Cinco historias extraordinarias de perros leales
galgo-adopta-ciervo-CIMFormacion|Wilma-perro-bombero-CIMFormacion|pearl-labrador-rescate-CIMFormacion|pitbull-terapia-niños-CIMFormacion|golden-retriever-terapia-asistida-perros-CIMFormacion|pitbull-terapia-con-animales-ninos

Cinco historias extraordinarias de perros leales

National Geographic ha publicado un nuevo libro, cuya autora Rebecca Ascher-Walsh dedica 38 historias acerca del extraordinario vínculo creado entre perros y sus propietarios. Una vez más, los perros nos enriquecen a diario y nos ofrecen amor incondicional en la obra Devoted.

Historias más destacadas

Jasmine

Jasmine, una galga rescatada, ha cuidado en el Nuneaton Warwickshire Wildlife Sanctuary a más de 50 animales, incluyendo a Bramble, un cervatillo huérfano.Foto: Caters News Agency
Jasmine Foto: Caters News Agency

En 2003 un policía inglés descubrió un galgo acurrucado de miedo en un cobertizo cerrado con llave. La perrita se encontraba muy desnutrida, sucia y con signos evidentes de maltrato.

El policía la llevó al Nuneaton and Warwickshire Wildlife Sanctuary, un lugar fundado y dirigido por Geoff Grewcock para cuidar animales enfermos y heridos. Y este generoso acto le cambiaría la vida, no sólo a la perra, sino también a muchos otros animales.

“Cuando conocí a Jasmine, se notaba que había sido maltratada, pero era una perra mansa por naturaleza”, dijo Grewcock . “Y muy pronto, empezó a cuidar de otros animales.” Jasmine se hizo famosa por adoptar crías de perro, zorros, un cervatillo, cuatro crías de tejón, quince pollos, ocho cobayas, quince conejos y una de sus favoritas, una gallina.

“Hay ciertas cosas que sólo una madre puede proporcionar, y Jasmine siempre estaba dispuesta a entregarse”, afirmó Grewcock. Jasmine falleció en el otoño de 2011. “Su muerte fue muy triste, pero fue un animal mítico, y su legado continúa vivo.”

Wilma

Cuando Wilma, una perrita pit bull, llegó frente al parque de bomberos de Brooklyn tenía hambre y estaba enferma, su pelo estaba sucio y su lengua colgaba formando un extraño ángulo, pero nunca dejó de menear la cola.

Wilma fue rescatada y adoptada por el capitán de bomberos Steve Sietos.Foto: Brad De Cecco
Wilma Foto: Brad De Cecco

Poco después Wilma fue diagnosticada de parálisis cerebral. El capitán de bomberos Steve Sietos no podía gastarse los 8.000 dólares que costaba el tratamiento, que además no aseguraba su recuperación. “Me dije a mí mismo: ‘no más veterinarios’. Me puse a investigar acerca de hierbas y esencias florales que ayudan al sistema inmune, y ese fue el comienzo de su curación.”

También fue el comienzo de una carrera profesional distinta para Sietos: herbolario. Ahora ayuda a los animales y a las personas.

En cuanto a Wilma, ha mejorado y ha asumido un papel generalmente reservado para los dálmatas en los parques de bomberos norteamericanos.

Pearl

En el refugio de animales, un grupo que entrenaba a perros lazarillos vio un diamante en bruto al conocer a Pearl, una labrador retriever de color negro. Pero a mitad de su preparación, su adiestrador afirmó: “Este perro es demasiado hiperactivo”, por lo que quedó fuera del programa de entrenamiento para perros lazarillos.

 Ron Horetski y su socia Pearl se dedican a labores de búsqueda y rescate de personas desaparecidas.
Ron Horetski y su socia Pearl

Tal afirmación fue música para los oídos de la National Disaster Search Dog Foundation, ya que los perros de búsqueda y rescate de personas requieren trabajar durante todo el día. Tras un laborioso entrenamiento, el capitán de bomberos de Los Ángeles Ron Horetski y Pearl se marcharon en 2010 para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití, como parte del primer registro canino internacional y equipo de rescate. La pareja también viajó a Japón tras el tsunami de 2011.

Cuando está en casa, Pearl acompaña a su dueño en el marco de las directrices del programa, pero “es una perra de trabajo, por lo que no está en mi regazo viendo la televisión por la noche”, dice Horetski. “Y no vamos a correr y a jugar, porque tiene que estar preparada y tener energía suficiente si surge una emergencia. Pero es mucho más que una mascota. Pearl es mi socia.”

Luca

Luca es una pit bull sorda que fue adoptada de un refugio cuando aún era cachorrita. Fue entrenada por sus dueños Brooke Slater y Dave Goldstein para buscar el contacto visual constante y así poder seguir sus órdenes.

Luca es una auténtica "Embajadora de los Pit Bull" y una perra de terapia genial. Como es sorda los niños aprenden a hablar con ella con señales de manos.
Luca

Luca trabaja con jóvenes en situación de riesgo o con alguna discapacidad y “no da a estos niños otra alternativa que no sea el contacto visual, porque camina hasta ellos directamente”, explica Slater.

Luca es también una embajadora de su raza, ya que inspiró a sus dueños a abrir un perfil en facebook bajo el nombre de Bruised Not Broken a favor de los pit bulls, que cuenta ya con casi 300 mil seguidores.

“Somos parte de un programa que enseña la empatía y la compasión. Cuando Luca entra en la habitación, los niños al ver un pit bull, gritan y dan saltos casi hasta el techo” dijo Slater con una sonrisa.

Así que la primera lección es: “no tengas prejuicios: decide cómo te sientes después de haber pasado un tiempo con ella.” Este es el motivo para el que ha nacido Luca.

Chancer

Iyal y Chancer, el primer perro de asistencia entrenado para ayudar a los niños que nacen con SAF mejorar la confianza en sí mismos e incrementar su independencia.
Iyal y Chancer

La alegría de un perro dio una tregua en forma de consuelo a la desesperación de la familia Winokur, cuyo hijo adoptivo, Iyal, muestra síntomas del síndrome alcohólico fetal.

El adolescente, que tiene daños en el cerebro y en el sistema nervioso central y presenta retraso en el crecimiento emocional, explosiones de ira e insomnio, ha ido agotando toda la dedicación y los esfuerzos familiares durante más de una década.

Pero al cabo de 24 horas de presentarle a Chancer, un golden retriever, la vida de la familia se transformó. En su primera noche en casa se metió en la cama de Iyal y se puso a dormir junto a él; después de años de interrupciones nocturnas, toda la familia finalmente durmió hasta el amanecer. Fue una terapia con animales rápida y sin querer.

Ahora, cuando Iyal tiene una rabieta, Chancer se acurruca junto a él para calmarlo, y “el enfado no aumenta de la forma en que solía y además no dura tanto tiempo”, afirma la madre de Iyal , Donnie Winokur.

Chancer también hace que sea más fácil para la familia disfrutar de las relaciones con su hijo adolescente. “Tengo un hijo con una discapacidad severa, pero un gran corazón y alma caritativa, y ha de asegurarse de que tenemos acceso a ese corazón y a esa alma”, dice Winokur. “Chancer nos ayuda en eso.”

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos