La técnica del masaje tailandés
Una profesional realiza un masaje tailandés
Foto: Shutterstock

La técnica del masaje tailandés

Hace más de 2500 años los ascetas de India llegaron al norte de Tailandia intercambiando sus conocimientos y tradiciones religiosas. De la síntesis del masaje tui na (popular ya en Tailandia gracias a la tradición china) y el masaje ayurveda, el fundador dio origen al masaje tailandés, un sistema preservado en los círculos monásticos budistas como práctica espiritual hasta que fue popularizado al pueblo.

El sistema fue pasado en transmisión oral desde entonces y a principios del siglo XVIII fue escrito en textos religiosos sagrados. Estos textos fueron saqueados y en 1832 el Rey Rama III los hizo escribir en piedra para que no se perdieran de nuevo. Los textos supervivientes hoy se pueden ver en el templo de Bankok de Wat Po, el templo más grande de la ciudad que aloja al famoso Buda de esmeralda.

Técnica del masaje tailandés

El masaje tradicional tailandés, como muchos sistemas asiáticos, es una técnica utilizada para darle al receptor una experiencia global de todo su cuerpo. Es parecido al masaje de acupresión combinado con los estiramientos del yoga o Asanas.

En muchos círculos se le ha denominado el “yoga pasivo”. El masaje tai tiene un efecto global sobre el cuerpo físico, restaurativo y regenerativo y también un efecto equilibrador sobre el nivel de energía del receptor.

Trabaja sobre las líneas energéticas o líneas “sen”. Las líneas sen son de traición ayurvédica en India llamadas nadis o líneas que regulan la energía vital o prana de todo el cuerpo. La diferencia entre nadis y meridianos es muy sutil algunos dicen que los nadis se ocupan de dos funciones manovahi y pranavahini (energía mental y energía vital) y que los meridianos se ocupan más de regular el cuerpo físico.

La técnica de masaje tailandés se basa en unas características muy concretas:

  • Presión en los puntos vitales o puntos marma.
  • Presión en las líneas de energía “sen” o nadis.
  • Manipulación sobre la musculatura corporal.
  • Estiramientos articulares y musculares.
  • Desbloqueos.

El trabaja sobre el campo físico y sutil hacen de este masaje una técnica única y completa.

Masaje tailandés, paso a paso

La secuencia de masaje tradicional tailandés que se enseña en CIM Formación es la siguiente:

Primera parte: posición decúbito prono

La mayores tensiones y sobrecargas musculares se suelen producir en las piernas y en la espalda. Con el cliente tumbado boca abajo se pueden trabajar estas zonas con eficacia, aplicando presión con diferentes partes del cuerpo.

En la espalda se trabaja sobre todo dos líneas: la primera pegada a la columna vertebral y la segunda por encima de los músculos paravertebrales. Estas líneas se extienden desde la zona lumbar  hasta la parte alta de la escápula.

La secuencia en esta primera parte del masaje tradicional tailandés es la siguiente:

  1. Reverencia.
  2. Presión palmar en los pies.
  3. Presión palmar en piernas y glúteos.
  4. Presión palmar en la espalda.
  5. Presión palmar en la espalda (con las rodillas sobre los glúteos del cliente).
  6. Presión palmar en espalda y brazos. Estiramiento de la cobra.
  7. Presión palmar en piernas y glúteos.
  8. Flexión de rodillas con pies cruzados.

Segunda parte: posición decúbito supino

El masaje tradicional tailandés hace hincapié en el trabajo de las piernas, ya que estas son muy importantes para el equilibrio y la estabilidad de la columna vertebral. En esta posición se trabajan las tres líneas energéticas del lado interno. Si el cliente es un hombre se trabaja primero el lado derecho y, si es una mujer, se trabaja primero el lado izquierdo.

La secuencia en esta segunda parte es la siguiente:

  1. Presión palmar en las piernas.
  2. Extensión de los pies.
  3. Presión palmar en la piernas, en la lado interno (siguiendo tres líneas).
  4. Cascanueces en el muslo.
  5. Flexión de la pierna.
  6. Estiramiento lumbar.
  7. Repetir los últimos cuatro pasos en la otra pierna.
  8. Arado con resistencia.
  9. Pinza en loto.

