¿Qué hacer cuando el perro no se deja cepillar?
que hacer cuando el perro no se deja cepillar|Perro no se deja cepillar

¿Qué hacer cuando el perro no se deja cepillar?

El cepillado es una parte esencial del aseo del perro. Pero si el perro no se deja cepillar puede resultar un trabajo complicado. Los perros tienden a recordar experiencias que les resultaron dolorosas, atemorizantes o molestas, especialmente si la experiencia negativa ocurrió cuando era un cachorro.

Huir cuando aparece el cepillo indica que el perro tiene miedo, ansiedad o estrés relacionados con la experiencia de cepillarse. Afortunadamente, es posible transformar la respuesta del perro al cepillo. Si el perro no se deja cepillar, la estrategia es combinar el cepillado con experiencias positivas y agradables.

El primer paso es asegurarse de que la aversión del perro al cepillado no está relacionada con una condición física. Una oreja infectada o inflamación en las articulaciones, por ejemplo, puede hacer que un perro se retire cuando el cepillo pasa por áreas sensibles. Por lo tanto, es bueno comenzar haciendo una visita al veterinario para descartar cualquier motivo médico que justifique el comportamiento del perro. Una vez descartado cualquier problema físico es hora de ponerse manos a la obra.

Perro no se deja cepillar

Cómo conseguir que el perro se deje cepillar

El primer paso es revisar el cepillo o los cepillos. Puede que los cepillos utilizados no sean los adecuados o, simplemente, le hagan daño. Las cerdas duras de metal pueden tirar de la piel del perro, mientras que las cerdas que han perdido sus extremos protectores pueden meterse en su piel.

Cambiar el tipo de cepillos y herramientas de aseo puede mejorar o incluso resolver este problema cuando el perro no se deja cepillar. Utilizar productos específicos para el cepillado también puede ayudar, haciendo menos incómodo el cepillado.

También es posible que el problema no sea el cepillo, sino la manera de cepillar. En lugar de tirar, prueba a trabajar suavemente los enredos. Si encuentras un nudo obstinado, coge suavemente el pelaje justo debajo del área anudada con una mano para ayudar y así evitar tirar de la piel. Comenzando en el borde del nudo, lentamente trabaja hacia el centro del enredo. Si el perro tiene el pelo muy enrededado y te resulta difícil cepillarlo lo mejor es hacer una visita al peluquero canino… ¡o tú mismo puedes hacer el curso de peluquería canina!

que hacer cuando el perro no se deja cepillar

Superar la aversión al cepillo

Antes de empezar con el cepillado real del perro, es posible que necesite algo de tiempo para acostumbrarse a la vista del cepillo y aprender a asociar la vista con las cosas buenas que suceden. Coloca el cepillo en el suelo y cúbrelo con golosinas. Supervisa al perro mientras investiga. También puedes darle de comer y colocar al lado del cuenco el cepillo.

Una vez que se sienta cómodo con la vista del cepillo, siéntate en el suelo y sujeta el cepillo. Deja que el perro se acerque a su propio ritmo. Evita mover el cepillo hacia el perro. En su lugar, recompensa cualquier interés que muestre el perro hacia el cepillo. La comodidad es clave para aumentar la tolerancia del perro hace el cepillo. El cepillado solo debe progresar mientras el perro permanezca en su lugar sin dificultades.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario
  • No mi perro no más no le gusta ya eh tratado de todo y me gruñe cada ves ke paso el cepillo y lo ago suave trato de Aserlos lo más suave ke se pueda pero no no más no se deja mi perro es un Alaska malamute así ke si es de mucho pelo