Las mariposas saborean con sus patas
las-mariposas-saborean-por-sus-patas-1|las-mariposas-saborean-por-sus-patas-2|las-mariposas-saborean-por-sus-patas-3|las-mariposas-saborean-por-sus-patas-4|

Las mariposas saborean con sus patas

Las mariposas no tienen boca que les permita morder o masticar, sino que tienen una estructura similar a una pajita larga que se llama probóscide, que utilizan para beber el néctar de las plantas, jugos o agua. Pero esta trompa no tiene ningún órgano sensorial del gusto.

El sentido del gusto de una mariposa se encuentra en la parte inferior de sus patas. Es ahí donde se encuentran sus órganos sensoriales gustativos. Pueden saborear tan solo con posar una pata sobre su comida.

Cuando no utiliza la trompa, se queda como una manguera de jardín. Así, cuando la mariposa está posada en una hoja, puede probar si es buena para poner los huevos y que sea el alimento de sus orugas.

las-mariposas-saborean-por-sus-patasExisten otras curiosidades sobre estos insectos:

  • Las alas de las mariposas son transparentes. El ala de una mariposa está formada en realidad por capas de quitina, la proteína que compone el exoesqueleto de un insecto. Estas capas son tan finas que se puede ver a través de ellas. Miles de pequeñas escamitas cubren la quitina transparente, y estas son las que reflejan la luz de diferentes colores.
  • Las mariposas únicamente se alimentan de líquido. Por lo general, de néctar de las plantas, que es la base primaria de su alimentación. Pero una mariposa no puede vivir solamente de azúcar, sino que necesita minerales también. Para complementar su dieta de néctar, las mariposa beben de charcos de lodo, que son ricos en minerales y sales.
  • Las mariposas no pueden volar con el frío. Su temperatura corporal debe ser al menos de unos 30ºC para poder volar, ya que son insectos de sangre fría, que no pueden regular su propia temperatura. Si la temperatura ambiente cae a unos 12ºC, se quedan inmóviles, incapaces de huir de depredadores.
  • Gonepteryx rhamni
    Gonepteryx rhamni

    Por lo general, las mariposas viven sólo entre 2 y 4 semanas. Algunas de las mariposas más pequeñas sólo viven unos pocos días, aunque otras como la Gonepteryx rhamni pueden llegar a vivir hasta 9 meses.

  • La velocidad máxima a la que puede volar una mariposa es de unos 20 km/hora. Algunas polillas pueden alcanzar los 40 kilómetros por hora.
  • Existen alrededor de 24.000 especies de mariposas. La Antártida es el único continente donde no se han encontrado. Y de polillas hay muchas más, se han contado hasta 140.000 especies en todo el mundo.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos

Añadir comentario