Qué es la terapia cráneosacral
terapia-craneosacral-biodinamica|terapia-craneosacral-biodinamica|tecnica-craneosacral-biodinamica

Qué es la terapia cráneosacral

La terapia cráneosacral es un tipo de terapia corporal integral que utiliza el tacto muy ligero para evaluar y facilitar el sistema cráneo-sacral. Está enfocada a corregir desequilibrios producidos en este sistema, es decir, en las membranas y el líquido que rodean y protegen el cerebro y la médula espinal.

Es una terapia basada en una visión holística del ser humano que integra los aspectos físico, emocional, mental y espiritual. Tiene como objetivo favorecer la salud y el bienestar del cuerpo, tratando a la persona como una globalidad funcional aunque centrándose en el óptimo funcionamiento del sistema nervioso central a través del ajuste de las “mareas” del líquido cefalorraquídeo.

La terapia cráneosacral se remonta a 1970 y fue desarrollada por el médico osteópata John Upledger bajo la premisa que todo el cuerpo responde a la actividad rítmica del sistema cráneosacral. Esta terapia se basa en un enfoque popularizado por el doctor William Sutherland, un osteópata de la década de 1900.

Terapia craneosacral biodinámica

En los últimos años, se ha desarrollado una corriente paralela que aplica los principios de la terapia craneosacral con una visión más filosófica, llamada terapia craneosacral biodinámica. La base de trabajo es la misma para ambas terapias.

Principios de la terapia craneosacral biodinámica

La terapia craneosacral biodinámica se basa en los siguientes cinco principios establecidos por el doctor Sutherland:

  1. La fluctuación del líquido cefalorraquídeo
  2. El movimiento inherente del sistema de membranas de tensión recíproca
  3. La motilidad del sistema nervioso
  4. La movilidad de los huesos craneales
  5. El movimiento involuntario del sacro entre los ilíacos

En qué consiste la terapia craneosacral

Las personas que reciben una sesión de este tipo se sitúan sobre la camilla. A partir de esta posición, el terapeuta utiliza su capacidad para establecer un estado de presencia llevando su mente a un estado de quietud, además de otros recursos propios, como parte fundamental de su trabajo.

Uno de los recursos que emplea el terapeuta es la conexión con su respiración primaria, que es el movimiento involuntario que el funcionamiento simultáneo que los cinco principios mencionados causan en el cuerpo.

Empleando un toque suave ajustado a cada cliente, el terapeuta está atento y receptivo durante el proceso con el fin de crear una atmósfera relacional terapéutica segura, de forma que se pueda desplegar el potencial de mejora y el conocimiento sobre lo que tiene que ocurrir para ir sintonizando con todo el cuerpo del cliente. Así el terapeuta es capaz de detectar restricción del movimiento de la respiración primaria manifestada en estancamientos de todos los líquidos del cuerpo. Con sus manos, el terapeuta impulsa el líquido para devolver a los tejidos la movilidad perdida.

Es importante destacar que el terapeuta que utiliza la terapia craneosacral biodinámica no impone ni coloca nada sobre el cuerpo de la persona. Tampoco fuerza al organismo del cliente, de modo que este no se verá a hacer algo para lo que no está preparado, es más, su propio sistema marca las directrices del proceso de recuperación y mejora.

Poco a poco, el cliente llega a estados de entendimiento y descanso profundo, además de alcanzar fácilmente la relajación y aumentar su capacidad de resiliencia, logrando así reconectar con más recursos propios.

Terapia craneosacral biodinámica

Problemas que pueden tratarse

La terapia cráneosacral puede ayudar a solucionar los siguientes problemas y afecciones:

  • Migrañas y dolores de cabeza.
  • Dolor crónico de cuello y espalda.
  • Trastornos del sistema nervioso.
  • Escoliosis.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Estrés y trastornos relacionados con el estrés.
  • Fibromialgia y otros trastornos del tejido conectivo.
  • Síndrome de la articulación temporomandibular.
  • Trastornos inmunitarios.

Beneficios de la terapia craneosacral

La terapia craneosacral biodinámica proporciona equilibrio, elimina desajustes y crea gran bienestar. Por eso el muy útil en el tratamiento de traumatismos en el cráneo como en el sacro, lo que es especialmente interesante para el tratamiento de secuelas de accidentes, operaciones o problemas tras un parto difícil.

Respecto a esto último, la terapia craneosacral biodinámica es muy útil para reconocer y tratar los desequilibrios craneales en los bebés y así prevenir problemas futuro.

La terapia craneosacral biodinámica también ayuda a tratar trastornos estructurales y articulares del cuerpo, trastornos hormonales, alteraciones del sistema nervioso y dolores de cabeza, entre otros muchos problemas de salud.

Si quieres aprender a aplicar esta técnica, puedes informarte sobre el curso de técnica craneo-sacral que impartimos en Barcelona, Murcia y Valencia o el curso de técnica craneosacral biodinámica impartido en Alicante.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario