Efectos del trabajo de la movilidad sobre articulaciones y músculos
inmovilidad|musculo normal vs musculo atrofiado|inmovilidad muscular

Efectos del trabajo de la movilidad sobre articulaciones y músculos

La movilidad se define como la amplitud de oscilación de la articulación dentro de los límites naturales. Está condicionada por factores anatómicos y biomecánicos determinados por la movilidad articular y la extensibilidad muscular.

Junto a estos, intervienen también factores bioquímicos y neurofisiológicos que incluyen el tono muscular y la capacidad de relajación de la musculatura.

Asimismo, la movilidad está condicionada por múltiples circunstancias y situaciones como el nerviosismo, la temperatura, la hora del día, la edad, el sexo, algunas enfermedades degenerativas, neurológicas e inflamatorias, la condición física y la morfología.

Los límites naturales de la movilidad vienen determinados por el tipo de movimiento. El movimiento activo permite encontrar el límite fisiológico y el movimiento pasivo el límite anatómico.

La osteopatía tiene como objetivo movilizar las articulaciones, realinear los huesos y liberar la tensión, el desequilibrio y la tensión de los tejidos blandos. De ahí que hablar de movilidad en osteopatía sea un concepto básico. De hecho, antes de aplicar casi cualquier tratamiento se aplica un test de movilidad concreto.

En este sentido, es importante recordar que la especialidad de los osteópatas es observar cómo las distintas partes interactúan y se afectan entre sí. En particular, cómo el sistema músculo-esquelético afecta el dolor, la movilidad, el sistema nervioso y los órganos, y viceversa.

Efectos de la inmovilidad sobre el aparato locomotor

La inmovilidad, o sea, la ausencia de movimiento, es una situación totalmente indeseable, ya que puede provocar algunos cambios degenerativos en los diferentes componentes del aparato locomotor, es decir, huesos, articulaciones y músculos.

La falta de movimiento, sobre todo la provocada por el decúbito, ocasionará una disminución de la acción axial de la fuerza de la gravedad sobre los huesos que influirá en su metabolismo descompensando las reacciones de osteolisis y ostegénesis favoreciendo a la primera, pudiéndonos encontrar con casos de descalcificación.

Las articulaciones que por diferentes motivos se ven afectadas por la inmovilidad, verán mermada notablemente la imbibición. Sabemos que los cartílagos articulares se nutren gracias al proceso llamado de imbibición, mediante el cual el líquido sinovial sale de su receptáculo en la membrana sinovial depositándose sobre las superficies articulares, alimentando y lubricando al cartílago. Como cualquier otro tejido, el cartílago hialino al disminuir de manera importante su nutrición, entrará en un proceso degenerativo que puede acabar en el debut de la artrosis.

El músculo que no se contrae se atrofia. La atrofia muscular se caracteriza por una disminución rápida del diámetro medio de las fibras.

Como consecuencia de la atrofia, se producirá también una disminución de la fuerza. La inmovilidad total provocará una pérdida de fuerza de más de un 10% al tercer día, más de un 20 % a partir del séptimo, un 25% tras 15 días y, más de un 30% después del primer mes.

Efectos del trabajo de la movilidad sobre articulaciones y músculosmusculo normal vs musculo atrofiado

El objetivo de una articulación es el movimiento. Si una articulación no se mueve correctamente, no funciona correctamente. Y si no funciona correctamente, comenzará a desgastarse y provocará más dolor y debilidad antes de lo que lo haría de otra manera.

El aparato locomotor está diseñado básicamente para generar movimiento, así que para tenerlo en buenas condiciones, será interesante moverse. El movimiento, ya sea el producido por el desarrollo de las actividades cotidianas o el provocado por el ejercicio tiene una serie de efectos saludables para articulaciones y músculos.

En las articulaciones, la movilidad favorecerá la salida del líquido sinovial y  su deposición sobre las superficies articulares, nutriendo y lubricando los cartílagos articulares y trabajará los medios de unión extendiéndolos y elastificándolos.

Movilización pasiva y activa

La movilización pasiva estira, extiende y alarga la musculatura, ejercitando tanto sus componentes pasivos como activos. La movilización activa se produce gracias a la contracción muscular por lo que evitará la atrofia y, en algunos casos, promoverá el desarrollo del grosor de las fibras musculares.

Es importante tener en cuenta que la técnica de movilización ayuda a muchos pacientes a recuperar su capacidad de movimiento de las lesiones. La técnica de movilización es una técnica  que se utiliza en la articulación para controlar la disfunción muscular.

La movilización es la técnica de tratamiento en la que el osteópata aplica una fuerza para imitar el deslizamiento que se produce entre los huesos. Es un movimiento pasivo, cuyo objetivo es producir un deslizamiento o deslizamiento. Las movilizaciones generalmente se completan a baja velocidad, a veces con oscilaciones e incluso con un “agarre” o estiramiento. Las manipulaciones son técnicas o empujes más agresivos  de alta velocidad.  Esta ocurren muy rápido y al final del juego articular posible.

Las movilizaciones se utilizan para restaurar el juego articular que se ha perdido debido a una lesión o enfermedad. Por ejemplo, para que una persona pueda dar una patada con su pierna debe haber suficiente juego articular o libertad para que la tibia se mueva sobre el fémur. Por lo tanto, las movilizaciones se utilizan cuando falta rango de movimiento o movilidad.

Además, las oscilaciones suaves dentro del rango de juego articular disponible es una técnica utilizada para disminuir el dolor. Las manipulaciones son movimientos rápidos que ocurren más allá del rango de juego articular disponible. El propósito de las manipulaciones es, por tanto, aumentar el rango disponible si no está completo. En segundo lugar, se realizan manipulaciones para romper las adherencias que interrumpen el movimiento de las articulaciones.

Si se realizan correctamente, las movilizaciones pueden ayudar a reducir el dolor y restaurar el juego articular, que es fundamental para la movilidad normal. Además, las manipulaciones son beneficiosas para liberar adherencias.

Entrenamiento de la movilidad: ¿funciona?

Cada articulación tiene un propósito, ya sea para ser móvil y permitir un rango de movimiento libre o si es estable y nos permite controlar ese movimiento. Habiendo dicho eso, cada articulación necesita tener cierto grado de movilidad y cierto grado de estabilidad para funcionar de manera óptima. Como tal, cuando buscamos incorporar algún entrenamiento de movilidad, debemos considerar las necesidades de entrenamiento primarias de la articulación.

Muchos de los problemas que ven los osteópatas tienen que ver con la función articular y cómo la articulación no se mueve correctamente, lo que conduce a una disfunción articular en esa articulación o en una articulación adyacente. Este concepto simple ha llevado a un enfoque simple para comenzar a abordar la disfunción y restaurar el movimiento normal a través de ejercicios correctivos, preferiblemente diarios.

Y es que la movilidad, o sea usa o se pierde. Por eso la mejor manera de mantener la movilidad  es a través del ejercicio. Pero para quienes ya han perdido una gran cantidad de movilidad, entonces tendrán que trabajar específicamente para recuperar. En este caso, el ejercicio por sí solo no suele ser suficiente, incluso aunque se incluyan actividades de movilización articular concreta y estiramiento. Esto está bien, por supuesto, pero para mucho no será suficiente.

Esto se debe a que la falta de movilidad no suele ser un  problema de rango de movimiento, sino más bien, un problema de estabilidad. El sistema nervioso central percibe la inestabilidad como una amenaza, por lo que, de manera protectora, cierra el rango de movimiento para que no pueda causar ningún daño. Es decir,  la causa subyacente de la movilidad limitada es neurológica. ¿Qué hacer entonces? Acudir a un osteópata para que ayude a aumentar eficazmente la movilidad es una buena idea.

Ver todos los artículos de Salud y Bienestar

Deja un comentario