6 Cursos de Quiromasaje / Masaje en Barcelona

El quiromasaje se enmarca dentro del área de bienestar, que es una parte cada vez más importante dentro de los gastos habituales de las personas. Es evidente que nos preocupamos más por nuestra imagen y, por ello, buscamos aquellas actividades que no sólo nos ofrezcan una mejora física, sino también mental.

Está demostrado, a través de diferentes estudios, que el masaje alivia el estrés, mejora algunos dolores, reduce la inflamación e incluso fortalece el sistema inmunitario. Por ello, el quiromasaje vive una oportunidad única para diferenciarse como un servicio de calidad que realmente ayuda a mejorar la vida.

Pero, además, en Barcelona y en Cataluña, el quiromasaje cuenta con múltiples posibilidades gracias a sus atractivos, tanto de interior como de costa. El masaje, asociado a la industria del bienestar, se convierte en una pieza clave para aquellas personas que viajan no sólo para conocer, sino para disfrutar de una experiencia relajante y tranquila.

Sólo Barcelona recibe más de 4 millones de turistas por año, así que las oportunidades son infinitas. El quiromasaje, junto a todas sus acepciones y diferentes técnicas complementarias tiene un gran futuro profesional, y no sólo durante la temporada estival, sino durante todo el año.

Cursos de masaje en Barcelona

El trabajo de un masajista consiste en ayudarse de sus propias manos, pero para poder mantener una mejora constante, es preciso seguir aprendiendo técnicas y aplicaciones terapéuticas avanzadas. 

Además del curso básico de Quiromasaje, en el que te enseñaremos las principales técnicas de masaje, ofrecemos programas de especialización y de mejora de las habilidades manuales. El uso de los vendajes neuromusculares y del masaje reductor anticelulítico, pueden abrirte paso a un nivel superior de tu categoría profesional.

Este aprendizaje te permitirá trabajar tanto por cuenta propia como en hoteles, gabinetes de salud, spa o centros de alto rendimiento. 

 

Preguntas frecuentes

El precio de los cursos de masaje depende del número de horas del mismo y de los complementos que se utilicen.

Hay que diferenciar de los cursos básicos, que están destinados a aprender o profundizar en la profesión, de los específicos, que están dirigidos a conocer una nueva técnica complementaria. Estos últimos son más baratos, porque son más cortos y se presupone que el alumno ya cuenta con unos conocimientos altos, por lo que el trabajo del docente no es tan grande.

Para ser quiromasajista o masajista, en primer lugar hay que formarse. Actualmente no existe una regulación respecto a esta formación, pero ello no es obstáculo para trabajar en la profesión. 

Una vez finalizada la formación, puedes comenzar a trabajar por cuenta ajena o propia, para lo que necesistarás convertirte en autónomo utilizando el epígrafe de actividad 839 u 841, con el que Hacienda identifica a los masajistas y a los naturópatas, respectivamente.

Opiniones de nuestros alumnos

Buen curso para adentrarse en las técnicas manuales

Hace 7 meses

Joan Lupiañs