Cómo reducir los miedos de los caballos
Caballo grita de miedo
Foto: Mikael Kristenson en Unsplash

Cómo reducir los miedos de los caballos

Aunque un caballo puede parecer grande y fuerte, su instinto de supervivencia siempre estará presente y puede ser activado fácilmente por situaciones desconocidas. De hecho, los caballos pueden asustarse con facilidad debido a su naturaleza de animales de presa. En este artículo vemos cómo reducir los miedos y las fobias de los caballos.

El miedo de los caballos

Es completamente normal que un caballo tenga miedo, ya que los caballos son animales de presa en la naturaleza y su instinto de protección está grabado en su ADN. El miedo es un importante mecanismo de supervivencia para la mayoría de los animales y los caballos que sobrevivieron en la naturaleza fueron los que pudieron identificar el peligro y escapar rápidamente. Los instintos de supervivencia son evidentes tanto en los caballos salvajes como en los domésticos.

¿Es normal que un caballo tenga miedo?

Algunas razas de caballos son más propensas al miedo debido a su naturaleza nerviosa. Los pura sangre y los árabes son conocidos por ser caballos más nerviosos, les encanta estar en carrera y confinarlos, a menudo da como resultado comportamientos ansiosos. Por otro lado, los caballos de tiro pesados que hacen trabajos suelen ser más manejables y razas con un historial como caballos de guerra, como los Shires o los Andaluces, también tienen menos probabilidades de asustarse ante la incertidumbre.

Es fundamental tener en cuenta que aunque es normal que un caballo tenga miedo, el miedo excesivo puede afectar su bienestar y su capacidad para realizar tareas. Por eso es importante aprender a reconocer las señales de miedo en los caballos y trabajar en formas de reducir y manejar el miedo para mejorar su bienestar y habilidades.

¿Por qué se asustan los caballos?

Hay varias cosas que pueden causar miedo en los caballos, algunas de las cuales pueden parecer extrañas. Algunos ejemplos comunes son bolsas de plástico, paraguas abiertos, el velcro que se separa, charcos, conos de tráfico, mariposas, pollos, globos y entradas. Los caballos son animales sensibles y pueden asustarse con facilidad con cosas que podrían parecer insignificantes para los humanos.

La ansiedad equina también puede contribuir al miedo de un caballo. Los caballos son animales de manada y pueden entrar en pánico cuando se separan de sus compañeros de corral. La ansiedad en torno al entrenamiento y el rendimiento es usual en los caballos jóvenes y los caballos están sensiblemente conectados con la disposición de su jinete, lo que significa que pueden sentir la tensión del jinete, si el jinete está asustado el caballo también lo estará.

Es importante reconocer las señales de miedo en los caballos y trabajar para reducirlo y manejarlo adecuadamente para mejorar su bienestar y habilidades. Es fundamental que se eviten situaciones que generan miedo en los caballos y en su lugar, se les ofrezca un ambiente seguro y tranquilo. Los entrenadores y propietarios de caballos deben estar familiarizados con los signos de miedo y saber cómo abordarlos adecuadamente.

Cómo calmar a un caballo asustado

Calmar a un caballo asustado es esencial para su bienestar y seguridad. Lo primero que se debe hacer es asegurarse de que su caballo no tiene ninguna molestia médica y está en buenas condiciones físicas. Una vez que se haya descartado cualquier problema médico, se pueden probar las siguientes técnicas:

  • Hablar con el caballo: utilizar un tono suave y relajado al hablarle a su caballo puede ayudar a aliviar su miedo. Si estás montando en su lomo, trata de mantenerte lo más tranquilo posible y tu voz puede ayudarle a sentirse más seguro.
  • Moverse lentamente: cuando un caballo entra en pánico, los movimientos rápidos pueden agravar la situación. Es importante mantener la calma y moverse a un ritmo regular. Los caballos pueden detectar la tensión del cuerpo, así que trata de relajar tus hombros también.
  • Pedirle al caballo que baje la cabeza: esto lo ayuda a concentrarse en ti y a aliviar algo de estrés. Con el tiempo, el caballo puede aprender a bajar la cabeza cuando se siente ansioso.
  • Permitir que el caballo inspeccione: si tienes un vínculo especial con su caballo, puedes permitirle que inspeccione el objeto que está causando miedo. Esto ayuda a prevenir ataques de pánico en el futuro al permitir que el caballo se familiarice con el objeto temido.

Es necesario tener paciencia y trabajar con tu caballo a su propio ritmo, ya que cada caballo es diferente y pueden tardar más o menos tiempo en superar sus miedos. A medida que trabaja en calmar a su caballo asustado, también estará fortaleciendo su vínculo con él.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario