Las técnicas rítmicas en osteopatía
movilizacion-tecnicas-ritmicas-en-osteopatia|tecnicas-ritmicas-en-osteopatia

Las técnicas rítmicas en osteopatía

Las técnicas rítmicas en osteopatía son unas técnicas usadas para el trabajo de los tejidos blandos (ligamentos, músculos, cápsulas y fascias). Antes de continuar, vamos a parar a a situar las técnicas rítmicas en el esquema general de las técnicas empleadas por la osteopatía.

Hay dos grandes grupos de técnicas osteopáticas: las técnicas estructurales y las técnicas funcionales. A su vez, las técnicas estructurales se dividen en técnicas de thrust (que se usan para corregir una disfunción somática y utiliza en su ejecución poca amplitud y alta velocidad) y técnicas rítmicas de tejidos blandos. Las técnicas funcionales son las que se utilizan para relajar la musculatura, inhibir la tensión miofascial. Estas se aplican tanto a nivel músculo-esquelético como a nivel craneal y visceral.

Técnicas rítmicas en osteopatía. Movilización

Las técnicas rítmicas en osteopatía

Como ya hemos comentado, las técnicas rítmicas son técnicas estructurales, fundamentalmente dirigidas a los tejidos blandos y a las articulaciones. Las técnicas rítmicas en osteopatía más utilizadas son las técnicas de stretching, la técnica de articulación, las técnicas neuromusculares y las técnicas de músculo energía.

Técnicas rítmicas de stretching

Esta técnica trata de romper las adherencias y regular el tono muscular. La acción se realiza sobre los ligamentos, fascias, tendones y músculo. Con esta técnica se pretende aumentar la vascularización local y luchar contra la fibrosis muscular.

Técnica de articulación

Esta técnica se fundamenta en la creación de una palanca, como para una manipulación, pero, en este caso, se trata de una palanca específica que permite enfocar la fuerza en un sitio u otro de la articulación. La acción se realiza sobre músculos monoarticulares y llega también a las cápsulas y los ligamentos. Con esta técnica se pretende suprimir las adherencias cápsulo-ligamentarias, relajar los músculos monoarticulares y aumentar la amplitud articular del segmento.

Técncias rítmicas en osteopatía

Técnica de bombeo

Esta técnica se realiza tomando contacto lo más cerca posible de la estructura a estirar, y alternando tracciones longitudinales y relajación hasta conseguir la desaparición de las tensiones y del dolor. Su objetivo es aumentar la vascularización arteriovenosa de manera local. También se usa para descargar los receptores que transmiten el dolor.

Técnica de tensión mantenida

La técnica de tensión mantenida emplea los principios de las técnicas con thrust (extensión/flexión, lateroflexión y contrarrotación). Su objetivo es relajar los músculos monoarticulares.

Técnica de inhibición

Esta técnica se emplea en caso de espasmo muscular con el objetivo de relajar la musculatura, aumentar la circulación local y disminuir la respuesta sensorial.

Técnica de músculo energía

La técnica de músculo energía, desarrollada por el osteópata americano Fred Mitchell, se centra en poner el músculo en posición de estiramiento y pedirle una contracción isométrica (contracción-relajación). Con esta técnica se persigue suprimir la hiperactividad gamma en los músculos monoarticulares y restaurar el juego articular fisiológico.

Si te interesa la osteopatía y quieres ampliar tus conocimientos, puedes informarte sobre nuestro curso de osteopatía.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Comentanos

Añadir comentario