Cómo entrenar a tu perro para no dormir en tu cama
perro-duerme-cama

Cómo entrenar a tu perro para no dormir en tu cama

Por muy cómoda que sea la cama que le compres a tu perro, seguramente le guste mucho más la tuya. No solo por comodidad, sino porque también huele a ti y eso les gusta. Pero que le guste a tu perro no quiere decir que tengas que permitirlo Tal vez no te importe, pero incluso así seguro que desearás la cama solo para ti, por diversas razones.

Aunque pueda parecer muy tierno que tu cachorro se suba a la cama, a medida que el perro va creciendo, tanto su tamaño como su presencia pueden resultar molestos para dormir bien. Además, que tu perro duerma en tu cama tampoco es bueno para él. Por ejemplo, la altura de la cama puede resultar dañino para su cadera y otras articulaciones al subir y bajar.

Bajar a tu perro de la cama

Si crees que ha llegado el momento y decides que ha es hora de que tu perro no se suba a la cama, debes saber que es más fácil de lo que parece enseñar a tu perro a que no se suba a tu cama (o a cualquier otra).

Antes de comenzar a enseñarle a tu perro a no dormir en tu cama, necesitarás un lugar alternativo para que pueda dormir y una cama lo suficientemente gruesa y duradera como para que las articulaciones o los huesos de tu perro no toquen el suelo con el hundimiento que provoque al echarse. Puede que también necesites alguna forma de retenerlo para evitar incidentes nocturnos.

Se acabó dormir en la cama

La rutina de dormir en la cama hay que romperla de golpe. No vale ir poco a poco. El perro tardará tiempo en darse cuenta de que las reglas han cambiado, pero si no lo haces de una vez y de manera contundente le confundirás. Una forma de hacerlo es poniendo todas las barreras posibles para evitar que el perro suba a la cama, desde cerrar la puerta del dormitorio hasta poner barreras y otros impedimentos para que no pueda subir.

A la vez, debes preparar bien el lugar donde debe dormir tu perro, y ayudarle a que se sienta a gusto con juguetes, refrigerios y cualquier cosa que le pueda hacer sentir mejor. Y, por supuesto, con una cama realmente cómoda. Puede que necesites encerrarlo para que se acomode a su nuevo lugar de descanso. Aunque esta última opción puede  resultar un poco cruel e incluso traumática. Afortunadamente hay otras formas de conseguir que tu perro no duerma en tu cama. Por ejemplo, la siguiente.

El método ‘off’

Este método consiste en enseñar a tu perro un comando específico para no dormir en la cama. Comienza en el momento en que sorprendes a tu perro in fraganti acurrucado en tu cama. Es fundamental abstenerte de reaccionar de forma que resulte un refuerzo positivo, como acariciarlo a hablarle dulcemente (por muy tierno que resulte-

En vez de eso, ofrécele una golosina o un juguete, algo que atraiga a tu perro y le haga bajar de la cama. Cuando esté abajo, con sus cuatro patas en el suelo, dale el regalo. Cuando hayas hecho esto unas cuantas veces agrega una orden, como puede ser el comando ‘off’. Pronto el perro comenzará a conectar el premio con el comando y la recompensa. Poco a poco, reduce el premio mientras sigues trabajando el comando.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Comentanos