¿Por qué nos duele la picadura de avispa?

Seguro que alguna vez, este insecto amarillo y negro te ha producido bastante dolor momentáneo, seguido de hinchazón y algún que otro grito que dice “me ha picado una avispa”. Pero, ¿te has preguntado alguna vez porqué te duele el pinchazo de un pequeño aguijón?

Pues bien, las avispan portan en su aguijón un elemento tóxico, compuesto de una mezcla de diferentes sustancias, que provocan la reacción inflamatoria, el dolor y hace que el veneno se expanda por el cuerpo. Al pinchar, las avispas inoculan este veneno, que reaccionan con nuestras células provocándonos lo anteriormente citado. Entre otras sustancias que se encuentran en este veneno hay aminasas vasoactivas, péptidos y proteínas así como otras enzimas.

avispasEl aguijón de la avispa es de tipología lisa, pudiendo realizar picaduras sucesivas sin que su aguijón quede clavado y fijo en la piel (la abeja por el contrario tiene un aguijón arponado, con lo cual se clava y no puede sacarlo para repetir la acción) El aguijón consta de un aparato inoculador con un estilete, dos lancetas y una bolsa del veneno. El estilete envaina parcialmente las lancetas y entre los tres encierran el canal del veneno. Al picar, el aguijón se clava perpendicularmente y las lancetas se mueven hacia adelante alternativamente, agrandando la herida por punción del estilete, y bombeando el veneno hacia el interior de la herida.

Este veneno reacciona al entrar en contacto con nuestro cuerpo, provocando síntomas (que duran minutos o a veces horas) como dolor local, prurito, eritema y ligero edema. Las personas con hipersensibilidad alérgica tendrán una reacción mucho mayor, que puede llegar a ser mortal. En estos casos pueden aparecer reacciones anafilácticas inmediatas, grandes reacciones locales o reacciones tardías.

avispas-2Además de las sustancias comentadas, las avispan liberan feromonas al picar, con lo cual, el resto de la colonia es capaz de percibirlo y se vuelven más agresivas. Esto las hace más peligrosas, dado que es probable que tras la picadura de una avispa, otras de su especie aparezcan dispuestas a defenderse también, y las picaduras múltiples, si superan las 20 o 30, causan edema generalizado, lesiones ampollosas y purpúricas, colapso cardiovascular e insuficiencia renal aguda, lo que aún en personas no alérgicas, puede tener repercusiones fatales sobre el individuo atacado.

Actualmente se están realizando estudios del veneno de algunas especies de avispa para su uso contra diferentes enfermedades, uno de ellos trata esta sustancia como aliado contra las células cancerígenas, lo que podría tener muchísima repercusión en los avances de las técnicas contra el cáncer.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…