Aliviar el insomnio con quiromasaje

Uno de cada tres adultos  experimentan falta de sueño o insomnio, lo que puede causar (o empeorar) síntomas tan desagradables como la depresión, la ansiedad y la irritabilidad. La mayoría de las personas sufren noches de insomnio medicamentos para dormir. Sin embargo, los masajes pueden también ayudar a conciliar el sueño y a dormir mejor.

El quiromasaje ayuda a dormir por muchos motivos: alivia el estrés, mejora la circulación, relaja los músculos y también mejora la eliminación de desechos tóxicos del organismo que pueden provocar inflamación y, con ella, muchos problemas de salud.  Además, con el masaje se liberan hormonas como la serotonina, que a su vez ayuda a la segregación de melatonina, la cual es fundamental para dormir y descansar.

Aliviar el insomnio con quiromasaje 1

El insomnio afecta a nuestra vida diaria

Sufrir de insomnio, es decir, tener incapacidad para dormir pese a encontrarnos cansados es una dolencia que puede afectar de forma negativa a numerosos aspectos de nuestra vida: en el ámbito laboral (llegar al trabajo sin fuerzas), en los estudios (falta de concentración) e incluso en la vida personal y relaciones: cuando acumulamos varios días de insomnio es muy posible que se instale en nuestra vida el mal humor provocado por la falta de sueño.

Las causas del insomnio pueden ser varias: exceso de temperatura, estados de ansiedad, enfermedades, malos hábitos adquiridos para el sueño, etc., pero la más común es estar atravesando un período de estrés.

Ante todo es necesario establecer unas pautas para mejorar los hábitos del sueño:

  • Realizar algo de ejercicio físico a lo largo del día.
  • Evitar cenas copiosas.
  • Limitar el consumo de alcohol y tabaco.
  • Evitar dormir a lo largo del día.
  • Establecer un horario para la hora de acostarse y levantarse, quedándonos en la cama solo las horas realmente necesarias para el descanso.

Mejorar el insomnio con quiromasaje 

El quiromasaje alivia de forma eficaz los estados de ansiedad y estrés que pueden afectarnos. Mediante la relajación muscular progresiva, el quiromasajista procura que el paciente logre la relajación mental a través de la relajación física. El masaje también alivia el dolor que puede mantener a una persona despierta por la noche. El quiromasaje también ayuda a calmar la ansiedad y el estrés, responsables en buena parte de las tensiones y dolores físicos. Además, por sí mismo el quiromasaje proporciona calma, seguridad y confianza y alivia la tensión psicofísica, además de generar una sensación de bienestar y optimismo.

Se busca que el individuo alcance un estado de relax y serenidad que le facilite el descanso a las horas apropiadas y que no acumule las temidas “noches en blanco”. Para que sea efectiva, será necesaria un mínimo de una sesión por semana hasta que se logre solucionar el problema.

Otra cuestión importante relativa al quiromasaje y el sueño tiene que ver con la liberación de hormonas. Como adelantamos antes, el sueño está influenciado por sus hormonas, especialmente la melatonina, que causa somnolencia y relajación.  La melatonina es una hormona liberada por la glándula pineal del cerebro para calmar y restablecer la parte del cerebro  que dirige los ciclos circadianos para prepararse para el sueño.

La serotonina, la hormona del “bienestar”, es necesaria para la producción de melatonina en el cuerpo. Como la melatonina influye en la etapa de sueño del ritmo circadiano, una forma natural de aumentar la serotonina es una opción positiva para inducir el sueño. Se ha comprobado que el quiromasaje aumenta los niveles de serotonina y reduce el estrés muscular,  lo que ayuda a dormir.

Debido a que la serotonina desempeña un papel en el sueño en múltiples áreas del cerebro, es lógico que las personas que tienen insomnio y problemas para dormir busquen formas de aumentar los niveles de esta hormona.

Ayuda a través de la respiración

El Dr. Andrew Weil, médico estadounidense famoso por ser un “gurú” de la prácticas alternativas, ha compartido su método para conciliar el sueño en menos de un minuto, controlando y centrándonos en la respiración. En realidad, este método está basado en la meditación budista, por lo que para poder alcanzarla necesitamos estar previamente relajados a través de las terapias de relación muscular y mental antes mencionadas. Una vez logrado este estado de relax, probemos con el método del Dr. Weil:

  • Inspiraremos durante cuatro segundos.
  • Mantendremos la respiración durante 7 segundos más.
  • Espiraremos largamente durante ocho segundos.
  • Repetir nuevamente tres veces; el resultado es que nos encontramos muy somnolientos.

Si quieres saber más sobre otros protocolos de actuación y cómo aplicar técnicas de masaje para aliviar dolencias, seguro que te interesa nuestro curso de quiromasaje.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…