La raza de perro autóctona de Marruecos: el Aïdi
Aidi-Perro-del-Atlas-1|Aidi-Perro-del-Atlas-2

La raza de perro autóctona de Marruecos: el Aïdi

Numerosas son las razas de perros existentes en el mundo. Muchas de ellas desconocidas para la mayoría, como lo es el Perro Aïdi o Perro del Atlas, originario de Marruecos y denominado así en honor a una cadena montañosa de este país. Pese a que es una de las dos razas autóctonas del mismo, apenas se conocía fuera de él.

Se trata de un perro grande, musculoso y compacto, pese a ser bastante ligero. Su cabeza está bien proporcionada con respecto al cuerpo. Sus orejas semicolgantes poseen las puntas redondeadas. La espalda es ancha, el lomo fuerte y arqueado y el vientre levantado. Pertenece al grupo de los molosoides y boyeros.

Su pelaje es tupido, de flecos largos en el cuello, calzones y rabo; aunque está específicamente preparado para soportar las altas temperaturas y las sequías típicas del desierto, así como las tormentas de arena y las frías noches del mismo. Se encuentra en tonos variados como blanco, arena, atigrado, leonado o rojizo, pudiendo mezclarse estos colores en perros tricolores.

Esta descripción corresponde morfológicamente a un perro pastor. En efecto, esta era su misión en sus orígenes. Se piensa que los perros del Sahara provienen del perro paria, pero no son salvajes sino domésticos. En los orígenes de la domesticación no actuaban como perros de pastoreo de rebaños, pero fueron seleccionados por los nómadas del despierto para defender a su ganado de serpientes venenosas y otros depredadores y vigilar los perímetros del campamento durante las noches.

Aidi-Perro-del-Atlas-2Actualmente, el ganado en estas zonas se encuentra en instalaciones cerradas, con lo que la utilidad de esta raza ha desaparecido. Dado además que en este país el perro apenas es usado como animal de compañía, la raza se encontraba en total declive, condenado casi a la desaparición.

Tras constituirse el Club del Perro de Atlas, han aparecido criaderos que ayudarían a actuar en la protección de la raza y en su uso como perro de trabajo. En el primero de estos criaderos, se ha buscado el modelo estándar de la raza con adultos salvajes y partiendo de ellos, han colocado a los cachorros de las camadas en contratos de adopción.

Actualmente podemos encontrarlos como perros de compañía, siendo de carácter amable y valiente, defendiendo a su amo y a la familia de cualquier peligro, sobretodo tiene especial rapidez en la detección de serpientes. Es fuerte y está siempre listo para moverse, así que debe hacer ejercicio diario, adaptándose sin problemas también a la vida en piso siempre que se le ofrezcan largos paseos.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos