Diferencia entre maullidos y ronroneos del gato
Gato apoyado sobre una superficie

Diferencia entre maullidos y ronroneos del gato

Los gatos no pueden mostrar sus emociones a través de expresiones faciales. Sin embargo, los gatos desarrollaron habilidades para comunicarse con el mundo que les rodea a través del lenguaje corporal, de maullidos y, como sabemos, también a través del ronroneo.

Hay diferencias específicas que definen el significado y el propósito de cada sonido producido por el felino, ya sea un maullido o ronroneo.

¿Por qué maúllan los gatos?

En general, el maullido del gato es una forma que utiliza para llamar la atención de su dueño y mostrar lo que siente. Para ello, el animal produce diferentes tipos y frecuencias de sonidos para describir lo que se siente. Algunos de ellos son:

  • Maullidos cortos: Normalmente, estos maullidos más cortos y puntuales, el gato los utiliza cuando responde a la llamada del propietario, cuando quiere orinar, salir a pasear o incluso cuando tiene hambre. También es común el uso de este tipo de maullido cuando se siente amenazado por un enemigo.
  • Maullidos débiles: Ese sonido casi inaudible que el gato hace con la boca ligeramente abierta es sólo una manera de reconocer a una persona. Por lo general, los gatos emiten ese sonido al volver a ver a su dueño el propietario después de unas pocas horas de separación.
  • Maullidos largos: Es bastante común que los gatos emitan sonidos más largos cuando están heridos, sintiendo dolor, o incluso en época de celo en el caso de las hembras. El sonido es más agudo y prolongado. También escucharás este maullido cuando los gatos quieren pedir algo, por ejemplo, que le pongas comida de inmediato.

Aunque destaquemos estos 3 tipos de maullidos, los gatos son capaces de producir 100 tipos de diferentes vocalizaciones para expresarse.

El ronroneo de los gatos

El ronroneo de un gato es un comportamiento presente desde las primeras semanas de vida del animal y es producido por la vibración de los músculos presentes en la laringe y en el diafragma de los felinos. Esta capacidad permite a los animales ronronear continuamente, tanto durante la inspiración y como en la espiración.

A lo largo de la evolución, es probable que el ronroneo haya aportado alguna ventaja selectiva a los gatos. La mayoría de los felinos producen unas vocalizaciones parecidas al ronroneo. Pero en los gatos domésticos el ronroneo se hace más evidente cuando una hembra está amamantando a sus gatitos o cuando los humanos proporcionamos contacto social a través de mimos, caricias, alimentación, etc.

Los investigadores todavía no entienden completamente cómo y por qué ronronean los gatos. Generalmente, se dice que los gatos ronronean cuando están felices, pero ya se sabe que también pueden producir ese sonido cuando están magullados, enfadados, molestos, o incluso asustados.

Algunos creen que el ronroneo está ligado al sistema cardiovascular e incluso que ha sido un aspecto evolutivo importante para la selección de los gatos a lo largo de los siglos, tal y como sugiere un estudio publicado por la revista Scientific American. En este estudio se señala que el ronroneo puede mejorar la densidad ósea y favorecer la auto-curación en estos animales, en casos de heridas, lesiones, debilidad o enfermedad.

Además, debido a que los gatos han evolucionado para conservar energía durante largos períodos de reposo, es posible que el ronroneo sea una forma que tienen los gatos para estimular los músculos y los huesos sin gastar mucha energía.

El ronroneo ayuda a cicatrizar

Los científicos han demostrado que los gatos producen el ronroneo a través de la vibración intermitente de la laringe y de los músculos diafragmáticos . Los gatos ronronean durante la inspiración y la espiración con un patrón constante y a una frecuencia que oscila entre los 25 y 150 Hz.

Varios investigadores han demostrado además que los sonidos con frecuencias en este rango pueden mejorar la densidad ósea y estimular la cicatrización de heridas.

La asociación entre ronroneos en este rango de bajas frecuencias y una mejoría en la cicatrización de los huesos y tejidos blandos puede ser de gran ayuda para algunos humanos. La pérdida de densidad ósea y la atrofia muscular, por ejemplo, son una seria preocupación para los astronautas que pasan largos períodos de tiempo en gravedad cero.

Su sistema musculoesquelético no experimenta la tensión normal de la actividad física, incluyendo rutinas como estar de pie o sentado, que requieren de cierta fuerza para el control de la postura.

Debido a que los gatos se han adaptado a conservar su energía a través de largos períodos de descanso y sueño, es posible que el ronroneo sea un mecanismo que estimula la reparación de músculos y huesos sin un gasto energético muy elevado, que también te ahorra visitas recurrentes al veterinario.

La alta capacidad de recuperación del gato ha facilitado la creencia de que los gatos tienen “siete vidas” y una leyenda sostiene que “los gatos son capaces de volver a recolocar sus huesos en su sitio” sin ayuda veterinaria. El ronroneo podría ser la clave para explicar estos mitos felinos. La domesticación y cría de gatos de compañía tuvo lugar hace relativamente poco en comparación con otros animales domésticos y especies domesticadas, por lo tanto, los gatos no muestran tantas anormalidades musculares y óseas como el perro.

Tal vez el ronroneo de los gatos ayude a aliviar las condiciones de displasia u osteoporosis que son más comunes en los cánidos . Aunque es tentador afirmar que los gatos ronronean porque son felices, es más plausible que el ronroneo del gato es un medio de comunicación y una fuente potencial de autocuración.

Ver todos los artículos de Veterinaria

Deja un comentario