¿Qué son las terapias energéticas?

Las terapias energéticas son técnicas que utilizan diversas formas de energía para abordar síntomas y algunas patologías. Se basan en la teoría de que cuando existe un bloqueo o desequilibrio energético se deja vía libre al desarrollo de la enfermedad. En este sentido, las terapias energéticas se basan en el concepto de que hay una conexión entre los aspectos físicos, emocionales, mentales y espirituales de las personas y solo un enfoque holístico podrá curar realmente esa enfermedad.

Así, en estas terapias se utiliza la energía enfocada a eliminar los bloqueos que se acumulan en el cuerpo que dificultan el flujo natural dicha energía física, emocional, mental y espiritual. Este enfoque promueve la curación de la autonomía personal, la auto-sanación y el crecimiento espiritual.

energía del cuerpo

Las terapias energéticas reconocen que las experiencias negativas de la vida crean emociones como la ira, el miedo, el estrés, el resentimiento, la culpa y  la tristeza, y que estas emociones se quedan atrapadas en zonas específicas del cuerpo físico. Las emociones atrapadas favorecen la falta de armonía física, emocional y mental.

Principales terapias energéticas

Entre las muchas terapias energéticas destacan las siguientes:

  • Acupuntura: utiliza las agujas como medio para desbloquear el flujo de energía con el objetivo de restaurar la salud.
  • Auriculoterapia: emplea la estimulación de la aurícula para tratar ciertas patologías. Es una rama de la acupuntura.
  • Biomagnetismo médico: se trata de una terapia médica nueva que permite entender la enfermedad desde el punto de vista energético y vibracional, y no químico, clínico o biológico. Utiliza imanes para corregir el pH, ya que considera que hay fenómenos que alteran ese pH y conducen a los órganos hacia la acidez o hacia la alcalinidad, que es lo que determina la salud o la enfermedad.
  • Cromoterapia: mediante el uso del espectro cromático en el que se divide la luz solar, esta terapia actúa sobre las alteraciones físicas, psíquicas y/o energéticas, ayudando al cuerpo a recuperar su salud.
  • Digitopuntura: es una técnica antigua que emplea masaje por presión de dedos para desbloquear las energías.
  • Magnetoterapia: utiliza campos magnéticos aplicados en el organismo con imanes o generados eléctricos para aumentar circulación sanguínea.
  • Reflexología: se basa en la existencia de puntos reflejos en diferentes partes del cuerpo, que corresponden a los órganos y glándulas del organismo.
  • Reiki: es una aplicación directa de energía a través de las manos en el cliente.
  • Shiatsu: se realiza con la presión de los dedos y con una serie de manipulaciones como estiramientos y rotaciones para mejorar el sistema energético que anima al físico.
  • Terapia bioenergética de chakras: se trata de lograr el equilibro mediante el trabajo energético para promover la limpieza y la armonía a través de los siete centros de energía.

Si deseas profundizar más en estas técnicas, visita nuestros cursos relacionados con el ámbito de las terapias energéticas, orientales y crecimiento personal.

 

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…