Cómo puede ayudar la osteopatía en caso de ciática

Ciática es un término comúnmente utilizado para describir el dolor que viaja por la parte posterior o lateral de la pierna. Pero, en realidad, la ciática no es un diagnóstico, sino un término que se usa para describir la irritación en el nervio ciático. La causa de esta irritación, en aproximadamente el 90% de los casos, se debe al daño del disco intervertebral.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que hay otras causas que pueden provocar dolor a lo largo de la pierna, no sólo la ciática, por lo que conseguir un diagnóstico correcto es de gran ayuda para obtener el tratamiento adecuado.

El síntoma principal de la ciática es dolor agudo en la nalga que corre por la pierna. También se puede experimentar dolor de espalda, dolor pélvico y rigidez. El dolor puede aumentar con la flexión hacia delante. El dolor es peor cuando se está sentado o de pie durante largos períodos de tiempo.

Dolor de ciática

El nervio ciático

El nervio ciático es el nervio más largo y más grande del cuerpo. Es tan grueso como un dedo en la parte inferior de la columna vertebral. El nervio se origina en la zona inferior de la columna, desde donde las raíces del nervio abandonan la médula espinal para extenderse por la parte trasera de la pierna hacia los dedos de los pies.

Por eso cualquier problema en la parte inferior de la columna puede afectar a uno de los nervios que se conectan con el nervio ciático, lo que provocará una irradiación del dolor a lo largo de esa parte del nervio.

Tratamiento con osteopatía en caso de ciática

Lo más importante es mantenerse activo, con un movimiento suave de la espalda. El osteópata puede ayudar creando un plan que facilite la recuperación. Este plan incluirá consejos sobre ejercicios para estirar y fortalecer los músculos de la espalda baja.

También analizará cómo se mueve el paciente para poder aconsejar la forma de mejorar estos movimeintos. El osteópata también realizará manipulaciones que ayuden a reducir el dolor y que aseguren que su cuerpo está en el mejor estado posible para poder facilitar la recuperación.

Puesto que la ciática se debe a la presión sobre el nervio ciático, es lógico pensar que el tratamiento implica la eliminación de esta presión. Por eso, el tratamiento con osteopatía en caso de ciática irá dirigido a eliminar la causa de la ciática a través de una manipulación para liberar la presión del nervio ciático moviendo el tejido blando de alrededor y proporcionando más apoyo a las estructuras circundantes. Este aumentará el rango de movimiento en la región baja de la espalda.

Si estás interesado en aprender estas técnicas osteopáticas, infórmate ya sobre nuestro curso de osteopatía.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…