Sobre la preparación y el aseo diario de los gatos
aseo-gatos

Sobre la preparación y el aseo diario de los gatos

El aseo y la preparación no solo hacen que tu gato se vea bien, sino que también tiene muchos beneficios para la salud del felino. Lo cierto es que los gatos son conocidos por lo minuciosos que son en su propio aseo, y rara vez necesitan que alguien se ocupe de ello. No obstante, todavía hay mucho que se puede hacer por ellos.

La preparación y aseo regular de los gatos les ayuda a estimular la circulación, mejora el tono del pelaje y minimiza las bolas de pelo en el estómago al eliminar los pelos sueltos. El aseo también suaviza la piel y estimula las glándulas que actúan para impermeabilizar el pelo. La preparación también separa el sebo (aceite natural que protege e impermeabiliza el cabello y la piel) en todo el pelo.

Aseo y preparación de los gatos

Si bien un gato es capaz de asearse, involucrarse en ello te da la oportunidad de comprobar si tiene parásitos externos y heridas en la piel. Comenzar con el aseo del gato cuando este es pequeño ayudará a que dicho aseo forme parte de una rutina regular y reforzará los vínculos entre ambos.

Los gatos necesitan un baño de vez en cuando

Cuando los gatos se hacen mayores pueden tener dificultades para asearse ellos mismos. Lo mismo le puede ocurrir a los gatos con sobrepeso o con alguna enfermedad que les dificulte la tarea. Pero incluso cuando los gatos se pueden asear, un baño de vez en cuando no les viene mal.

¿Qué ocurre si se mete en algún lugar extremadamente sucio o se encuentra con algo realmente maloliente? Para facilitar que el gato se deje bañar en estos casos, lo mejor es acostumbrarlo desde que es pequeño. Debemos introducir estas dinámicas como parte del aseo diario de los gatos.

Para el baño, usa un champú apto para gatos. Los champús para perros no sirven. Tampoco los champús para humanos.

Cepilla a tu gato para evitar que se trague bolas de pelo

Los gatos pueden ser tan buenos aseándose que pueden tragar pelo, que pueden quedarse en su tracto digestivo. Esta bola de pelo suele salir, pero si no lo hace hay que ir al veterinario. Una forma de ayudar a prevenir (o al menos reducir) las bolas de pelo es cepillar al gato todos los días para eliminar el exceso de pelo, especialmente si tiene el pelo largo.

Además de evitar que se trague tanto pelo y que se le forman bolas, el cepillo debe formar parte del aseo diario de los gatos. Hacerlo con regularidad te ayudará a mantener todo ese pelo bajo control, lo que te ahorrará tiempo y energía a la hora de limpiar tu casa.

Además, debes tener en cuenta que el cepillado debe hacerse con un cepillo especial para gatos. Si usas un cepillo para cabello humano, solo cepillarás la capa superior, ya que estos cepillos no alcanzan la capa inferior.  Esto es especialmente importante para los gatos de pelo largo, que pueden desarrollar esteras si sus capas inferiores no son cepilladas.

No temas cortar las uñas a tu gato  

Es importante cortar con regularidad las uñas al gato. Para evitar hacerse daño, es bueno acostumbrar la gatito desde pequeño.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos