Conoce a los perros K9
Perro K9 acariciado por su guía canino
Foto: Jason Jarrach en Unsplash

Conoce a los perros K9

Los perros K9 hacen referencia a lo que se conocen habitualmente como perros policías, usados como unidades de rescate, de búsqueda de drogas o de protección. La propia palabra “K9” (k-nine, en inglés) es un homófono de la palabra canino.

Actualmente es difícil encontrar un cuerpo de policía que no cuente con la ayuda de perros. La historia nos cuenta que los K9 fueron una de las primeras unidades organizadas de perros, en la guerra contra los indios Seminole, en 1835-1842, donde fueron utilizados por el ejército de los Estados Unidos.

Es complicado decir cuál fue el primer perro policía de la historia. Algunos autores afirman que en Gante (Bélgica), en el siglo XX, se entrenaron los primeros perros para trabajo policial, y que esta práctica se extendió rápidamente por Europa, sobre todo a Hungría, Alemania, Austria o Francia. En Alemania ya en 1911 existían 500 estaciones dotadas de perros adiestrados para tales fines.

Fue en la Segunda Guerra Mundial cuando el uso de perros de manera militar cogió más fuerza y los bandos reclutaron perros para el servicio en la guerra.

En los tiempos que corren, los perros policías son considerados agentes de la ley y se les provee de insignias y chalecos antibalas. En el triste caso de morir en acto de deber, se les realiza un funeral con todos los honores policiales, como es realmente justo.

Los K9 en España

Demostración policial de un perro K9
Foto: Jason Jarrach en Unsplash

En España, en 1945 se puso en marcha un programa para el adiestramiento de perros procedentes de Alemania. Actualmente, las funciones en los que son requeridos los perros policía K9 son servir a las fuerzas y cuerpo de seguridad del Estado, formando pareja con un guía canino para la detección de explosivos y drogas, detección de billetes ilegales, búsqueda de cadáveres, desaparecidos o sepultados en accidentes, intervenir en situaciones en las que sean requeridos o colaborar con la Guardia Civil, la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas u otros equipos, así como otras actividades en relación con estas temáticas.

Los guías caninos forman parte de la Jefatura de Unidades Especiales de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana. Su entrenamiento dura 16 semanas, en las que se les asigna un nuevo perro.

Es habitual ver estos perros en operaciones de rescate tras catástrofes naturales como terremotos o huracanes. En estos casos, los canes actúan con celeridad para identificar posibles supervivientes bajo las ruinas.

Es un trabajo realmente duro para el que los animales deben estar perfectamente adiestrados, y una vez el entrenamiento está completo, funcionan a la perfección, dando unos exquisitos resultados de trabajo individual y en equipo con sus compañeros de patrulla.

El trabajo de los perros de rescate

Los perros de rescate son similares a los K9 de los cuerpos de policía, animales adiestrados para localizar personas desaparecidas entre escombros, riadas de barro, nieve… e incluso, desaparecidos en campo abierto.

Obviamente no pueden conocer el olor de todas las personas desaparecidas pero, tienen la capacidad de localizar de dónde procede un olor perteneciente a un humano o dónde ha estado recientemente. Esto se denomina “marcar un punto caliente”. Es en ese momento cuando el perro ladrará y el guía le premiará con su juguete favorito, muchos mimos e interjecciones de ánimo.

El animal nunca es consciente de la responsabilidad que recae sobre él. Para nuestro amigo perruno, todo es juego, siempre: cuando entrena y cuando actúa en circunstancias reales.

Por ello es tan importante, a su vez, la preparación del guía, sobre todo a nivel psicológico, pues de ninguna de las maneras deberá trasmitir su nerviosismo al can, para que la actuación de este no se vea sometida a ningún tipo de presión externa.

Las razas más utilizadas como K9

Tradicionalmente, el Pastor Alemán ha sido una de las razas más elegidas para la seguridad y defensa policial. Adquirieron su reputación al ser utilizados por los nazis para el control de presos en los campos de concentración. Sin embargo, hoy en día se usan también razas como el Pastor Belga Malinois, que poseen una fidelidad y capacidad de aprendizaje que nada tiene que envidiar a la raza anterior.

Para el control de narcotráfico, explosivos y otros se usan también otras razas de perros. En España, las razas utilizadas son, además de las arriba mencionadas, Rottweiller, Golden Retriever, Cocker Spaniel, Schnauzer mediano, Labrador Retriever, Braco, Spaniel Bretón, Boxer, Springel Spaniel, Jack Terrier y Perro de aguas español.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario

2 comentarios
  • En la relación que habéis hecho de perros policiales/ militares quizá haya que contemplar a los perros Alanos españoles en Iberoamerica en el S.XVI y los que acompañaron a las tropas de élite mundial hasta casi el XVIII: los Tercios Españoles.

  • Son perros presioso leí que daban en adopción algunos ejemplares a fines del año pasado en Silao Gto.
    Me podrían informar por favor