El Aïdi, la raza de perro de Marruecos
Cachorros raza Aïdi
Foto: Alamy

El Aïdi, la raza de perro de Marruecos

Hay dos razas de perro originarias de Marruecos: el Aïdi y el  Sloughi. En su área nativa, a menudo se empareja en la caza al Aïdi con el  Sloughi, que persigue a las presas que el primero ha localizado por olor.

El  perro Aïdi

El perro Aïdi o perro del Atlas es una raza de perro muy hermosa, utilizada tradicionalmente  como guardián del ganado, protegiendo rebaños de ovejas y cabras. Es el perro tradicional de pastoreo y guardia de las tribus bereberes del norte de África y de otros pueblos nómadas del Atlas. También se le conoce como perro de montaña del Atlas o perro pastor del Atlas. Este perro, además de ser muy práctico para su función, destaca también por su gran belleza.

Esta raza fue desarrollada para proteger a sus rebaños de los depredadores. Pero aunque originalmente fue criado como cazador y protector, más recientemente el Aïdi se ha hecho conocido como un perro doméstico y se desempeña particularmente bien como mascota urbana cuando se le da suficiente ejercicio.

Características

El Aïdi es una raza de tamaño mediano y se le debe ofrecer un alimento formulado para perros de su tamaño. Debido a que este perro también es una raza muy activa, hay que considerar cambiar a una fórmula de raza activa para asegurarse de que se satisfagan sus necesidades diarias de energía.

La raza Aïdi es inteligente y, por lo tanto, responde bien al entrenamiento. Sin embargo, esta raza puede ser un poco sensible, por lo que nunca hay que usar el castigo como herramienta de entrenamiento, sino solo a métodos de entrenamiento basados ​​en el refuerzo positivo.

Este perro fue desarrollado para proteger a las personas y al ganado, por lo que puede ser un poco independiente a la vez. Por esta razón, se recomienda mantener una mano firme y constante en el entrenamiento. Al igual que con todos los perros, hay comenzar a entrenar y socializar a su perro lo antes posible para prevenir el desarrollo de conductas problemáticas.

En cuanto a su comportamiento, el perro Aïdi es ágil y esta alerta, lo que es lógico con su historia como guardián de ganado. Este perro tiene fuertes instintos protectores y puede ser un poco cauteloso con los extraños. Para asegurarse de que esta raza se lleve bien con otros perros y personas, hay que comenzar a socializarlo y entrenarlo lo antes posible. Esta raza se desempeña particularmente bien como perro guardián, pero también como mascota familiar. Cuando se cría adecuadamente, esta raza puede ser muy cariñosa y leal con la familia.

El perro Sloughi

Con su elegante apariencia, el Sloughi es un compañero de familia atractivo y enérgico. Originario del norte de África, el Sloughi fue criado por los bereberes en Túnez, Libia, Argelia y Marruecos. Sin embargo, nadie sabe cuándo nació la raza; se cree que existe desde al menos el siglo XIII. Esta raza fue favorecida debido a su intenso deseo de perseguir, así como a sus inquebrantables habilidades de caza. Animales como el jabalí, la gacela, los chacales y el zorro no son rival para la destreza de caza de este perro.

Características

Debido a que el Sloughi tiene una gran necesidad de velocidad, es esencial que proporcionarle una dieta de croquetas secas específicamente formulada para su alto nivel de energía. Es aconsejable alimentarlo con dos comidas en lugar de una comida al día para evitar la hinchazón.

Cuando se trata de entrenar a un Sloughi, algunas lecciones serán más fáciles que otras. Puede entrenarse fácilmente para recuperar o atraer objetos, pero los trucos de salón como hacerse el muerto o darse la vuelta pueden resultar mucho más difíciles. Será más apto para aprender cosas relacionadas con lo que le encanta hacer, como perseguir y devolver una pelota.

Todo el entrenamiento debe realizarse con refuerzo positivo. Las lecciones repetitivas y las recompensas parecen funcionar mejor para los Sloughi. Sus sentimientos se hieren fácilmente, por lo que deben evitarse los gritos y las reprimendas.

La mejor manera de describir el temperamento de un Sloughi es como un gato. Es distante y reservado, pero nunca temeroso ni tímido. Leal y cariñoso, este perro se integra en la familia rápidamente y el vínculo nunca se rompe. Es importante que esta raza se mantenga en el interior con la familia. Es social con sus humanos y necesita el amor y el afecto de su familia.  Una de las mejores características de los Sloughi es que son perros tranquilos. No son  ladradores. Sin embargo, alertarán a sus dueños de la presencia de un extraño. Además, son perfectos para familias activas.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario