Principales lesiones osteopáticas de la columna dorsal

En la columna dorsal se pueden encontrar lesiones simples, es decir en flexión o en extensión bilateral, y lesiones complejas o mixtas. Una lesión osteopática o disfunción somática corresponde a una disparidad de movilidad de un elemento conjunto.

Esta disfunción se caracteriza por una restricción de la movilidad, por lo general dolorosa, en uno o varios de los parámetros fisiológicos de movimiento.

Principales lesiones osteopáticas de la columna dorsal 1

Lesiones osteopáticas simples

Las lesiones simples son bilaterales y cursan sin asociarse factores de inclinación lateral ni rotación. A la palpación en presencia de lesiones simples se puede constatar lo siguiente:

En la lesión en flexión simple de una vértebra dorsal

  • La apófisis espinosa se aproxima a la suprayacente,  se aleja de la subyacente y está prominente.
  • El espacio interespinoso suprayacente se reduce y el subyacente aumenta.
  • El ligamento supraespinoso está tenso a la presión.
  • El ligamento interespinoso del espacio subyacente está sensible a la presión.
  • La vértebra adopta una posición anterior.
  • El disco intervertebral se comprime por delante y se protuye posteriormente.
  • Los ángulos costales posteriores están elevados (parecen más salientes).

En la lesión en extensión simple de una vértebra dorsal

  • La apófisis espinosa se aproxima a la subyacente, se aleja de la suprayacente y está menos prominente.
  • El espacio interespinoso suprayacente aumenta y el subyacente se reduce.
  • El ligamento supraespinoso está sensible a la presión.
  • El ligamento interespinoso del espacio suprayacente está tenso.
  • La vértebra adopta una posición posterior.
  • El disco intervertebral se comprime por detrás y se protuye anteriormente.
  • Los ángulos costales posteriores están descendidos (parecen borrados).

Por otra parte, el diagnóstico diferencial entre una lesión en flexión simple y una lesión en extensión simple se realiza por el estudio de la movilidad articular:

En la lesión en flexión simple de una vértebra dorsal

  • Durante la flexión el gran espacio interespinoso subyacente aumenta y el pequeño espacio interespinoso suprayacente aumenta.
  • Durante la extensión el pequeño espacio suprayacente disminuye y el gran espacio subyacente se reduce poco o nada.

En la lesión en extensión de una vértebra dorsal

  • Durante la flexión el gran espacio interespinoso suprayacente aumenta y el pequeño espacio interespinoso subyacente aumenta poco o nada.
  • Durante la extensión el gran espacio interespinoso suprayacente disminuye y el pequeño espacio interespinoso subyacente disminuye.
  • Durante la inspiración, la columna se endereza, rectificándose las curvaturas vertebrales anteroposteriores y principalmente la dorsal. La columna dorsal realiza una extensión vertebral.
  • Durante la espiración, las curvaturas vertebrales anteroposteriores, en especial la dorsal, se incrementan. La columna lumbar efectúa una flexión vertebral. La normalización de una lesión vertebral dorsal en flexión, se efectúa en inspiración, mediante contacto directo sobre la vértebra en lesión.
  • La normalización de una lesión vertebral dorsal en extensión, se efectúa en espiración, aplicando el punto de contacto sobre la vértebra subyacente a la de la lesión.

Lesiones osteopáticas complejas

En las lesiones vertebrales complejas  intervienen una asociación de los movimientos de flexión o extensión, inclinación lateral y rotación.

En la lesión del tipo FLR (flexión – inclinación lateral – rotación hacia la convexidad, siguiendo la primera regla  de Fryette)

  • En la convexidad el ángulo costal posterior parece más saliente y posterior que el contralateral. Debido a que la rotación de los cuerpos vertebrales se
    produce hacia la convexidad. El arco costal posterior está más elevado, que el del lado opuesto.
  • En la concavidad el ángulo costal posterior parece borrado en relación con el del lado opuesto. El arco costal posterior está más inferior que el contralateral.

Debido a que la inclinación lateral se produce hacia la concavidad, porque la lateroflexión y la rotación son contrarias. Las lesiones del tipo FLR son las que más frecuentemente se encuentran en la columna dorsal, este tipo de lesión suele ser de grupo.

En la lesión del tipo ELR (extensión – inclinación lateral – rotación,  siguiendo la segunda regla  de Fryette)

  • En la convexidad el ángulo costal posterior parece borrado, en relación con el lado contrario. Debido a que la rotación se produce hacia la concavidad. El arco costal posterior está más elevado que el contralateral.
  • En la concavidad el ángulo costal posterior parece más prominente y posterior, que el contralateral. El arco costal posterior está más inferior, que el del lado opuesto. Debido a que la inclinación lateral se produce hacia la concavidad. La lateroflexión y la rotación son del mismo lado.

La lesión del tipo ELR es más rara que la del tipo FLR. Se debe a cambios en las curvaturas cervical, dorsal y lumbar, así como a las extremidades cervical y lumbar de una escoliosis. Cuando existe es frecuentemente aislada y se localiza generalmente en vértebra D4. Además, las lesiones aisladas en ELR suelen ser más graves, siendo conveniente normalizarlas en  primer lugar.

Autor: Eva R.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…