Tercera parte: posición sentada

La secuencia en esta tercera y última parte del masaje tradicional tailandés es la siguiente:

  1. Presión palmar en los hombros.
  2. Presión con antebrazo y estiramiento.
  3. Torsión lumbar.
  4. Presión palmar en la espalda.
  5. Percusión thai en la espalda.
  6. Reverencia final.

Efectos del masaje tailandés

Terapeuta realizando un masaje tailandés

Sobre el receptor:

El masaje tradicional tailandés tiene muchos beneficios para la salud, desde reducir el estrés hasta aliviar la tensión muscular. Incluso puede aumentar la energía. Estos son  los pincipales beneficios para la salud del masaje tradicional tailandés.

  1. Estimula la circulación. El masaje tailandés puede promover la circulación de la sangre y la linfa.
  2. Mejora el rango de movimiento. El estiramiento gradual y suave mejora  la flexibilidad de la persona, permitiendo un mayor rango de movimiento.
  3. Reduce el estrés.  El masaje tailandés utiliza presión suave y técnicas de estiramiento para relajar el cuerpo. En este sentido, un estudio encontró que el masaje tailandés reduce significativamente los niveles de un cierto marcador de estrés presente en la saliva.
  4. Aumenta la energía. Se ha demostrado que el masaje tailandés puede aumentar los niveles de energía física de las personas.
  5. Alivia dolores de cabeza. Un estudio encontró que el masaje tailandés  es un tratamiento efectivo para las personas que tienen dolores de cabeza por tensión crónica.

Sobre el practicante:

  • El gozo de dar
  • Compasión
  • Ecuanimidad
  • Sentirse útil
  • Coordinación
  • Conocimiento del equilibrio natural de los movimientos corporales
  • Desarrolla la fuerza de las articulaciones
  • Flexibilidad
  • Compensación
  • Descubrimiento de zonas débiles
  • Intuición
  • Desarrolla la lectura corporal

Herramientas del practicante

  • Conocimiento y práctica
  • Los principios éticos
  • El autocontrol y autoestudio
  • Dominio del cuerpo y la respiración
  • Concentración
  • Experiencia

Contraindicaciones del masaje tailandés

  • En caso de problemas cardiacos, hipertensión realizar un masaje muy suave nada estimulante.
  • En caso de osteoporosis no realizar la parte de estiramientos y desbloqueos
  • En caso de prótesis no realizar la parte de estiramientos y desbloqueos
  • En caso de quemaduras, escemas o psoriasis no masajear esas zonas.
  • En caso de embarazo realizar un masaje restaurativo relajante y trabajar siempre o boca arriba o de lado. Masajear a partir del tercer mes de embarazo y no después del octavo.
  • En caso de varices no hacer un masaje muy profundo.
  • En caso de enfermedades graves consultar a un médico.

Diferencias respecto al yoga

El masaje tailandés puede lograr muchos de los beneficios del yoga, pero permite que el cuerpo del cliente sea pasivo durante los estiramientos. Eso no quiere decir que masaje tailandés y yoga solo sean efectivos para aquellos que no hacen ejercicio a menudo. Por ejemplo, los deportistas también buscan masajes tailandeses. De hecho, este tipo de masaje cada vez es más valorado e incorporado a muchas prácticas de masajes deportivos.

Masaje tailandés y el yoga pueden relajar los músculos, abrir las articulaciones y mover la energía, en el caso del masaje tailandés de una manera que incluso las personas más activas no pueden hacer por sí mismas, por lo que la asistencia del masajista les permite dar ese paso adicional en sus estiramientos.

De manera similar al yoga, cuando el cliente se mantiene en una pose, la sangre disminuye en la zona objetivo. Cuando el masajista libera la pose, la circulación fresca vuelve rápidamente a esa área, mejorando el movimiento de la sangre.

Anatomía Sutil, el gran secreto

La anatomía sutil ha sido uno de los grandes secretos del masaje tailandés. Se basa en nueve líneas de energía o líneas sen (nadis) y 32 puntos de presión o marmas.

No obstante los textos clásicos hablan de una totalidad de 72.000 líneas energéticas que divide en dos: pranavaha nadi (conductores de fuerza pránica o energía vital) y manovaha nadis (conductores de fuerza mental).

El ayurveda también reconoce 107 puntos marma como la totalidad de estos.

Si te interesa este tipo de masaje y quieres conocer más, puedes informarte sobre nuestro curso de masaje tailandés, en el que aprenderás las maniobras características de esta técnica.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario

Añadir comentario