Ocho datos que debes saber sobre los elefantes

Los elefantes son criaturas inteligentes, sociales e increíblemente fuertes. Eso seguro que ya lo conoces. Pero, ¿cuánto más sabes sobre estos animales? Hay muchos datos interesantes y curiosos sobre los elefantes.

Ocho datos que debes saber sobre los elefantes 1

Curiosidades de los elefantes

Hay tres especies diferentes

Aunque se cree que hace años había más de 300 especies de elefante, actualmente solo quedan tres: el elefante africano de sabana (Loxodonta africana), el elefante de selva africano (Loxodonta cyclotis) y el elefante asiático (Elephas maximus). El elefante de selva africano alguna vez fue considerado una subespecie del elefante africano, pero el análisis genético muestra que estas dos poblaciones de elefantes divergieron entre sí hace siete millones de años.

Los elefantes africanos son mucho más grandes. Los machos adultos se acercan a seis o siete toneladas, lo que los convierte en los mamíferos terrestres más grandes. Los elefantes asiáticos pesan bastante menos, entre cuatro o cinco toneladas.

Son extremadamente inteligentes

Los elefantes adultos tienen cerebros enormes, tres veces mayor que el de los humanos. Este tamaño, en términos relativos, es bastante poco en relación a su gran tamaño general. No obstante, le dota de una gran inteligencia, en términos animales. Por ejemplo, le permite usar con gran maestría la trompa. Además, los elefantes muestran un alto grado de empatia hacia otros miembros de la manada y de auto conciencia. Por ejemplo, reconociéndose a sí mismos en los espejos.

El embarazo dura 22 meses

Los elefantes tienen el período de gestación más prolongado de cualquier mamífero terrestre. Los elefantes recién nacidos pesan entre 90 y 110 kg. Por lo general, pasan entre cuatro y cinco años antes de que la madre dé a luz un nuevo elefante, y por lo general solo nace una cría en cada parto. Es por esto que las poblaciones de elefantes tardan tanto en regenerarse. Evolucionaron en el transcurso de 50 millones de años

Con las orejas disipan el calor

En climas cálidos y húmedos un abanico nunca viene mal. Los elefantes han desarrollado el suyo particular en sus orejas, con las que eliminan o disipan el calor excesivo. La gran superficie de sus orejas está bordeada por una densa red de vasos sanguíneos que transmiten calor al entorno y ayudan a enfriarlo.

Además, con sus grandes orejas, los elefantes pueden escuchar la llamada de una manada desde más de 8.000 km de distancia, así como el acercamiento de cualquier depredador.

La trompa es una valiosa herramienta 

La trompa es uno de los signos más notables del elefante. Tienen más de 100.000 haces de fibras musculares, que hacen de ellas herramientas delicadas y precisas. Las utilizan no solo para respirar, oler y comer, sino también para agarrar ramas de los árboles, recoger objetos que pesen hasta 300 kilogramos, acariciar, buscar agua escondida y ducharse.

Las hembras dominan las manadas 

Los elefantes han desarrollado una estructura social única. Los machos y las hembras viven completamente separados, y solo están en contacto durante la época de apareamiento. Tres o cuatro hembras, junto con sus crías, se congregan en manadas de hasta una docena de miembros. Por su parte, los machos viven solos o formando manadas más pequeñas con otros machos.

Las manadas de hembras tienen una estructura matrilineal: los miembros siguen el ejemplo de la matriarca, y cuando esta anciana muere, su lugar es ocupado por su hija mayor.

Son cruciales en sus ecosistemas

Durante la estación seca, los elefantes usan sus colmillos para cavar en busca de agua. Esto no solo permite que los elefantes sobrevivan en ambientes secos y cuando las sequías golpean, sino que también proporciona agua a otros animales que comparten hábitats hostiles.

Además, cuando los elefantes comen, crean brechas en la vegetación. Estas brechas permiten que crezcan nuevas plantas y originan vías para que otros animales más pequeños las usen. También son una de las principales formas en que los árboles dispersan sus semillas; algunas especies dependen completamente de elefantes para la dispersión de semillas.

Por otra parte, en las sabanas, los elefantes que se alimentan de brotes de árboles y arbustos ayudan a mantener las llanuras abiertas y son capaces de soportar el juego de llanuras que habitan estos ecosistemas.

Dondequiera que vivan, dejan estiércol que está lleno de semillas de las muchas plantas que comen. Cuando se deposita este estiércol, las semillas se siembran y crecen en nuevos pastos, arbustos y árboles, lo que impulsa la salud del ecosistema de la sabana.

Continúan en peligro por el comercio de marfil

Los elefantes están sujetos a las mismas presiones ambientales que otros animales, como la contaminación, la destrucción del hábitat y la intrusión de la civilización humana. Pero son especialmente vulnerables a los cazadores furtivos, quienes valoran a estos mamíferos por el marfil de sus colmillos.

En 1990, una prohibición mundial del comercio de marfil condujo al repunte de algunas poblaciones de elefantes africanos, pero los cazadores furtivos en África continúan desafiando la ley.

Autor: Eva R.

Compartir

Un comentario en “Ocho datos que debes saber sobre los elefantes

  1. 3/VIII/2020.
    Me ha servido ésta información para enseñarle a los niños en mis videos de: Aprender en casa a leer y escribir, soy Rosa Vega, para los niños de Preescolar y primero de primaria y adultos mayores. Dónde los recibe el Elefante, después será el León. Gracias Eva R.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…