Quiropraxia para problemas cervicales
Trabajo de quiropraxia para cefaleas
Foto: Anthony Tran en Unsplash

Quiropraxia para problemas cervicales

Las posibilidades terapéuticas de la quiropraxia son eficaces en el tratamiento de los síndromes dolorosos secundarios a una disfunción vertebral segmentaria benigna, así como en alteraciones de la movilidad vertebral, asociadas con frecuencia con un dolor producido en el curso del movimiento.

La cefalea (comúnmente llamado dolor de cabeza) es un trastorno común del sistema nervioso y puede presentarse de distintas formas según sus síntomas e intensidad, y puede llegar a ser incapacitante. La cefalea puede localizarse en una zona concreta de la cabeza o afectar de forma general a esta área, y puedes mostrar episodios variables en cuanto a aparición y a duración.

El origen de las cefaleas puede ser de diverso tipo, principalmente vascular, muscular, vascular y muscular (mixto) y tumoral. Las manipulaciones son efectivas en aquellas de origen muscular y mixto

Los tipos de cefaleas en que las manipulaciones quiroprácticas son efectivas son las siguientes:

  • Dolores epicraneales
  • Occipitalgias: hay disfunción en las vértebras C2 y C3
  • Tensionales
  • Migrañas de origen vascular

Cervicalgias con quiropraxia

La cervicalgia es un dolor a nivel cervical que se puede extender desde la primera vértebra cervical y línea occipital. Este dolor puede llegar desde la parte posterior de la cabeza y/o hasta zona frontal y los ojos)  hasta las séptima vértebra cervical y/o primera vértebra dorsal. Además, el dolor puede irradiar también hacia los brazos, codos y dedos de las manos.

A la hora de hablar de cervicalgias, es importante tener en cuenta diferenciar entre raquis cervical alto,  raquis cervical bajo.

  • Las cervicalgia en el raquis cervical alto (vértebras C1 y C) producirán irradiaciones hasta cuero cabelludo y alteraciones del equilibrio.
  • Las cervicalgia en el raquis cervical alto (vértebras de C3 a C7) producirán irradiación a miembros superiores y a la región interescapular.

Por otra parte, hay que tener en cuenta la  intensidad del cuadro observado (hiperálgico, subagudo o crónico), ya que nos ayudará a determinar si es posible o no la manipulación vertebral (regla del no dolor).

Cervicalgias altas

Lo primero que hay que tener claro es que en la fase hiperálgica de una cervicalgia alta no se deben realizar ningún tipo de manipulación. Ya en la fase subaguda, el quiropráctico examinará la movilidad cervical. Antes de recurrir a las manipulaciones hay que preparar tejidos blandos con masaje y movilizaciones suaves

En la fase crónica o fría, el quiropráctico procederá a la preparación de las partes blandas con masaje y movilizaciones. A continuación, procederá a la realización de las manipulaciones. En caso de recidiva o reincidencia, habrá que pensar en un posible trastorno de la estática vertebral.

Cervicalgias bajas

En la fase agua o hiperálgica, en la que se produce irradiación en el miembro superior (hombro, codo, muñeca), no se debe aplicar ninguna manipulación. En esta fase estarán incluidas las cervicalgias postraumáticas y cervicalgias «a frigore».

Ya en la fase subaguda, el quiropráctico podrá manipular cuando los dolores remitan y haya movimientos libres a la exploración (como mínimo dos).

Durante la fase crónica, el tratamiento será igual que el aplicado durante la fase aguda.

Otras lesiones cervicales

Además de las cervicalgias y las cefaleas, otros problemas cervicales que se pueden tratar con quiropraxia son los siguientes:

  • Tortícolis: contracción involuntaria de los músculos del cuello, que suele ser provocada por una mala postura, que puede ocurrir mientras se duerme o en la vida cotidiana.
  • Neuralgias cervicobraquiales: procesos globales que pueden ser provocados de forma súbita por una estructura neural en compromiso o por la suma de pequeños “atrapamientos” del nervio a lo largo del trayecto que sigue desde su salida a nivel cervical hasta la mano.
  • Síndromes subjetivos de traumatizados craneales: conjunto de síntomas rebeldes que son frecuentes después de los traumatismos craneales
  • Algunos tipos de vértigos
  • Algunas falsas sinusitis

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario