Funciones del auxiliar de óptica
Las funciones del auxiliar de óptica
Foto: Shutterstock

Funciones del auxiliar de óptica

Dentro del sector de la óptica hay diferentes tipos de profesionales que requieren una formación diferenciada. Uno de estos profesionales es el auxiliar de óptica, que tiene la misión de gestionar la tienda y asesorar a los clientes sobre las diferentes monturas y lentes, así como otros productos de este tipo.

El auxiliar de óptica es el encargado de tratar con los clientes en un primer momento, gestiona las citas con el óptico optometrista, que es el único capacitado para reconocer y tratar situaciones relacionadas con el sistema visual. Además, el auxiliar asesora sobre la compra de diferentes productos y accesorios. También prepara presupuestos, gestiona el stock y se encarga de realizar los pedidos necesarios a los proveedores, entre otras funciones.

Requisitos para ser auxiliar de óptica

Para ejercer como auxiliar de óptica no es necesario cursar una carrera. No hay un temario oficial ni ninguna normativa específica que regule la actividad. Sin embargo, para trabajar en este puesto, las empresas solicitan una formación previa.

Para realizar este tipo de cursos solo hay que ser mayor de 16 años y no es necesario tener conocimientos sobre la materia de ningún tipo. Tampoco se necesita tener ningún tipo de titulación académica para formarse como auxiliar de óptica.

Perfil profesional

La labor del auxiliar de óptica es asesorar al cliente y asistir al optometrista, quien es la única persona que puede realizar las acciones de corrección de las lentes. En cualquier caso, para ser auxiliar de óptica conviene contar con una serie de aptitudes y capacidades como son las siguientes:

  • Simpatía y don de gentes
  • Facilidad para explicar con claridad conceptos que pueden resultar complicados para el cliente
  • Alta capacidad para vender
  • Capacidad para gestionar conflictos
  • Organización

Hay que tener en cuenta que los clientes que acuden a un centro óptico buscan el buen consejo de los especialistas. El Auxiliar de óptica, por tanto, debe ser una persona con capacidad de aprendizaje, que sea capaz de reconocer los problemas de la vista para poder aconsejar la mejor solución, siempre bajo el control del optometrista.

Salidas laborales del auxiliar de óptica

Una vez finalices tu formación como auxiliar de óptica podrás adentrarte en empleos en clínicas ópticas, institutos de oftalmología, centros de reparación y montaje de lentes o empresas de contactología.

Tu trabajo será siempre el de asistir y asesorar, pudiendo delegar en ti la mayor parte del trabajo con trato al cliente. Cuántos más conocimientos tengas, mejores serán tus perspectivas de futuro. Además, como ya sabes, al menos de momento las lentes son indispensables para mucha gente, formando parte ya de la larga lista de complementos de moda que utilizamos en nuestro día a día. Quien necesita unas gafas, se toma su tiempo para asegurarse de que le quedan bien.

Qué se estudia para trabajar en una óptica

No existe ninguna titulación oficial ni tampoco ninguna formación reglada para trabajar como Auxiliar de Óptica. Tampoco hay ninguna normativa que establezca qué formación específica hay que tener para trabajar como Auxiliar de Óptica. Sin embargo, dada la importancia del papel que juegan los auxiliares en una óptica, cada vez son más las escuelas de formación profesional que ofrecen una titulación propia y específica destinada a formar profesionales que puedan cubrir las necesidades de las ópticas.

Debido a la diversidad en la oferta formativa, es muy importante seleccionar bien dónde se realiza la formación. Porque una cosa es conseguir un título y otra muy distinta es que el alumno termine su formación con una preparación adecuada. Es por ello que elegir una escuela o academia de prestigio y con buena reputación resulta ser un punto vital a la hora de estudiar para ser auxiliar de óptica.

El auxiliar trabajará codo con el optometrista, por lo que debe tener los conocimientos necesarios para poder aconsejar al cliente y también hablar el “mismo idioma” con el especialista óptico.

El temario del auxiliar de óptica

Todos los cursos para auxiliar de óptica tienen un apartado dedicado a la anatomía ocular, en el que se estudia el órgano, las funciones y las posibles enfermedades o anomalías. Una vez comprendido cómo funciona el ojo, es el momento de conocer las lentes, entender cómo se fabrican y para qué sirve cada tipo.

Para poder asesorar al cliente, uno de los puntos más importantes del temario es el que explica las características de cada tipo de lente, el diseño y la adaptación de las mismas. El auxiliar debe conocer los materiales y proveedores más importantes, así como las instrucciones de funcionamiento y mantenimiento.

Sin embargo, todo este conocimiento no servirá de nada si la persona encargada no tiene nociones de venta. Es muy importante contar con ciertas capacidades personales que permitan al profesional ofrecen un buen servicio. Entre estas cualidad destacan tener habilidades para la venta y el trato con la gente, tener facilidad para explicar conceptos complicados con claridad, ser una persona con alta capacidad de organización y ser capaz gestionar conflictos, entre otros. Por ello, el curso de auxiliar de óptica también incluye un apartado sobre venta, en el que se enseña a vender, siguiendo actitudes positivas y potenciando la comunicación para asegurar el éxito.

Ha de quedar claro que este puesto es asistencial, sirve para asistir al optometrista, que es el especialista que puede prevenir, detectar y solucionar problemas oculares. La formación del auxiliar va encaminada a poder desarrollar todo el proceso de venta y asesoramiento, pero bajo ningún concepto podrá encargarse de prescribir correcciones.

Estudiar para ser Auxiliar de Óptica

CIM Formación es una escuela de formación profesional de reconocido prestigio en toda España que lleva varias décadas formando a decenas de miles de profesionales que trabajan a lo largo y ancho de toda la geografía española. Dentro de su amplia forma de cursos está el curso de auxiliar de óptica, un curso que se realiza 100% a distancia y que cuenta con la acreditación de una de las escuelas más prestigiosas del país.

Una de las ventajas del curso de auxiliar de óptica de CIM Formación es que todos los alumnos cuentan con el apoyo de un tutor personal con formación especializada en la optometría. Este tutor se encargará no solo de evaluar el trabajo realizado y de solucionar cualquier duda que   surja, sino que también da todo el apoyo que el alumno necesite para que este pueda superar el curso.

Bolsa de empleo

Otras de las ventajas que diferencia el curso de auxiliar de óptica de CIM Formación de todos los demás es que CIM, además de tener una bolsa de empleo exclusiva y gratuita para sus alumnos, es también Agencia de Colocación registrada en el Sistema Nacional de Empleo, por lo que trabaja junto al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y a las distintas Comunidades Autónomas para que sus alumnos encuentren trabajo con la mayor brevedad posible una vez hayan concluido su formación.

Y dado que la calidad de la formación obtenida en CIM es muy valorada por los empleadores, los alumnos cuentan con un respaldo importante de cara a la valoración que las empresas pueden hacer de su currículum.

Ver todos los artículos de Sanidad

Deja un comentario

45 comentarios