Opciones para montar una peluquería canina

Una vez finalizada la formación de peluquería canina es normal que empieces a pensar dónde puedes trabajar y desempeñar tus habilidades profesionales. Si decides montar un negocio por tu cuenta, debes leer este artículo en el que explicamos los pasos para darse de alta y trabajar como peluquero canino.

Además, a continuación exponemos diferentes versiones del mismo empleo o negocio, para que cada uno, en función de sus necesidades profesionales, personales y económicas, decida cuál se ajusta más a su modo de vida.

Centros de peluquería canina

Interior de tienda peluquería canina

Estas peluquerías caninas son las más frecuentes y conocidas. Esta opción da trabajo a peluqueros caninos tanto por cuenta propia como por cuenta ajena.

Suelen ubicarse en un local comercial e ir acompañadas de tienda de accesorios y/o alimentación para animales. El desembolso es importante, no solo por el equipo profesional, sino por la compra o alquiler del local y también por el acondicionamiento del mismo.

Es interesante si se sitúa en una zona bien comunicada y de cierta estrategia comercial, ya que puede ayudarnos a captar clientes potenciales. Por ejemplo, cerca de una zona de paseo de mascotas, como un parque.

Peluquería canina móvil

Peluquería canina móvil furgoneta

Este es un servicio de peluquería que puede atender al perro en la puerta de su casa. Se trata de furgonetas, furgones, autocaravanas, etc., perfectamente preparadas en su interior para atender a cualquier raza de perro. Poseen desde aire acondicionado hasta mesa de peluquería, pasando por bañera con agua caliente y electricidad suministrada por baterías.

Esto facilita el trabajo del peluquero y la accesibilidad a los clientes. Es más habitual encontrar este tipo de negocio en zonas con difícil comunicación y poblaciones pequeñas, donde no se justifica la inversión en un local comercial.

Por el contrario, puede encarecer el precio final de nuestro trabajo pues el coste del combustible y el mantenimiento del vehículo para los desplazamientos debe verse reflejado de algún modo en el precio final de nuestros honorarios.

Peluquería canina a domicilio

En este caso, el profesional trabaja de forma autónoma y se desplaza al domicilio del perro. Suele ser la más cómoda para el perro, pues se encuentra en un entorno conocido, lo que disminuye su estrés.

Por el contrario, el peluquero deberá tener un equipo portátil para trasportar (mesa y maletín) y en ocasiones trabajar en espacios reducidos o prescindir de algunas herramientas (como jaulas de secado…). Por supuesto, el coste de nuestros servicios deberá compensar los gastos derivados del desplazamiento.

Autor: CIM Formación

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ellos confían en nosotros…