Cómo viven las belugas en cautividad
beluga-zoologico

Cómo viven las belugas en cautividad

Las belugas fueron de las primeras especies de ballenas en ser mantenidas en cautiverio. La primera se mostró en el Museo de Barnum, en la ciudad de Nueva York, en 1861. Sin embargo, no es la especie de mamífero marino con el que más éxito se haya obtenido con la cautividad.

De hecho, hasta hace muy poco las belugas que se podían encontrar en acuarios se capturaban en la naturaleza, ya que los programas de cría en cautividad no habían tenido mucho éxito.

Cómo viven las belugas en cautividad 1

Un dato interesante que merece la pena destacar es que las belugas liberadas del cautiverio tienen dificultades para adaptarse a la vida en la naturaleza, pero si no son alimentadas por humanos, pueden tener la oportunidad de unirse a un grupo de belugas salvajes y aprender a alimentarse, según Audun Rikardsen (de la Universidad de Tromsø).

Por otra parte, está el problema de la superviviencia, ya que las belugas cautivas viven mucho menos que las belugas que viven en libertad. Mientras que las ballenas beluga que viven en libertad pueden vivir de 50 a 60 años, las belugas cautivas mueren, por lo general, antes de los 30 años.

Belugas en cautividad

Como ocurre con otros animales en cautiverio, las ballenas belugas desarrollan comportamientos estereotipados, como nadar en círculos o “en ocho”. Estos animales se estresan con facilidad debido a la falta de motivaciones del entorno y las paredes de hormigón que devuelven sus ondas sonoras, por lo que es necesario ofrecerles estímulos y enriquecimiento ambiental.

Hay que tener en cuenta que la ballena beluga no se adapta a la cautividad tan fácilmente como otros mamíferos marinos. En principio se capturaban para entretenimiento de los humanos y en la actualidad se están utilizando también para investigación. Sin embargo, las protectoras de animales y otros organismos no dejan de denunciar la situación de estas ballenas.

En cualquier caso, se está estudiando cómo mejorar la calidad de vida de las belugas en cautividad. En esta línea, el Oceanográfico de Valencia está desarrollando un proyecto de investigación para estudiar el comportamiento acústico de las belugas en cautividad con el objetivo de implementar mejoras para favorecer el bienestar en cautividad de estos animales, así como con la gestión de las poblaciones naturales. Esta línea de investigación es de especial relevancia a nivel internacional, ya que los resultados pueden ofrecen importantes conclusiones que podrán aplicarse en todos los acuarios que tengas belugas en cautividad.

Sobre la ballena beluga

Las ballenas beluga son mamíferos marinos que nacen de color gris oscuro y que, entre los 5 y 12 años, se vuelven blancas. El cuerpo de una beluga necesita ser robusto y está envuelto en una gruesa capa de grasa. Esto a menudo forma pliegues gruesos  en su cuerpo para mantenerlas calientes, ya que, en libertad, viven en las altas latitudes del hemisferio norte en las frías aguas del Ártico y subártico.

Las ballenas beluga llevan vidas muy sociales. Viajan en grupos relativamente grandes y les gusta mezclarse e ir cambiando entre diferentes grupos de forma regular. En general, los machos prefieren viajar entre ellos y las hembras con otras hembras y sus cachorros.

Comen una gran variedad de pescados y mariscos como bacalao, arenque y salmón, así como calamares, camarones y cangrejos. Curiosamente, a pesar de tener dientes, las belugas  no mastican su comida, sino prefieren tragar las piezas enteras.

Tienen un lenguaje muy avanzado, que incluye una amplia gama de vocalizaciones. Son tan inteligentes que incluso se sabe que pueden imitar las voces humanas.

Por otra parte, desempeñan un papel fundamental en el equilibrio de sus ecosistemas nativos al alimentarse de las especies marinas más comunes en el ecosistema, evitando que se vuelvan excesivas.

Lamentablemente, la forma de vida de las belugas en su hábitat salvaje está amenazada. La contaminación acústica subacuática interfiere gravemente con la capacidad de estos animales para comunicarse, viajar, cazar y reproducirse. Las ballenas beluga figuran como casi amenazadas en la Lista Roja de la UICN.

Si te interesa saber más acerca de las belugas o las ballenas en general, y te gustaría trabajar con ellas, infórmate sobre el curso de Técnico en Mamíferos Marinos de CIM Formación con clases presenciales en Alicante.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos