Beneficios de la flexibilidad: por qué es importante entrenarla
Chica haciendo ejercicios de flexibilidad
Foto: LyfeFuel en Unsplash

Beneficios de la flexibilidad: por qué es importante entrenarla

Muchas de las personas que hacen ejercicio se centran en entrenar actividad aeróbica para mejorar su resistencia cardiovascular y quemar grasa. Muchas también entrenan con pesas para mantener el tejido muscular magro y desarrollar fuerza.

Estos son dos elementos importantes de un programa de acondicionamiento físico, pero todavía falta uno: el entrenamiento de la flexibilidad. En este artículo te contamos cuáles son los beneficios de entrenar la flexibilidad y por qué es tan importante.

Qué es la flexibilidad

La flexibilidad es la capacidad de un músculo o una articulación para moverse en toda su extensión. Los músculos y las articulaciones se vuelven más flexibles cuando se estiran regularmente. Los estiramientos aumentan la elasticidad de los músculos y las articulaciones, lo que les permite alargarse y volver a su forma original con más facilidad.

La flexibilidad es muy importante porque nos permite mover nuestro cuerpo en una amplia gama de movimientos. Esto aumenta nuestra capacidad para realizar actividades con la forma adecuada y también ayuda a prevenir lesiones. Cuando somos flexibles, nuestros músculos pueden trabajar en una mayor gama de movimientos, lo que conduce a un mejor rendimiento y una mejor función muscular. Además, la flexibilidad ayuda a mejorar la circulación y puede reducir los niveles de estrés.

Beneficios de entrenar la flexibilidad

Un buen programa de entrenamiento de la flexibilidad puede ofrecer muchos beneficios, como la mejora de la flexibilidad muscular, la mejora del rendimiento, el aumento de la amplitud de movimiento y la reducción de las agujetas. Al mejorar la flexibilidad, también puede ayudar a prevenir el dolor lumbar y a mejorar el rendimiento físico general

Por otra parte, entrenar la flexibilidad puede ayudar a prevenir lesiones, ya que la falta de flexibilidad es una causa común de problemas musculares y articulares. Tener un cuerpo flexible también se relaciona con un mejor rendimiento en muchas actividades físicas, puesto que los músculos rígidos dificultan el movimiento y reducen su amplitud de movimiento.

Además, el entrenamiento de flexibilidad también permite una mayor libertad de movimiento y una mejor postura. También favorece relajación física y mental, libera la tensión muscular y el dolor y promueve una mejor circulación.

Cómo obtener beneficios del entrenamiento de flexibilidad

Para obtener los mayores beneficios de este tipo de entrenamiento, es importante seguir algunos consejos clave. En primer lugar, hay que centrarse en estirar todos los grupos musculares principales, y no limitarse solo a los que se han trabajado en un entrenamiento.

En segundo lugar, es necesario analizar la forma de ejecución de cada estiramiento. Hay que centrarse en estirar o mover una articulación a través del rango completo de movimiento que le sea posible al cuerpo, con la máxima intensidad tolerable (sin excederse). El objetivo final es mejorar el rango de movimiento y la sensibilidad muscular.

En tercer lugar, ten en cuenta que para mantener la elasticidad muscular y articular es necesario trabajar ejercicios de estabilización, constantemente. Se trata de un trabajo mucho más global y funcional que se realiza con pesos corporales y sobre todo con nuestro propio peso.

En cuarto lugar, es importante que recuerdes que debes mantener cada estiramiento durante al menos 30 segundos para permitir que los músculos se relajen adecuadamente.

Por último, ten en cuenta que también puedes trabajar la flexibilidad en ejercicios dinámicos de movilidad. Estos puedes hacerlos incluso los días que no entrenes y a modo de calentamiento (estiramientos dinámicos). Si vas a trabajar ejercicios de flexibilidad estáticos, recuerda calentar bien antes de los estiramientos.

Flexibilidad y lesiones

La flexibilidad es la amplitud de movimiento de una determinada articulación o grupo de articulaciones. El entrenamiento de la flexibilidad está diseñado para mejorar la flexibilidad y ayudar a prevenir lesiones.

Existen muchos métodos diferentes de entrenamiento de la flexibilidad, y el mejor método para cada persona depende de sus objetivos y de su nivel actual de flexibilidad. Sin embargo, en general, todos los métodos de entrenamiento de la flexibilidad comparten algunos elementos comunes, como el estiramiento estático, el estiramiento dinámico y el estiramiento balístico.

El estiramiento estático es el tipo más usual de entrenamiento de la flexibilidad y consiste en alargar lentamente un músculo hasta su punto máximo y mantener esa posición durante un periodo de tiempo. El estiramiento dinámico es similar al estático, pero en lugar de mantener el estiramiento, el individuo se mueve a través de un rango de movimiento repetidamente. El estiramiento balístico es una forma más agresiva de estiramiento en la que el individuo rebota o se sacude en el estiramiento.

Los expertos debaten si el entrenamiento de la flexibilidad mejora realmente el rendimiento deportivo. Sin embargo, muchos deportistas consideran que el entrenamiento regular de la flexibilidad les ayuda a sentirse mejor y a prevenir lesiones. En última instancia, la decisión de incluir o no el entrenamiento de la flexibilidad en su rutina de ejercicios es personal.

Ver todos los artículos de Deporte y Fitness

Deja un comentario