Osteopatía: Principio correctivo del Thrust
principio correctivo del thrust en osteopatia

Osteopatía: Principio correctivo del Thrust

El thrust es un impulso breve, seco, de corta amplitud y muy rápido que busca concentrar la energía en el tejido afectado para suprimir la restricción de movilidad. Forma parte de las técnicas directas utilizadas en osteopatía. Dichas técnicas son de tipo correctivo, es decir, están dirigidas contra la limitación de la movilidad.

En este sentido, es importante tener en cuenta que una vértebra puede mantenerse en una posición gracias a los elementos que la rodean. En consecuencia, para que el tratamiento sea efectivo, deben utilizarse las técnicas osteopáticas que se dirigen a estos elementos, sin olvidar la necesidad de determinar la causa de esta disfunción. El thrust es una de las técnicas que permitirá la recuperación de la movilidad y el equilibrio.

principio correctivo del thrust en osteopatia

Principio correctivo del Thrust: Aplicación

Para que el thrust sea lo menos traumático y más eficaz posible debe ser aplicado siguiendo las siguientes etapas:

Diagnóstico preciso de la lesión

Establecer el diagnóstico de la disfunción es fundamental como principio correctivo del thrust. Buscar la causa del problema y los parámetros lesionales es la base para determinar qué hay que hacer.

Colocación del paciente

La colocación del paciente debe ser la apropiada para la aplicación de la técnica. Dicha posición depende dónde haya que aplicar la técnica. Esto se decide en función de cuál sea la región vertebral implicada y de la posibilidad del paciente de soportar la posición.

Posición del terapeuta

El bienestar del paciente depende en gran medida del bienestar del terapeuta. Es por eso que este debe buscar una posición cómoda para poder aplicar la técnica de manera eficaz y sin riesgo para sí mismo.

Puesta en tensión y focalización del punto de aplicación

La tensión puede conseguirse gracias a la acumulación de diversos parámetros, mayores (de flexo-extensión, de inclinación lateral y de rotación) y menores (de tracción, de traslación lateral y anteroposterior), que dependen de la zona que va a ser tratada. En cualquier caso, solo el control continuo de la articulación tratada, así como la palpación adecuada a cada momento, guiarán la elección de los parámetros adecuados. La puesta en tensión focalizada y precisa precede al thrust propiamente dicho.

Aplicación del thrust

El thrust se efectúa atenuando brevemente la tensión. La principal dificultad es ser lo suficientemente rápido sin sobrepasar los límites de la articulación. Es por eso que el thrust se considera todo un arte que necesita de una enseñanza rigurosa y mucha práctica.

Si estás interesado en aprender esta y otras técnicas osteopáticas, solicita información sobre el Curso de Osteopatía de CIM Formación.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario

Añadir comentario
  • Una lastima que CIM no contemple la pisibilidad de ofrecer cursos fines de semana..para oersonas que no tenemos la opcion de hacer estos cursos tan interesantes por no disponer de tiempo en dias labirables

    • Hola Graciela,
      Tenemos multitud de horarios disponibles para todos nuestros cursos: por las mañanas, por las tardes, y también fines de semana. En concreto, sobre el curso de osteopatía al que te refieres, el horario es en fines de semana alternos.
      Te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros y te podamos ofrecer toda la información.
      Muchas gracias por seguirnos.