Ancianidad: cómo afrontarla por parte del personal sanitario
personal sanitario tercera edad|hombre anciano

Ancianidad: cómo afrontarla por parte del personal sanitario

Como consecuencia de los avances médicos, la esperanza de vida se ha duplicado en los últimos cien años. Esta situación conlleva aspectos positivos y, también, negativos.

Las personas vivimos más años gracias a la detección, control y tratamiento de enfermedades que en otras épocas habían sido mortales en muchos casos; éste sería el aspecto más positivo de la situación. El lado negativo está representado por la aparición de otros trastornos y patologías derivados del mismo envejecimiento y, esta circunstancia, se ha de tener en cuenta para elaborar un protocolo de actividades y trabajo cuyo objetivo será mejorar la calidad de vida del anciano.

Objetivos de los sanitarios

personal sanitario tercera edadComenzaremos estableciendo unos objetivos de trabajo generales o globales, como:

  • Integrar a la persona en su medio natural (familiar). Las hospitalizaciones han de ser breves para evitar cambios de comportamiento y de actitud.
  • Disminuir el grado de dependencia. Se ha de intentar conseguir la independencia para las actividades cotidianas y desarrollar movimiento.
  • Aumentar la autoestima. Desarrollar el interés por la práctica de diversas actividades para entretenerle y hacerle sentir útil.

Las principales trabas que encontramos para conseguir los objetivos son:

  • La dificultad en la conducta pasiva del abuelo
  • Problemas en la vista y la audición que provocan aislamiento
  • La existencia de mitos como “soy un estorbo”

Valoración de efectos secundarios

Para conseguir los objetivos globales, debemos luchar contra el deterioro físico y mental mediante:

  • Aporte hídrico y nutritivo
  • Limitar el encamado
  • Adoptar medidas para prevenir los efectos del encamado, como ejecutar cambios posturales cada dos horas
  • Luchar contra factores mecánicos nocivos, ¡ojo con las férulas!
  • Mantener la higiene, cambiar pañales…
  • Efectuar masajes y movilizaciones preferentemente activas
  • Realizar verticalizaciones

Evitar trastornos del sueño

Será muy importante que la persona lleve, en la medida de sus limitaciones, un estilo de vida ordenado, procurando dormir las horas suficientes, utilizando:

  • Técnicas de relajación
  • Masaje relajante

Mantenimiento de la funciónhombre anciano

Importantísimo será mantener las aferencias (la entrada de información sensitiva y sensorial) que favorecerán el mantenimiento de la alerta psicológica y psicomotora que evitará la desconexión, para ello:

  • Se personalizará el entorno con sus objetos, ponerle su perfume…
  • Colocaremos un calendario, un despertador, indicadores en el lavabo, para mantener la referencia de tiempo y espacio
  • Facilitaremos las visitas de familiares y amigos
  • Procurar lectura, correspondencia…
  • Se fomentará la continuidad de la actividad física, favoreciendo la bipedestación activa para ayudar a mantener el esquema corporal y el equilibrio, utilizando caminadores, barras paralelas…
  • Y evitaremos la desactivación funcional inducida por la asistencia excesiva, animando a realizar las actividades cotidianas. Deberían moverse solos en la cama, pasar de la misma a sedestación y de aquí a bipedestación, ocuparse de la higiene personal, comer, vestirse, caminar…

Si quieres saber más, puede interesarte nuestro curso de animación geriátrica a distancia.

Ver todos los artículos de Sanidad

Deja un comentario