¿Cómo enseñar a mi perro a venir cuando le llamo?
Perro atiende llamada de su dueño
Foto: Berkay Gumustekin en Unsplash

¿Cómo enseñar a mi perro a venir cuando le llamo?

Conseguir que tu perro vaya cuando le llamas es un comportamiento realmente importante para enseñarle cualquier otra cosa y porque ayuda a mantenerlo seguro. Además,  significa que puedes disfrutar y beneficiarte del ejercicio al aire libre sin correas en las circunstancias que sea posible.

Pero enseñar al perro a que vaya cuando le llames puede ser un desafío, ya que los perros encuentran gran parte del mundo muy interesante. Cada vez que le pedimos a nuestro perro que se acerque a nosotros, le pedimos que deje de hacer lo que está haciendo, que nos preste atención a nosotros en vez de a otras cosas que le llaman la atención.

Eso significa alejarse de otros olores, perros y comida interesantes para venir a nosotros. Pero ese es precisamente el primer motivo por el que deben aprender a responder cuando se les llama. Los perros se distraen fácilmente y, a veces, su curiosidad los lleva a situaciones que amenazan la vida, como el tráfico que se aproxima. Cuando tu perro se está cuando inconscientemente hacia el peligro querrás que responda a tu voz por encima de todo.

Hay algunas técnicas que se pueden utilizar para entrenar a tu perro. Entre ellos, el más común es el adiestramiento en positivo, que promovemos en CIM Formación y que utiliza recompensas para motivar al perro. Básicamente consiste en ofrecer al perro algo que le agrada cuando obedece tu orden, en este caso, cuando le llamas. Para enseñar a tu perro este truco, se necesitan dos elementos:

  • Un collar largo (preferiblemente de tejido)
  • Recompensas (comida, snacks, juguetes)

Cómo enseñar la llamada

Antes de enseñar al perro a venir cuando se le llama, es importante enseñarle a sentarse. Una vez que tu perro sabe sentarse, entrénalo para estar quieto. Da un paso atrás y llámalo diciendo “ven” o “aquí”. Comienza por entrenar a tu perro a corta distancia y aumenta el espacio según vaya entendiendo la orden. Si lo entiende y le felicitas con alguna palabra como “bravo” o “muy bien”, después de esto, ofrécele la recompensa.

Puedes enseñar a tu perro a que vaya contigo cuando lo llamen en seis sencillos pasos:

  1. Necesitas un incentivo para animar a tu perro a que vaya contigo: una golosina   sabrosa o un juego divertido. Enseñáselo
  2. Corre un par de pasos, luego llama a tu perro por su nombre y di “ven” (o el comando que quieras utilizar) en un tono amistoso y emocionante; agacharse también puede alentarlo a regresar.
  3. Cuando tu perro se acerque a ti, sujeta suavemente su collar y dale la golosina o déjalo jugar con el juguete.
  4. Aumenta gradualmente la distancia con el perro, hasta que finalmente puedas llamarlo o para que entre y salga. No olvides elogiar al perro cada vez que tenga éxito.
  5. Pídele a un amigo o familiar que te ayude a turnarse para sostener suavemente el collar de tu perro mientras el otro se aleja y luego llamarlo.
  6. Una vez que tu perro se acerque constantemente a ti cuando le llames puedes comenzar a practicar en espacios exteriores seguros. Los cables de entrenamiento largos pueden ser útiles para practicar el recuerdo cuando se está afuera, ya que   permiten al perro algo de libertad sin darle un rango libre completo en esta etapa.

¿Y si no funciona?

A veces, esta práctica no funciona a la primera. Aquí es donde el collar tiene su función. Llama al perro y acciona el collar sin necesidad de utilizar la fuerza para traerlo más cerca de ti. Esto hará que asocie la orden con que quieres que se acerque a ti. Cuando esté cerca, animarlo como en el paso anterior, y demuestra alegría para que tu perro se dé cuenta de que ha hecho lo correcto.

Algunos consejos pueden ser útiles en el proceso y uno de ellos es utilizar el nombre de tu perro antes de la orden, para que reaccione. Para simplificar el uso de la fórmula: nombra a tu perro, espera a que te mire, y di la palabra para vaya hacia ti.

Consejos útiles

Otra sugerencia, cuando el método tradicional no esté funcionando, es que no utilices ni quieras que aprenda otra orden mientras que esté aprendiendo a venir hacia a ti. Es decir, no le digas que se tumbe ni ninguna otra acción.

Al principio es bueno que no haya nada cerca que puede distraerle, como otros alimentos, animales, etc. Así será más fácil de conseguir que entienda su fin y que el entrenamiento vaya bien.

Otra cuestión muy importante es que se debe ejecutar la orden una sola vez y esperar a que vengan a ti. Si lo llamas varias veces, entenderá que puede ir cuando quiera, no cuando tú das la orden. Con el tiempo, se puede hacer el ejercicio más complejo mediante el aumento de la dificultad de dos puntos:

  • Distancia
  • Distracciones

Aumenta la distancia poco a poco para ver si tu perro realmente comprende tu orden, y después de esto, aumenta las distracciones. El objetivo es hacerle saber que si obedece y lo hace bien, esto va a generar recompensas y afecto por él.

Llama a tu perro solo durante los momentos agradables y nunca le regañes. Tiene que entender que le llamas para darle algo bueno. Es decir, bañarse, ir al veterinario, o cualquier otra actividad que no sea agradable para él, debe hacerse de otra manera y utilizando otra orden.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario