria en animales es necesarios tener en cuenta los siguientes métodos.

En primer lugar hay que hablar de la inmovilización, que puede ser física o mediante fármacos.

  • Inmovilización física del animal. La mayoría de los pacientes no ofrecen ninguna resistencia a la cateterización. Sin embargo, a veces, es necesario utilizar bozal en los perros Los perros y los gatos pueden ofrecer resistencias en una Las perras ofrecen resistencia en una posición dorsal.
  • Inmovilización mediante fármacos. La inmovilización se puede hacer a través de sedación. En perros, normalmente, no se necesita, a no ser que se trate de una animal agresivo o que se ponga muy nervioso. En perras, sin embargo, normalmente solo es necesario una ligera sedación,  especialmente cuando se hace con la perra en posición dorsal. Si el animal esta de pie, es mejor no sedarle. En cuanto a los gatos, es recomendable sedarlos y así evitar problemas de estrés.

Por último, es necesario tener en cuenta la preparación del equipo. Hay que preparar antes de que el animal entre. Además, hay que tener en cuenta que es más fácil  hacer la cateterización urinaria si todo es más rápido. Para ello hay que tener preparado con antelación lubricantes, guantes y, por supuesto, el catéter.

Limpieza y esterilización de los catéteres

La limpieza y esterilización  para su reutilización no esta recomendada en los catéteres urinarios. No obstante, eso no es algo que el ATV deba decidir, sino que la decisión corresponde al veterinario.

En caso de reutilización es necesario limpiar primero y esterilizar después los catéteres.

Para limpiar el catéter una vez utilizado  se debe seguir el siguiente proceso:

  1. Introducir con cierta presión agua fría a través del catéter nada más ser utilizado. Esto se hace por lo general con una jeringuilla. Es importante que el agua esté  fría, porque así se  previene una posible coagulación de las proteínas.
  2. Remover con un estilete y repetir el paso anterior.
  3. Lavar el exterior y el interior del catéter con un detergente.
  4.  Controlar los agujeros, pliegues… Si hay algún daño, el cateéter debe ser descartado.
  5.  Almacenar en un sitio seco.

En cuanto a la esterilización, es importante empaquetar el catéter correctamente. El autoclave es el mejor método para la esterilización. A veces, se hace con oxido de etileno (no obstante, este es un procedimiento muy caro y, por lo general, no suele merecer la pena).

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario